Michelle, la primera aliada

Publicado en: Revista Marie Claire (19.12.2008) (versión pdf)

Michelle Lavaughn Robinson, que revisa todos los discursos de Obama, no a va ser una Primera Dama pasiva. Más bien será la primera aliada de su marido en la vida pública que han aceptado para ellos y su familia. Su carácter, su formación, su compromiso y su proyección política la convierten en una aliada imprescindible para el presidente electo y para su nuevo equipo, Hillary incluida.  La “roca” de la pareja, según Barack, defenderá su protagonismo, con la misma fuerza que protegerá su privacidad.

Michelle habitará, el próximo día 20 de enero, su nueva casa en la Avenida Pennsylvania 1600. La Casa Blanca, que fue construida por esclavos negros, será la nueva residencia de la protagonista de una  historia familiar que comienza -paradójicamente- en 1850, en una plantación de arroz, donde su tatarabuelo, Jim, nació y creció como esclavo hasta los 11 años.

Tiene la clase de Jackie Kennedy, la inteligencia de Hillary Clinton y la profesionalidad de Laura Bush. Pero Michelle no va a heredar ningún estilo anterior, superando, con creces las expectativas que hay sobre ella. Cuando la vimos en la Convención Demócrata de Denver, presentando a su marido, sedujo con el corazón y convenció con la cabeza. Tiene una personalidad magnética y una gran fortaleza. Será una extraordinaria aliada para el proyecto de cambio político que representa el 44 presidente de los Estados Unidos.

Alice Malsenior Walker, la primera mujer negra que ganó el Premio Pulitzer por su obra “El color púrpura”, afirma que la presencia de la nueva familia en la Casa Blanca, con su pasado de humillación y esclavitud, representa “una gran victoria del espíritu”. No le falta razón. La “roca” será, también, el “alma” de la Casa.

Documentos de interés:
El Club de las primeras esposas
Fuente: Revista Marie Claire (19.12.2008)

Michelle vende más que Barack
Fuente: El País (08.07.2009)

 

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Michelle, la primera aliada

Los comentarios están cerrados.