No es lo mismo

Publicado en: Generación Red (01.08.2007)

“No es lo mismo basta o va a estar
ni es lo mismo, decir, opinar, imponer o mandar
las listas negras, las manos blancas… (verás)…”
Alejandro Sanz

Cuando desde ciertos sectores progresistas (mucho de ellos anclados en el siglo pasado) se cuestiona a toda la política norteamericana por imperialista y peligrosa se comete un grave error. Gravísimo. No es lo mismo, por ejemplo, que las próximas elecciones a la presidencia de los Estados Unidos de América las ganen los demócratas o los republicanos. No hubiera sido lo mismo que las ganara Al Gore a George Bush, como finalmente sucedió por un puñado de votos, varios recuentos incompletos y una discutible decisión final de . Resulta sorprendente -intelectual y políticamente- recordar y advertir que no es lo mismo, no, quien gane. Tampoco en Estados Unidos.

El maniqueísmo simplista, el prejuicio ideológico y el cliché estético tienen atenazados de tópicos a muchas voluntades y opiniones. Necesitamos romper con el antiamericanismo latente que está en el sustrato de demasiados análisis y posiciones. Es intolerable, desde una perspectiva democrática (y mucho más desde una posición progresista), poner en el mismo saco a todos por el hecho de ser, simplemente, norteamericanos.

No es lo mismo para el planeta y el futuro sostenible, por ejemplo. Esta misma semana he recibido un mail directo de Howard Dean. Sí, el mismo que hace cuatro años revolucionara la campaña electoral de las primarias demócratas con una innovadora estrategia en Internet dirigida por Joe Trippi. Dean movilizó -¡despertó!- a las bases demócratas y las permeabilizó con el amplísimo y potente tejido de redes sociales progresistas que se han revitalizado con el uso de las nuevas tecnologías. Dean ganó un lugar en la historia de la comunicación política pero perdió frente a John Kerry las primarias decisivas. Dos años después, el Partido Demócrata se encomendó a su liderazgo dada su probada capacidad política y organizativa para movilizar y articular campañas. Hoy es el presidente del Partido Demócrata. Su táctica de atacar en todos los estados (incluso en los que no habían posibilidades electorales para conseguir un escaño) fue un éxito total que permitió la importantísima victoria demócrata el pasado noviembre. Por eso hoy, por ejemplo, Nancy Pelosi es la presidenta de la Cámara de los Representantes.

Howard Dean me ha escrito (no es ningún mérito personal o influencia política, sencillamente me apunté a una lista de distribución del Partido Demócrata) para explicarme los compromisos medioambientales de su partido y el apoyo que ofrece a la campaña global que impulsa Al Gore. Me dice que Nancy Pelosi, Harry Reid y él mismo se han comprometido por escrito a:

1. Exigir que EEUU se adhiera dentro de los próximos 2 años a un tratado internacional para reducir (en un 90% en los países desarrollados y en más de un 50% en todo el mundo) los gases que causan el calentamiento global, a tiempo para que la próxima generación herede un planeta saludable;

2. Actuar personalmente para ayudar a solucionar la crisis climática reduciendo tanto como puedan su propia generación de CO2 y compensando el resto para volverse “neutro en emisiones de carbono”;

3. Luchar por una moratoria en la construcción de cualquier planta energética nueva que queme carbón sin capacidad para atrapar y almacenar en forma segura el CO2;

4. Aumentar drásticamente la eficiencia energética de su hogar, trabajo, escuela, lugar de culto y medio de transporte;

5. Luchar por leyes y políticas que amplíen el uso de las fuentes de energía renovable y reduzcan la dependencia del petróleo y del carbón;

6. Plantar árboles nuevos y unirse a otros en la preservación y protección de los bosques;

7. Comprar a empresas y apoyar a los líderes que compartan su compromiso para solucionar la crisis climática y construir un mundo sustentable, justo y próspero para el siglo XXI.

No es lo mismo, ¿verdad?. En su mail, afirma: “A pesar de la oposición de Bush, hemos ganado el debate. Como Al Gore dijo durante los recientes conciertos Live Earth, a nosotros ahora se nos presenta una elección: ¿Aprovecharemos esta oportunidad sin precedente para organizar un movimiento global que dure más allá de los conciertos? o ¿dejaremos pasar el momento?”

Comparto sus preguntas.

http://www.liveearthpledge.org/espanol.php

Etiquetas: , ,