Entrevista en Sintetia: “Si Obama ‘fuera una empresa’, sería la número uno en innovación”

Obama

Entrevista con Javier García para Sintetia, que transcribo a continuación tal cual se ha publicado.

La última entrevista a expertos del año 2012 queríamos que fuera especial, sobre un tema del que hemos hablado muy poco en Sintetia, las últimas elecciones en Estados Unidos. Y es especial porque es la segunda entrevista con Antoni Gutiérrez-Rubí. Antoni es un gran experto y asesor en comunicación y política y es uno de los analistas españoles de referencia para comprender y analizar con bisturí las tendencias y formas de hacer política.

Nos ha hecho mucha ilusión la publicación de su último libro (en esta ocasión en formato eBook) con el título “Elecciones USA 2012: los 12 factores decisivos”. Un libro fascinante, directo, lleno de datos, enlaces, y muy fácil de seguir a través de sus 12 capítulos,  o 12 historias, como le gusta decir a él. Como lector éste es un libro básico para entender cuáles han sido los factores clave que han llevado al Presidente Barack Obama a la victoria, en una de las elecciones más competidas en la historia del país, sobre todo, para un Presidente que buscaba la reelección. 

En el libro, Antoni plantea las que considera que son las 12 claves decisivas, a partir de la reelaboración de los contenidos de más de 100 posts, más de 27 artículos impresos en El Periódico de Catalunya y más de 500 enlaces, generados durante estos meses.

:: Para un experto en estrategia de comunicación, asesor y consultor político supongo que las elecciones en Estados Unidos son un gran “laboratorio” vivo para explorar y aprender cosas. ¿Qué es lo que más te apasiona cada vez que se celebran unos comicios allí?

La profesionalidad y la movilización. Las elecciones en Estados Unidos (y en particular las dos campañas de Barack Obama) han sido una combinación extraordinaria de excelencia profesional y de nuevas experiencias de movilización electoral y del voluntariado político. Los mejores expertos y los mejores dinamizadores sociales. Esta mezcla de calidades, de técnica y tecnología, con energía y motivación me parecen sorprendentes y muy estimulantes. Un ejemplo, sin duda. Además, en las elecciones USA, la innovación (en comunicación política, por ejemplo) es posible gracias al enorme potencial de talento que mueven. Muchos recursos económicos y humanos que permiten explorar y abrir nuevas formas de comunicación y de movilización.

:: Tu libro me ha abierto a nuevos conceptos realmente interesantes y, en ocasiones, muy conectados con el management o el marketing. ¿Qué es el microtargeting en política?

El microtargeting no se puede entender, por paradójico que parezca, sin el big data. Un gran big data electoral (respondiendo al principio de las “3V”: alta velocidad, alta variabilidad, alto volumen) fue gestionado para identificar patrones de comportamiento e hipótesis de respuesta a los estímulos, la acción y la comunicación política.

Datos “físicos” (datos públicos vinculados a la identidad, el geoposicionamiento, las condiciones socioeconómicas o territoriales y el comportamiento electoral), a los que se añadieron datos de “consumo” (adquisiciones, subscripciones, donaciones, aportaciones…), más datos de “conversaciones” (gracias a la minería de datos de las redes sociales) y, finalmente, datos “experimentales” de la acción política en la comunicación digital o en la campaña de tierra (puerta a puerta, call centers…).

Con todo ello fue posible diseñar y programar, al detalle, las acciones de comunicación a micro segmentos. La anticipación en la hipótesis de un previsible comportamiento electoral permitía ajustar mucho el mensaje y la acción. Fue un ejercicio de ecoeficiencia inteligente. Y permitió constatar, como afirmo frecuentemente, que las batallas políticas y electorales del futuro serán culturales. Comprender mejor el mundo de relaciones y de consumo informativo o cultural de los electores, identificando a los mismos y creando patrones de comportamiento, ha sido clave. Es solo el principio.

:: ¿Qué papel han desempeñado las Redes Sociales en este proceso de segmentación y comunicación con el electorado?

En la campaña electoral del 2008, Obama solo envió un tuit. Pero la noche de su victoria en el 2012, el tuit con la foto abrazando a su esposa se ha convertido en el más viral y compartido de la historia. Cuatro años solo, pero que han cambiado la vida de nuestras sociedades. Hoy las redes sociales se han convertido en el más poderoso sensor social. ¿Quieres conocer “lo que pasa”? Conéctate, sería la respuesta.

Las conversaciones de las multitudes (y la capacidad que tenemos para medirlas, analizarlas, relacionarlas) ofrecen radiografías muy precisas de comportamientos y de corrientes de fondo (mareas) con pistas muy elocuentes de lo que son hoy las opiniones públicas. Además, permiten identificar tendencias de futuro inmediato y narrativas multiplataforma y multiformato que enriquecen y amplían el debate público.

Hay algo más relevante todavía, creo: las relaciones personales y sociales (así como buena parte de las profesionales y económicas) se materializan, preferentemente, en las redes sociales. Las redes son las plazas públicas del sXXI.

:: ¿Las últimas elecciones en USA las ha ganado el candidato que mejor ha dominado el lenguaje, los tiempos y los canales en Internet?

Sí, aunque lo expresaría de otra manera. Obama ha sido el que mejor ha utilizado la tecnología para construir una gran alianza política y electoral. Tecnología para la comunicación y la movilización. Tecnología que le conectaba con el núcleo de su base lectoral: jóvenes, mujeres, urbanos, y todas las minorías que utilizan las redes sociales como parte de su emancipación personal y su integración social. Obama se enfrentaba al reto de “volver a motivar” a los electores del 2008. A los que contribuyeron a su gran victoria electoral. Obama representa hoy la nueva demografía social de los Estados Unidos. La revista TIME le ha otorgado (por segunda vez, tras hacerlo en el 2008) el título de “personaje del año 2012” por estos motivos. Y ha hecho historia. Nunca, un presidente demócrata había ganado dos períodos presidenciales por encima del 50% de los votos.

:: El capítulo donde hablas del dinero en campaña me parece de imprescindible lectura. Aportas muchos datos y pistas. Me he quedado de piedra al saber cómo, por ejemplo, se pueden destinar 91 millones de dólares a contratar anuncios en contra del rival. ¿El dinero es garantía de éxito en una campaña como en Estados Unidos?

El dinero en esta campaña ha sido obscenamente escandaloso. La sentencia del Tribunal Supremo Citizens United, de enero de 2010, en la que se levantaron algunas de las restricciones a las donaciones políticas de entidades privadas, ha provocado que cada vez aparezcan más organizaciones -fuera de los partidos- que pagan enormes cantidades de dinero para favorecer o para atacar a un candidato/a. A través de la creación de grupos paralelos a las campañas de los candidatos (llamados súper-comités de acción política o súper-PAC), el dinero fluye libremente, sin excesiva transparencia y con unas normas de supuesta contención (como la de no poder coordinarse con los candidatos) que ya se han probado inservibles. Actualmente estos súper-PAC no están obligados a revelar la identidad de sus donantes.

:: Conectando con la anterior pregunta, ¿crees que es mejor o peor el sistema español de financiación de los partidos que el de Estados Unidos?

No es comparable y no es extrapolable. Pero deberíamos estudiar más y aprender del sistema norteamericano. El rastro de las donaciones públicas (no de las súper-PAC’s) es público. Y a pesar de que pueden moverse cantidades indecentes alrededor de una campaña, las posibilidades de soportar la financiación política en los electores creo que empodera los procesos electorales en la ciudadanía. Hay que transparentar todo el proceso.

::  Nate Silver, el cuidadoso análisis de los datos del equipo de Obama,…en definitiva, las matemáticas parece que han sido claves en todo este proceso, como nos preguntaba Inma Aguilar en Twitter (para ti) ¿Qué pesa más en la fórmula del éxito las matemáticas o las emociones?

Decía Voltaire que “Había más imaginación en la cabeza de Arquímedes que en la de Homero”. Las matemáticas, en esta campaña, han medido emociones. Y las han relacionado con opiniones, patrones y conductas. Esto es parte de la nueva política. Dime lo que sientes y te diré qué piensas. Dime cómo te relacionas y te diré como te comportarás. Estamos ante un momento extraordinariamente estimulante para la política.

Necesitamos más comprensión de la realidad compleja de nuestras sociedades para ofrecer mejor comunicación (basada en la capacidad de escucha) y también mejores soluciones para la gobernabilidad. El big data refuerza el eGov y el OpenGov. Tecnología para smarts cities en manos, también, de smart citizens, no de corporaciones. “Sin matemáticas no se penetra hasta el fondo de la filosofía; sin filosofía no se llega al fondo de las matemáticas; sin las dos no se ve el fondo de nada” (Bordas-Desmoulin).

:: ¿Cuál es el papel que desempeña un asesor político y de comunicación en una campaña como Estados Unidos?

La diversidad de registros profesionales en este tipo de campañas es extraordinaria. Una mirada a los perfiles técnicos de los equipos (desde matemáticos, a fotógrafos, pasando por escenógrafos o escritores) ofrece un resultado espectacular: un nivel de concentración de talento técnico inusual al servicio de la profesionalización de una campaña. En los equipos de Obama hay más talento que en algunas de las grandes corporaciones más innovadoras. No me extraña que tras su paso por esta experiencia, su talento sea tentado por las más diversas ofertas. Una campaña con Obama es el mejor master posible. Si Obama “fuera una empresa”, sería la número uno en innovación.

::  Adelántanos algunas ideas de futuro, ¿Cuáles serán las claves para el mandato de Obama?

Barack Obama se enfrenta a desafíos interiores y exteriores. Y están relacionados.

El primero, y más urgente, es si es capaz de encontrar una fórmula para evitar la quiebra fiscal el próximo 31 de diciembre de este año. Sin acuerdo con los republicanos, deberá asumir un déficit de 750.000 millones de dólares, algo así como el 5% del PIB de la economía estadounidense. Sin pacto fiscal, no hay mandato.

Segundo. Su primer viaje al extranjero ha sido a Asia Pacífico: Tailandia, Birmania, y Camboya. Sin escala europea (todo un síntoma). Obama mueve el tablero de ajedrez político al centro del gran combate geoestratégico con China. EEUU puede ofrecerse como el socio natural (un contrapeso) a las economías que más crecen hoy en el mundo.

Tercero, Obama debe impulsar un nuevo modelo de desarrollo económico “post industrial”, con una apuesta por las tecnologías más profunda y radical, todavía. La crisis energética (todavía hay Estados dependientes del carbón,  por ejemplo)  debe resolverla con mayor innovación tecnológica, nuevas fuentes de energía, nuevas formas de extracción y tratamiento del petróleo en su propio territorio y una ofensiva por la ecoeficiencia.

Y, finalmente, deberá encontrar soluciones justas a la situación de los dreamers, los inmigrantes y las minorías. Así como encauzar, definitivamente, Obamacare y sus reforma sanitaria. Espero, también, que pueda cumplir sus promesas en materia educativa básica y en la cruzada contra la mala alimentación y sus desastrosas consecuencias para la salud y la sanidad que ocasionan.

:: Tras leer el libro me he quedado un poco “frío”, por decirlo de alguna manera, porque observo importantes diferencias en la forma de hacer política en Estados Unidos y España (las redes, los discursos, las emociones, las propuestas, los voluntarios). Has escrito sobre los 12 factores decisivos de las elecciones USA 2012, pero yo te pregunto, ¿cuáles son las 5 grandes diferencias, si tuvieras que elegir, entre una campaña en Estados Unidos y una en España?

1. El papel del líder, más que el de la lista o el partido.

2. La configuración técnica de los equipos de campaña y la organización de las bases de movilización extramuros de los partidos.

3. La profesionalización e innovación de la comunicación política.

4. El uso del big data y el microtargeting.

5. Y el tremendo y estimulante espectáculo democrático de los debates y las primarias.

Publicado en: Sintetia (24.12.2012)

Etiquetas: ,

Comentarios sobre: Entrevista en Sintetia: “Si Obama ‘fuera una empresa’, sería la número uno en innovación”

  1. Pingback: CRITERIABLOG
  2. Pingback: CRITERIABLOG
  3. Pingback: Patricia Cancelo
  4. Pingback: Fernando Gallardo
  5. Pingback: Guadalupe Morcillo
  6. Pingback: Javier López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *