Guía para el segundo debate presidencial

Publicado en: El Periódico de Catalunya (16.10.2012)(blog ‘Born in the USA‘)

Dos semanas después del primer debate presidencial, Barack Obama y Mitt Romney llegarán esta noche con expectativas distintas. Hasta ahora no hay ninguno que se perfile como ganador seguro. En un duelo a tres debates, ganar dos supone contar con una ventaja muy significativa. Romney parte con un impulso que se ha hecho evidente en las encuestas y Obama, con las expectativas mucho más bajas –lo que podría llegar a favorecerle—y lo que sugiere el uso de una estrategia mucho más agresiva. Romney debe reiterar que el Romney del 3 de octubre es el verdadero, y no producto de una estrategia de comunicación o marketing. Obama intentará desenmascararle si quiere tener opciones.

1. Hora y lugar: el segundo debate se llevará acabo hoy (16 de octubre) en la Universidad de Hofstra en Hemstead, Nueva York, entre las 21:00 y 22:30 tiempo este. En España se transmitirá de 3:00 a 4:30 de la mañana. Será moderado por Candy Crowley, jefe de corresponsales de la sección de política de la CNN.

2. Dónde verlo: en Estados Unidos se podrá ver a través de las cadenas de televisión ABC, CBS, Fox y NBC así como CNN, Fox News y MSNBC. Tendrá streaming directo a través de YouTube. ABC News también lo transmitirá por Internet a través de su portal en YouTube. En España se podrá ver en vivo con traducción simultánea en castellano en el canal 24 horas. Univisión también lo transmitirá en español. En Twitter se podrá seguir con el hashtag #debates y #HofstraDebate. Por su parte, el diario The Guardian sigue con su página de Tumblr solo para los debates.

3. Formato: el debate se enfocará en la política nacional y política exterior. Serán los ciudadanos quienes formularán las preguntas. Éstas habrán sido preseleccionadas por la moderadora desde antes de que empiece el debate y ni los candidatos ni sus equipos las conocen. Tendrán dos minutos para responder y un minuto adicional para la discusión. Los participantes son votantes indecisos que residen cerca de la sede del debate, y que han sido elegidos por Gallup.

4. Contexto: el primer debate presidencial parecía ser la última oportunidad de Romney para reducir la brecha en las encuestas. Sus comentarios sobre el 47% de la población habían animado las apuestas. Del candidato se esperaba sobre todo que no metiera la pata y que lograra perfilarse como Presidente.

Romney pasó la prueba con creces. El candidato logró transmitir una confianza sin precedentes, reiterando una visión alternativa de cómo recuperar la economía del país, controlando su mensaje y armándose de una telegenia que no se le había visto antes. Los dos contendientes parecieron intercambiar roles. El primer debate cambió el escenario político. Romney logró reducir la brecha en las encuestas y ha logrado mantener el impulso gracias a una reinvención de su estrategia centrada en aumentar los contrastes entre los dos candidatos. No obstante, el Presidente sigue manteniendo la ventaja, pero esta vez no entrará a jugar con tantas expectativas. Lo que sí se espera, sin embargo, es el regreso de un Obama mucho más agresivo que intentará tocar todos los temas que no tocó en el primer debate, es decir, Bain Capital y el 47%. Sin embargo, si el Presidente es demasiado agresivo puede arriesgar su puesto en la Casa Blanca.

5. ¿Cómo se han preparado los candidatos?: A Obama le encanta estar lejos de casa; a Romney, cerca. Obama se ha recluido desde el sábado en un importante Resort de golf en Virginia, acompañado del mismo equipo que le acompañó en Denver: David Axelrod, David Plouffe, Anita Dunn, John Kerry y Bob Barnett. El asesor de seguridad nacional, Ben Rhodes también estará presente para ayudar con el tema de política exterior. Obama continuó con una tradición que empezó en Nevada al hacer un viaje espontáneo el lunes por la tarde a una de las oficinas locales de campaña y entregar pizzas para motivar a sus trabajadores y voluntarios (hizo una parada similar en Henderson, Nevada, hace dos semanas). Por su parte, el republicano se ha confinado en un Hotel Marriot cerca de Boston. Inicialmente Romney pasó cuatro horas del sábado por la mañana en un hotel en Columbus, Ohio, para prepararse para el debate. De ahí tomó su autobús de campaña a Lebanon (aun en el Estado de Ohio) para dar su último mitin. Y de ahí partió para Massachusetts donde ha estado estudiando durante estos últimos días.

6. Los temas: el segundo debate es sobre política nacional e internacional así que probablemente se volverán a tocar los temas de déficit, impuestos, Medicare, recortes en defensa, el Pentágono y la educación.  Es muy probable que Romney intente centrar el debate en la política exterior de la administración de Obama, sobre todo haciendo referencia a los ataques en Benghazi, Libia del 11 de septiembre. Es probable que esta vez el Presidente sí introduzca los temas de Bain Capital y del 47% del vídeo filtrado de Romney. Esta vez habrá más ataques.

7. En el debate electoral televisivo de esta noche, quien respete más las normas y domine con habilidad las técnicas específicas asociadas (con un lenguaje y una mecánica propios) durante los noventa minutos de duración será quien saque más rendimiento. Y atención a la comunicación no verbal. El cuerpo habla. Quien cometa menos fallos, tendrá mucho ganado.

8. Páginas de verificación de datos: si se termina el debate y sigue confundido sobre algunos de los hechos, números o cifras, le recomiendo estas páginas de verificación de datos: Politifact.com, The Fact Checker, Factcheck.org, Newsbusters.org, Politicalcorrections.org

Etiquetas: , , ,

Comentarios sobre: Guía para el segundo debate presidencial

  1. Pingback: Antoni Gutiérrez
  2. Pingback: Ximena Arrieta B.
  3. Pingback: deba-t.org
  4. Pingback: Elections 2.0
  5. Pingback: andres sanchez
  6. Pingback: Elizabeth Crespo
  7. Pingback: Elizabeth Crespo
  8. Pingback: Eduardo Silles
  9. Pingback: Lucia Durand Rojas
  10. Pingback: Luis Marañón
  11. Pingback: carolina eslava
  12. Pingback: Gerard Galbete
  13. Pingback: Compadre Latino
  14. Pingback: Asesor Político

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *