Sopa de letras

PIE DE FOTO ELECTORAL (6)

Las campañas electorales son el escenario ideal y natural para la innovación en materia de comunicación. La competencia política, la propia dinámica de la campaña y la presión de las expectativas propias y creadas obligan a los equipos de los candidatos a explorar situaciones creativas que compitan por “la foto del día”. La rivalidad y la concurrencia es intensa y exigente… y, más allá de la cuota informativa que cada formación tiene asegurada, la foto del día es un botín preciado por el que se lucha, y se arriesga.

En la foto de Luis Tejido, vemos a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, durante su intervención en un acto de campaña en Algorta (Bizkaia), en apoyo del candidato del partido a lehendakari, Antonio Basagoiti. La propuesta para presentar el lema y las ideas fuerza de la campaña popular ha sido muy creativa y lúdica, con un muro de palabras ocultas muy parecido al juego del Scrabble. Aunque su lema no es del todo original: “Si tú no vas ellos ganan”, recuerda –y mucho- al de los socialistas catalanes para las generales del 2008. Era el mismo concepto: “Si tu no hi vas ells tornen” (Si tú no vas ellos vuelven).

La oportunidad del instante gráfico nos lleva justo al momento en el que María Dolores de Cospedal se dispone a “descubrir” lo que esconde la palabra “futuro”. Pero el fotógrafo consigue un encuadre de metalenguaje y las letras que están al lado de la punta de los dedos de la dirigente popular son dos: las que forman la palabra FE. La casualidad, y la pericia de Tejido, nos ofrece un lectura adicional de esta imagen y nos transporta –inevitablemente- a las fotografías de mantillas y procesiones con las que la secretaria general adorna su trayectoria icónica.

Los “nuevos” encuadres de letras, logotipos y lemas son letales, si no se ha previsto cualquier posible enfoque, por imprevisible y rebuscado que parezca. Decía Henry Cartier Bresson que “en la fotografía, la organización visual puede venir solo de un instinto desarrollado”. Pues los fotógrafos políticos, como Luis Tejido, tienen ese instinto y pueden ver palabras, juegos simbólicos y planos que nunca suelen verse con los ojos pero sí con el objetivo.

Esta fotografía también tiene otro detalle significativo. El epicentro de la imagen es la acción a punto de iniciarse. El foco está puesto sobre la mano de su protagonista. Cuando esto sucede, relojes y pulseras (o tatuajes cuando existen) adquieren una notoriedad casi siempre indeseada. La imaginación se desborda y se analiza cualquier reflejo de vanidad o de ostentación, aunque sea aparente y sin fundamento. Y lo que es un objeto funcional o un detalle de carácter personal adquiere dimensión pública. No es la primera vez que los relojes de los líderes políticos desvían la atención (o mejor dicho, la protagonizan) generando debates casi siempre perdedores para sus propietarios. Nada que ver, por ejemplo, con la visible correa con la bandera española del reloj de Esperanza Aguirre en su rueda de prensa de despedida. El reloj como señal, aviso y desafío.

La próxima vez, además de intentar (y conseguir) ser creativo en la presentación de un lema, hay que planificar también los encuadres imposibles y los relojes posibles. A riesgo de que, en caso contrario, te estropeen la foto y el juego lúdico acabe mal.

(Fotografía ©Luis Tejido)

Publicado en: El País (10.10.2012) (blog “Micropolítica“)

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios sobre: Sopa de letras

  1. Pingback: Jesús Manzano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *