Rodríguez como Smith

Publicado en: Diario Siglo21 (28.11.2007) (versión pdf)

Nunca como ahora los ciudadanos y ciudadanas de origen hispano han tenido un peso específico tan significativo en el desarrollo de las campañas electorales americanas. Algo está cambiando y es momento de aprovechar las oportunidades en beneficio propio y en de los Estados Unidos, el país de acogida.

Comparando la participación en las elecciones presidenciales americanas del año 2000 con  la de 2004, observamos que el voto de los ciudadanos hispanoamericanos aumentó considerablemente en relación a la progresión del voto por parte de otros colectivos. Cuatro años más tarde, los potenciales votantes de origen hispano han aumentado, aunque parece que no lo hace así la concienciación sobre la importancia que tiene ejercer su derecho más básico como ciudadanos: el voto.

La constatación de su fuerza e influencia como colectivo, en el ámbito de lo social, de la política, de su día a día, sólo podrá manifestarse a través de las urnas y son muchos (entidades, asociaciones…ciudadanos) los que intentan despertar a aquel Gigante (en referencia a las manifestaciones masivas populares de mayo de 2006) que un día hizo oir su voz. Organizaciones hispanas por todo el país promueven off y online la participación en los próximos comicios.  “Ve y vota” es el lema de una nueva iniciativa para fomentar el voto hispano, impulsada por el Consejo Nacional de la Raza (NCLR), Univisión y la empresa Impremedia que publica el diario La Prensa (Nueva York), entre otros. Ponen todo su empeño y sus recursos  para impulsar un voto masivo que iguale su poder numérico con su poder político; su presencia en la sociedad con la presencia de su voz en los órganos decisorios del país. Presencia que se constata con el hecho de que, por primera vez, dos apellidos de origen hispano: Rodríguez y García aparecen en la lista de los diez apellidos más comunes en Estados Unidos (Smith, Johnson, Williams, Brown, Jones, Miller, Davis, García, Rodríguez y Wilson).

Los distintos candidatos se dirigen a la comunidad hispana en busca de un apoyo que puede ser decisivo. Hillary Clinton, en el marco de las celebraciones del Mes de la Herencia Hispana (del pasado mes de septiembre), alentaba a la comunidad latina a registrarse para votar en las próximas elecciones presidenciales destacando “las contribuciones que los hispanos realizan todos los días”, en “un esfuerzo por construir” una gran nación. Lleva a cabo aproximaciones estratégicas, como la designación de Adriano Espaillat, de origen dominicano, como coordinador del Comité Nacional de Campaña para los dominico-americanos, en un claro movimiento para ganar el apoyo del numeroso colectivo que reside en Estados Unidos.

También se acerca al colectivo de artistas latinos que, el 8 de noviembre desfilaron en la 8a Entrega Anual de los Latin Grammy, transmitida por Univision, y que logró una audiencia récord de 12.6 millones. Este evento de la historia musical latina se consolida así como uno de los más importantes en Estados Unidos. El programa fue número uno en Los Ángeles, Nueva York, Houston, Miami, Dallas…sin importar la barrera del idioma que, por otro lado, fue motivo de orgullo y reivindicación para artistas como Ricky Martin que defendió el uso del español como lengua propia, para preservar las raíces y la cultura latina. Quedaba atrás la reivindicación de Juanes en 2003 cuando apareció con una camiseta que decía: “Se habla español“, en respuesta a la negativa de presentar los premios en este idioma. Una demostración de la riqueza latina no sólo en el ámbito musical.

El colectivo hispano de Estados Unidos ejerce una influencia creciente en la cultura del país, donde se consolida como un mercado muy codiciado por los medios estadounidenses; aumenta demográficamente a un ritmo superior al de otros grupos en Estados Unidos; configura uno de los motores más importantes de la economía, donde su espíritu emprendedor hace que los empresarios hispanos crezcan más rápido que otros (en 2008 se prevé que haya más de 470 mil empresas propiedad de hispanos). Tienen un idioma propio hablado por millones de personas en todo el mundo que poco tiene que envidiar al inglés. El jefe de la CNN en español, de origen puertorriqueño, destacaba la calidad de estos informativos en comparación con sus homólogos en inglés y hablaba de la importancia del español neutro en el ámbito de las noticias internacionales.

La batalla por nuevas y mejores oportunidades en la sociedad norteamericana, por un futuro digno que plante cara a movimientos anti-inmigrantes, racistas… que debilitan la economía y atacan los derechos básicos de todos los ciudadanos, se gana en las urnas. Este es el momento de decidir por uno mismo…

Etiquetas: , , ,