Reagan en campaña

Publicado en: El Periódico de Catalunya (13.07.2012)(blog ‘Born in the USA‘) (versión pdf)

El pasado viernes se publicó el último dato sobre la situación del empleo en Estados Unidos. Según el informe del Bureau of Labor Statistics, la tasa nacional de desempleados se quedaría en junio como en el mes de mayo, en un 8,2%. El desempleo en Estados Unidos solo ha estado por encima del 7% durante cuatro elecciones presidenciales desde la Gran Depresión (y en tres de esas ocasiones, el presidente perdió su reelección). Solo Ronald Reagan, en 1984, pudo sobrevivir.

Ese año parecía que podía perder las elecciones ante Mondale. La economía así lo decía, pero el mensaje del entonces presidente, motivador y esperanzado en el futuro, consiguió que fuera reelegido. Sin embargo, 4 años antes, en la campaña de Reagan contra Jimmy Carter, la situación era la contraria. En un contexto de crisis económica y de fuerte liderazgo del entonces presidente Carter, los resultados eran equilibrados pero una semana antes las encuestas dieron un vuelco y el resultado favoreció al candidato republicano.

El 28 de octubre de 1980, durante el segundo debate presidencial, Ronald Reagan pronunció una frase que cambió la dinámica electoral y así pasó a ser el favorito para la victoria, que consiguió con un 50% de los votos. En el turno de conclusiones dijo, dirigiéndose al público: “¿Está usted mejor ahora de lo que estaba hace cuatro años? ¿Es más fácil ir a comprar cosas en las tiendas de lo que era hace cuatro años? ¿Hay más o menos desempleo en el país que había hace cuatro años?… Si responde a todas esas preguntas ‘sí’, creo que su elección es muy obvia. Si no lo acepta, si no cree que estos últimos cuatro años es lo que le gustaría ver durante los cuatro siguientes, puedo sugerirle entonces otra opción”.

Esa intervención cambió la manera de entender la campaña, siendo una confrontación electoral no entre demócratas y republicanos, sino entre pasado y futuro.

La estrategia de Romney, como la de Reagan en 1980, es hablar siempre de Obama, de que las cosas han empeorado estos últimos cuatro años, remarcando que si ha habido cambio, tal como preconizaba el actual presidente, ha sido a peor o ha fracasado. Es aquí donde Romney está descargando toda la fuerza de su campaña, para hacer ver a la población que la economía no funciona y que las medidas de Barack Obama, pese a que disminuyó el desempleo a principios de 2012, no están funcionando. Durante su reciente y exitosa gira por los estados de Rhode Island, Delaware, Pennsylvania y Nueva York, Romney declaró que “donde quiera que vaya, los americanos están cansados, cansados de estar cansados, y muchos de los afortunados de tener empleo están trabajando mucho más duro por menos”, y también dijo la ‘frase martillo’, respecto a la legislatura actual: “Después de bajar a la tierra, después de la celebración y desfiles, ¿qué tenemos después de tres años y medio de presidente Obama?”.

Ronald Reagan es uno de los presidentes norteamericanos más recordados y, en 2012, su discurso ha vuelto. Romney intuye que el rastro de la victoria puede estar en esta senda, como hace 30 años: primero, personalizar en Obama el fracaso del desempleo; segundo, situar el destino de la presidencia como un servicio a la vida cotidiana de la clase media; tercero, presentar su candidatura como una opción no necesariamente ideológica, sino práctica y eficiente. Obama ya es, en el imaginario de Romney, Jimmy Carter.

El candidato republicano, en sus vacaciones en New Hampshire, y después de exhibir un estilo de vida no apto para desempleados (lanchas acuáticas, motos náuticas…), ha rematado su estrategia -con descaro y sin pudor alguno- afirmando: “Es el momento de que Estados Unidos decida si quiere más de lo mismo, si considera satisfactorio o no tener una tasa de desempleo por encima del 8% cada mes“. Así de simple. Veremos si es así de fácil su elección.

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Reagan en campaña

  1. Pingback: Antoni Gutiérrez
  2. Pingback: Nuria Val
  3. Pingback: Marketing Politico
  4. Pingback: César A. Narváez
  5. Pingback: Natacrespo@40

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *