Antoni Gutiérrez-Rubí

Artículos y reflexiones

Menú principal:

Snapchat en política
Más información
La transformación digital y móvil de la comunicación política
Más información
La política en tiempos de WhatsApp
Descárgatelo
Tecnopolítica
Descárgatelo

Artículos Monarquía Española (2011-2014)
Descárgatelo

50 años del discurso ‘I have a dream’
Descárgatelo

Otro modelo de partido es posible
Descárgatelo

Manifesto Crowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes
Descárgatelo

Elecciones USA 2012: Los 12 factores decisivos
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión ePub)

La política vigilada
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión papel/ versión ePub)

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Micropolítica
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Lecciones de Brawn GP
¿Qué se dice de este libro?

Políticas
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo
Cómpralo
Otros libros y documentos:





Descárgatelo


Descárgatelo



Slideshare




Miembro de:


ADECEC


ACOP


ACCIEP


DIRCOM


EAPC


AAPC


AAPC


"Cuando todo parece estar en tu contra, recuerda que los aviones despegan en contra del viento."
Henry Ford

RSS Focus Press

RSS Re(d)pública

Búsqueda






Nuestras sesiones:

#viernes13

gutierrez-rubi.es/viernes13

Mi proyecto compartido con Juan Freire:

LABO

Laboratorio de Tendencias
en Tumblr

Mi proyecto compartido
con Jaume Bellmunt:

Taller
de Política

www.tallerdepolitica.org

Mi proyecto compartido
con Francis Pisani:

Re(d)pública

en Tumblr

Archivos

Suscríbete por correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

¿Enroque o ataque?

Imprimir Imprimir

Publicado en: El País (20.02.2013)(blog ‘Micropolítica‘)

Mariano Rajoy no ha mostrado dudas. Ni ha reconocido errores. Gobierna pero no se siente responsable de lo que sucede, ya que -según su relato- sería mucho peor si no hubiese «cumplido con su deber» (en lugar de haber cumplido sus promesas). Con una monocorde y contundente intervención de 90 minutos se ha reivindicado: soy el líder más fiable para esta situación de crisis. ¿Enroque o ataque? Rajoy ha apostado por el ataque.

Ha hablado con un tono y un volumen especialmente altos y fuertes. Una amplificación de sonido, de datos y justificaciones que parece inspirada en el inacabado pequeño tratado del filósofo alemán Arthur Schopenhauer: «Dialéctica erística o el arte de tener razón, expuesta en 38 estratagemas». Si quieres tener razón habla fuerte, sin dudar, nunca reconozcas un error y presenta tus actuaciones como determinadas por el destino o el deber. Si alguien pensaba que vería a un Rajoy alicaído, preocupado o tenso, se habrá llevado una sorpresa: la resiliencia es su principal activo.

«Hoy tenemos un futuro y hace un año no lo teníamos». Esta es la matriz de su intervención. Estamos mejor y ha valido la pena porque tenemos futuro, aunque el presente sea -todavía- duro. Rajoy ha decidido reconstruir su deteriorada imagen anclado en su valores y sus virtudes: «Ni improvisación, ni impaciencia». Ni creatividad, ni rapidez, tampoco. Esta es la línea de defensa que se ha convertido en el ariete de sus tres autoreivindicaciones: soy trabajador (reformas), valiente (frente a la amenaza de la intervención), y seguro (frente a la corrupción y las tensiones territoriales). Rajoy busca su punto fuerte: no hay alternativa. Ni a él… ni al PP (al que no ha mencionado ni una sola vez).
El discurso tiene más neuronas que las suyas, y más manos. La mano del ministro José Ignacio Wert es más que evidente. Y detecto un pequeño cambio de estructura narrativa: más dureza y frases más contundentes. Una travesía «dura, larga, difícil y llena de sinsabores…» y reproches (casi patrióticos) a los que nos dejaron esta situación y no han ayudado a resolverla. La rudeza (y contundencia) de lo que ha dicho no parece solo déficit… sino voluntad. No aspira a la poesía política, porque no puede -quizá-, pero sobre todo porque no quiere. No es un buen momento para la lírica, debe de pensar. Su resistencia al lenguaje emocional, empático o inclusivo (por identificación) es una decisión: no desea ser amado, pero sí respetado aunque sea sin afecto.

En sus casi 12.000 palabras, Rajoy ha sido un martillo: las palabras «duro» y «dura» (y sus plurales) han sido más utilizadas (¡36 veces!) que la referencia a la justicia (como valor u objetivo), por ejemplo, que no ha sido citada NI UNA sola vez. Mal asunto en la misma fecha en la que conmemoramos el Día Internacional de la Justicia Social. Esta es su justificación: «Estamos pagando un precio muy alto por aprender que no se puede gastar más de lo que se tiene… Pero ya tenemos la cabeza fuera del agua». «Los españoles ya no son niños… y aceptan los sacrificios».

Rajoy ha pasado al ataque. Con tres instrucciones. Primera: el silencio y la disciplina (como en el caso Bárcenas). No se habla de lo que no conviene o no se puede controlar. Segunda: sin dudas, ni matices, ni improvisaciones. Lo que se hace es necesario, aunque sea doloroso (no tenemos la culpa), es inevitable… y tendrá recompensa. Tercera: sin prisas, pero sin pausas. Ninguna aceleración. Ya lo dijo hace poco: «A veces la mejor decisión es no tomar ninguna decisión y eso es también una decisión».

Así es Rajoy. Y así ganará o se hundirá. Tragedia personal, tragedia política. Estamos en manos de una personalidad (de un carácter) que domina a su propietario. El mundo hecho a su imagen… y semejanza. Rajoy nos ofrece ser… como él, para superar los problemas y los retos. Esto sí que es un desafío titánico.

Enlaces de interés:
– Discurso íntegro Mariano Rajoy (20.02.2013) (documento pdf)
Por qué son tan aburridos los políticos cuando hablan y qué nos cuentan en realidad (Esteban Hernández. ElConfidencial.com, 21.02.2013)
La mayoría cree que no hubo un claro ganador del debate, según el CIS (El País, 23.02.2013)
Diez claves del debate que Rajoy ganó sin citar a Bárcenas (Diario.es, 21.02.2013)
El deterioro de la vida política y económica tensa el debate de la nación (Fernando Garea. El País, 20.02.2013)
Pobrezas (22.02.2013)
Entrevista en Cadena SER , programa ‘Hoy por Hoy’ (21.02.2013) “No mencionar a Bárcenas es una decisión”
#DEN2013 en Twitter (David Álvarez. Sesión de Control, 28.02.2013)

Tweet about this on TwitterShare on Facebook13Share on Google+0

Artículos relacionados:
  • Los discursos de Rajoy y Zapatero en el debate del estado de la Nación
  • El insulto como estrategia en política
  • Elecciones Generales 20D
  • Nombres propios, eslóganes públicos

  • Etiquetas: , , , ,


    Comentarios en Wordpress

    Trackback de Antoni Gutiérrez
    Fecha: febrero 21, 2013, 8:36 am

    Hablando con @PepaBuenoHxH en @HoyporHoySER del discurso de
    @marianorajoy en #DEN2013 Más en "¿Enroque o ataque?" http://t.co/OJIgUYVoKQ

    Trackback de Carlos Penedo Cobo
    Fecha: febrero 21, 2013, 8:44 am

    Hablando con @PepaBuenoHxH en @HoyporHoySER del discurso de
    @marianorajoy en #DEN2013 Más en "¿Enroque o ataque?" http://t.co/OJIgUYVoKQ

    Trackback de Javier Pascuet
    Fecha: febrero 21, 2013, 9:18 am

    Hablando con @PepaBuenoHxH en @HoyporHoySER del discurso de
    @marianorajoy en #DEN2013 Más en "¿Enroque o ataque?" http://t.co/OJIgUYVoKQ

    Trackback de ACOP
    Fecha: febrero 21, 2013, 11:16 am

    Hablando con @PepaBuenoHxH en @HoyporHoySER del discurso de
    @marianorajoy en #DEN2013 Más en "¿Enroque o ataque?" http://t.co/OJIgUYVoKQ

    Trackback de Antón Lado
    Fecha: febrero 21, 2013, 12:27 pm

    12.000 palabras de discurso e por ningún lado apareceu "Xustiza". Tomar decisións ou non tomalas, que dá o mesmo… http://t.co/OMcd91CUSk

    Trackback de Francisco Perea
    Fecha: febrero 22, 2013, 10:59 am

    Hablando con @PepaBuenoHxH en @HoyporHoySER del discurso de
    @marianorajoy en #DEN2013 Más en "¿Enroque o ataque?" http://t.co/OJIgUYVoKQ

    Trackback de mercè perelló
    Fecha: febrero 22, 2013, 8:04 pm

    Cualquier cosa menos reconocer la realidad y asumir responsabilidades: “¿Enroque o ataque?” by @antonigr http://t.co/SdFkf6eFmt

    Pingback de Antoni Gutiérrez-Rubí » Pobrezas
    Fecha: febrero 28, 2013, 1:19 pm

    […] Su omisión y cálculo parece cobardía, complicidad o debilidad. Mal asunto para el liderazgo, aunque gane a los puntos el duelo parlamentario. Mariano Rajoy hace un uso tramposo de la memorable sentencia de Czeslaw […]

    Trackback de Antoni Gutiérrez
    Fecha: marzo 1, 2013, 12:59 pm

    El #DEN2013 en Twitter http://t.co/kNngfTCAXZ #interesante artículo de @dalvarez37 que enlazo tb en http://t.co/fpQ4mhhY5q

    Trackback de Miguel Ángel Gonzalo
    Fecha: marzo 1, 2013, 1:28 pm

    El #DEN2013 en Twitter http://t.co/kNngfTCAXZ #interesante artículo de @dalvarez37 que enlazo tb en http://t.co/fpQ4mhhY5q

    Trackback de CRISTINA BARCELONA
    Fecha: marzo 17, 2013, 12:01 pm

    ¿Enroque o ataque? http://t.co/m2IvZmC4oV

    Pingback de Antoni Gutiérrez-Rubí » Sin reuniones, sin ruedas de prensa
    Fecha: marzo 26, 2013, 9:56 am

    […] puede haber hecho su apuesta definitiva en esta legislatura. Lo vimos, en parte, en el Debate del Estado de la Nación. El Presidente confía en el tiempo como remedio, como estrategia y como garantía. Ha sacado la […]

    Pingback de Antoni Gutiérrez-Rubí » En manos de Soraya
    Fecha: abril 28, 2013, 8:08 pm

    […] sin ocupación. Y sin esperanza inmediata. Rajoy que utilizó los conceptos, «duro y dureza» con profusión intencionada se ha quedado corto. Esto no es duro, es […]

    Pingback de Antoni Gutiérrez-Rubí » El insoportable coste de la corrupción
    Fecha: agosto 22, 2013, 9:21 am

    […] el caso Bárcenas y las desgarradoras consecuencias políticas y electorales que tiene para el PP. Rajoy aprobó, en el pasado Debate del Estado de la Nación, una batería de medidas con el apoyo casi total de […]

    Escribe un comentario