Urdangarín a pie, y sin carroza

Publicado en: El Periódico de Catalunya (26.02.2012) (versión pdf) (portada)

La opción de entrar por su propio pie a los juzgados de Palma ha sido, quizá, la primera buena y gran decisión que Iñaki Urdangarín ha tomado en todo este proceso. Atrás quedan dos comunicados defensivos e insuficientes, las carreras huyendo de los medios por las calles de Washington y los accesos por las puertas traseras a los palacios de la Zarzuela y de Marivent. Ya no hay escapatoria posible. La hora de «la verdad de los hechos», según dijo ayer, va a ser contrastada con el principio de que «la justicia es igual para todos», según afirmó el Rey.

Pero, ¿por qué era tan importante cómo iba a entrar Urdangarín ? Primero, porque hacerlo a pie era el criterio del juez que le va a juzgar. Aunque sabíamos que la Casa Real dejó conocer su preferencia porque lo hiciera en coche, la policía renunciaba a hacer su trabajo con la excusa de la seguridad, y el Tribunal Superior de Justicia de Baleares se doblegaba a los deseos, los temores y los privilegios. Bien asesorado –en esta ocasión sí– ha demostrado que el único orden público que se hubiera alterado de verdad hubiera sido seguir ocultándose.

Segundo, porque llegar por su propio pie, acompañado de su abogado, le hace más cercano, más ciudadano y menos monárquico. Justo la dirección contraria a la que parece haber sido su actividad profesional, en la que cada paso que daba estaba precedido por su nombre y su relación con la Casa Real, lo que le abría puertas, acortaba caminos y evitaba preguntas.

En su breve declaración ha omitido el plural y la palabra familia, lo que seguramente les conviene a todos. Se va a juzgar «la verdad de los hechos», pero lo que «la declaración de hoy contribuirá a demostrar», según precisó ayer, es que estos son inseparables de las relaciones que su nombre propiciaba, su actividad estimulaba y su particular concepto del honor explotaba en beneficio propio.

Y tercero, porque, finalmente, ha hecho declaraciones ante la prensa, ha dado la cara y actuado con serenidad, a pesar del momento, la tensión y el ruido de los manifestantes que le increpaban. Urdangarín, deportista de élite acostumbrado a jugar al límite, con el marcador en contra, en campos hostiles y luchando hasta el último segundo, ha mostrado frialdad y profesionalidad, la misma que se le atribuye en su trayectoria.

La rampa que bajó ayer el duque se convierte en una metáfora. Sin el pedestal de su condición, caminando a ras de suelo, y descendiendo por una calle estrecha que le lleva al fondo de los dos juicios: el de los medios (y la opinión pública) y el del juez (y la ley).

Despojado de los privilegios reales, y enfrentándose a la prensa, Iñaki ha empezado su defensa pública antes de iniciar la jurídica. La nobleza o lo noble. La justicia decidirá. El Rey y la Casa Real han ido, aunque parezca lo contrario, a remolque en todo este proceso. Cuando descubrieron lo innombrable creyeron que el exilio, y no el juzgado, era la solución. Cuando las evidencias y las filtraciones abochornaban y avergonzaban, evitaron la exposición pública jugando al escondite. Pero ahora, cuando se produzca la previsible sentencia, no tendrán más salida: o familia o monarquía. Dilema máximo para una institución que hace del parentesco la razón de ser de su identidad.

Artículos de interés:
Cambio de estrategia (Mábel Galaz. El País, 25.02.2012)
Tranquilo, relajado y minucioso (Andreu Manresa. El País, 26.02.2012)

Enlace asociado:
– Entrevista con Francisco Fuentes para euronews (25.02.2012)
La Familia Real española en el centro del escándalo (ver vídeo)

Entrevista en Radio Cable “Internet opina: El caso Urdangarín va a tener consecuencias para las actividades de la Casa Real” (27.12.2012) (podcast). (…)La declaración del Duque de Palma este fin de semana es ampliamente comentada en blogs y twitter. Se debate sobre su impacto en la Casa Real. El consultor político y blogger Antoni Gutíerrez-Rubí explica en radiocable.com que el fondo del juicio cuestiona hasta qué punto los miembros de la Monarquía pueden o no tener actividades de lucro privadas. Y cree que la única salida para el Rey “es un golpe de ejemplaridad y cambiar aspectos de la actividad de la Casa Real”.(…)

Otros enlaces de interés:
El Rey está desnudo (El Periódico, 24.12.2011)
El pequeño paso del rey (El Periódico, 24.12.2011)

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Urdangarín a pie, y sin carroza

  1. Pingback: Antoni Gutiérrez
  2. Pingback: Antoni Gutiérrez
  3. Pingback: Mar Peris
  4. Pingback: mikel maeztu
  5. Pingback: Rafa Laza
  6. Pingback: nab.komunikazioa
  7. Pingback: David Alvarez
  8. Pingback: David Alvarez
  9. Pingback: javier vegas
  10. Pingback: Rosa Alarcon
  11. Pingback: elia nadal
  12. Pingback: Mercè Mulet
  13. Pingback: Antoni Gutiérrez
  14. Pingback: Koldo Martinez
  15. Pingback: Iria Sobrino
  16. Pingback: M.Ugarte
  17. Pingback: jovellanos
  18. Pingback: Iria Sobrino
  19. Pingback: Iria Sobrino
  20. Pingback: susana peivon
  21. Pingback: Concha Baeza
  22. Pingback: Mertxe Pasamontes
  23. Pingback: @AnnaCampoy
  24. Pingback: Mertxe Pasamontes
  25. Pingback: Anna lopez campoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *