La sanidad pública en la sala de Emergencias

Publicado en: Diario Siglo21 (16.08.2007) (versión pdf)

El polémico documental Sicko, de Michael Moore, ha puesto la sanidad pública norteamericana en el centro del debate de las Elecciones USA 2008. La comparación crítica del sistema médico norteamericano con el cubano ha sido una buena promoción.  La reacción agresiva de los sectores más conservadores ha desatado una gran polémica, a la que se añade la investigación del Departamento del Tesoro contra Moore por su viaje a Cuba. El director, ganador de un Oscar en 2003 por Bowling for Columbine, se defiende de las críticas alegando su derecho a la libertad de información y ha roto el cerco político y mediático que los conservadores han lanzado sobre él y su film con una inteligente campaña en YouTube que promueve la conversación y participación on line sobre el sistema sanitario norteamericano.

Pero, aunque moleste lo que se cuenta, y el revuelo mediático sobre Moore pueda acabar desviando la atención sobre lo fundamental, lo cierto es que el diagnóstico de la salud pública en los USA, y en especial en lo que se refiere a la población hispana, es de pronóstico reservado. La sanidad pública está en estado de shock y en la sala de emergencias.

Los datos son abrumadores:

1. Estados Unidos es el país más rico del mundo, pero ocupa el puesto 21 en esperanza de vida entre los 30 países más desarrollados.

2. El sistema de asistencia sanitaria de Estados Unidos ocupa el lugar 37 del mundo, por detrás de Colombia y Portugal, según el ranking que la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece en el Informe 2000 sobre la salud en el mundo, basado en evaluaciones objetivas de los resultados médicos.

3. Estados Unidos se encuentra en el lugar 26 del mundo en mortalidad infantil, según el informe sobre el Estado Mundial de las Madres 2007 de Save the Children.

4. Estados Unidos tiene menos médicos, enfermeras y camas de hospital per cápita que la media  de los países de la OCDE.

5. El veintidós por ciento de los estadounidenses dicen que la asistencia sanitaria es el problema más candente. El cuidado médico se ha convertido en la principal preocupación ciudadana por encima de las dificultades para pagar el alquiler o la hipoteca, ser víctima de un ataque terrorista o de un crimen violento, perder el trabajo o el dinero en la bolsa.

6. Un estudio de Consumer Reports descubrió que en el 2003 el 16% de la población estadounidense, unos 45 millones, carece de seguro médico, y que otro 24% viven con un seguro de salud mínimo que apenas cubre sus necesidades médicas y no les permite pagar gastos médicos importantes. En total, el 49% de los  encuestados dijeron que estaban “poco” o “nada” preparados para pagar una emergencia médica costosa en el próximo año.

Por ejemplo, entre 2001 y 2005, el número de personas sin seguro sanitario ha aumentado el 16,6 por ciento. Los costes son insoportables para los más pobres: la prima media de un seguro sanitario familiar de cuatro personas supera los ingresos anuales de un obrero con salario mínimo a tiempo completo.

7. Los hispanos que residen en Estados Unidos son el colectivo que menos seguro médico tiene. Uno de cada tres latinos está desprovisto de esta cobertura básica, la tasa más alta respecto a cualquier otra minoría, según informa la organización no lucrativa Communications Careers For Latinos

8. Y un estudio, divulgado por la revista American Journal of Public Health, revela la mala salud de los hispanos nacidos en Estados Unidos que es incluso peor que la de los que llegan de los países de América Latina. Según la investigación, los hispanos nacidos en Estados Unidos sufren una mayor incidencia de diabetes, alta presión sanguínea y problemas de colesterol.

Una mezcla de problemas culturales y económicos, junto con la falta de información sobre sus derechos y el temor de que la asistencia sanitaria pueda agudizar los problemas legales y migratorios, convierte a los hispanos en uno de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.

La sanidad será decisiva en las Elecciones USA 2008
En la próxima campaña presidencial  la sanidad y la salud públicas van a estar en el centro del debate entre los candidatos demócratas y republicanos. Para favorecer el conocimiento de las propuestas de cada candidatura política se ha creado Health08.org, una web patrocinada por La Fundación de la Familia de Kaiser  que aspira a convertirse en el referente mediático y electoral de la campaña en relación a los temas de salud y sanidad. El site está centrado en recoger las propuestas electorales, compararlas, analizarlas y ofrecer una guía para el elector que esté preocupado por los temas de salud pública y quiera evaluar a los candidatos de manera rigurosa. El próximo voto decidirá la salud de los Estados Unidos y nuestra salud.

Documentos de interés:
Número de Habitantes por Médico en cada país del mundo (infográfico)
Fuente: Alvy (Microsiervos)

El dinero no te puede comprar amor, ni desarrollo

Fuente: Martin Varsavsky

Etiquetas: , ,