Antoni Gutiérrez-Rubí

Artículos y reflexiones

Menú principal:

La transformación digital y móvil de la comunicación política
Más información
La política en tiempos de WhatsApp
Descárgatelo
Tecnopolítica
Descárgatelo

Artículos Monarquía Española (2011-2014)
Descárgatelo

50 años del discurso ‘I have a dream’
Descárgatelo

Otro modelo de partido es posible
Descárgatelo

Manifesto Crowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes
Descárgatelo

Elecciones USA 2012: Los 12 factores decisivos
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión ePub)

La política vigilada
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión papel/ versión ePub)

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Micropolítica
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Lecciones de Brawn GP
¿Qué se dice de este libro?

Políticas
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo
Cómpralo
Otros libros y documentos:





Descárgatelo


Descárgatelo



Slideshare




Miembro de:


ADECEC


ACOP


ACCIEP


DIRCOM


EAPC


AAPC


AAPC


"Lo que forma nuestra suerte no es lo que experimentamos, sino nuestra forma de sentirlo."

Marie von Ebner-Eschenbach

RSS Focus Press

RSS Re(d)pública

Búsqueda






Nuestras sesiones:

#viernes13

gutierrez-rubi.es/viernes13

Mi proyecto compartido con Juan Freire:

LABO

Laboratorio de Tendencias
en Tumblr

Mi proyecto compartido
con Jaume Bellmunt:

Taller
de Política

www.tallerdepolitica.org

Mi proyecto compartido
con Francis Pisani:

Re(d)pública

en Tumblr

Archivos

Suscríbete por correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

Ocho claves de la confianza política

Imprimir Imprimir

Publicado en: El País (17.03.2013)(blog ‘Micropolítica’)

Los resultados de un reciente sondeo publicado hoy mismo confirman la tendencia: «Los españoles confían mucho más en los movimientos sociales que en los políticos». La semilla del #15M, entre otras, empieza a germinar. Una nueva energía democrática emerge entre las rendijas de la arquitectura institucional y, especialmente, tras sus muros. Muros resquebrajados por la percepción de corrupción sistémica y sus devastadoras consecuencias en términos de confianza pública.

¿De dónde emerge la confianza política en los movimientos sociales? El caso que mejor ilustra esta nueva dinámica de relegitimación política es el de la lucha contra los desahucios: «Según el sondeo, los ciudadanos confían más en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y en las ONG de defensa de los desfavorecidos antes que en los políticos, es decir, en el Gobierno y en los partidos, y también que en los jueces y fiscales».

Este poderoso y sostenido desplazamiento de la confianza política hacia nuevos liderazgos y formatos organizativos en detrimento de los partidos políticos es, a la vez, un síntoma y una evidencia. Síntoma de la profunda crisis de la política formal, y evidencia de que la política, protagonizada por quienes la convierten en opción vital (y no como simple y exclusivo cálculo orgánico o profesional), sigue anidando esperanzas de mejores horizontes colectivos.

Las causas de este desplazamiento podrían ser las siguientes:

1. Compromiso. Los movimientos sociales, como la PAH, han basado el compromiso político en el compromiso personal y cívico de sus activistas. Este itinerario solidaridad-conciencia-política se ha nutrido de la proximidad real que en cada uno de los más de 600 desahucios evitados han significado episodios de profunda sensibilidad social. Este compromiso no es ideológico, es vivencial, y ahí radica una de las claves de su legitimización y su credibilidad en la representación. Solo puede representar quien está cerca,  donde hay que estar, y a la hora a la que hay que estar.

2. Claridad. La contundencia del mensaje es parte de su claridad y magnetismo. Estos movimientos sociales hablan claro, fuerte y directo. Su lenguaje no es conciliador, ni contemporizador. Conscientes de la fortaleza moral de sus argumentos –y ahora legal, tras la sentencia del Tribunal Europeo– no buscan agradar, ni especulan. Hablan claro porque lo hacen de modo sencillo y directo. La narración coral de muchas de sus campañas impacta por la eficacia de los que hablan: los propios afectados. Tienen capacidad para emocionar y concienciar a la vez, con un discurso claro y directo. La política de la claridad frente al lenguaje incomprensible de la política formal.

3. Coraje. Una de las características más transparentes y que más ha contribuido a la percepción de confianza es el coraje político, y la determinación con la que se mueven sus líderes y portavoces, impregnando toda su actividad y organización. Hay fuerza, legitimada. Pero sobre todo hay coraje para defender, en solitario y a veces contra todo y todos, a los más débiles de nuestra sociedad: parados de larga duración, inmigrantes, mujeres, ancianos, jóvenes. Este coraje se sustenta en la fuerza de lo justo, frente a la legalidad que lo niega. Este combate entre lo justo y lo legal abre numerosos escenarios –no todos fáciles ni claros– pero convierte el sentido común en el argumento jurídico más poderoso. Este coraje contra la usura legalizada tiene poderosas raíces en la resistencia civil frente al poder. Su magnetismo es indudable.

4. Radicalidad. En la denuncia y en la comunicación. Una radicalidad que incomoda. La última campaña de ‘escrache’, con sus retos y sus límites, es un ejemplo claro. Esta radicalidad es parte de su autenticidad, frente a la pasividad, que se percibe como complicidad, de muchas fuerzas políticas y de muchos políticos. La gestión prudente e inteligente de esta radicalidad será un elemento clave para la evolución futura de estos movimientos, pero ahora son parte de su aura y su fascinación, que permite identificarse con los débiles frente a los poderosos.

5. Creatividad. Las estrategias de comunicación de los nuevos movimientos sociales se alimentan del ARTivismo, el Street Art, y de toda la gama de formatos creativos que hacen de lo lúdico la antesala de lo lúcido. El sentido del humor, la poesía política urbana y social, la música, la creatividad de las multitudes (en forma de disfraces, mensajes, ambientaciones) y buenas aportaciones de profesionales comprometidos, dotan a estos movimientos de gran plasticidad. Sus luchas sociales son luchas creativas, culturales y estéticas. Los logos convencionales son sustituidos por el cromatismo social de las mareas. Y las consignas oficiales por la eclosión de una poética alternativa muy potente y estimulante. Las redes sociales convierten en viral y coral cada aportación individual.

6. In-out. Dentro-fuera. Estos movimientos son conscientes del enorme potencial que tiene un calculado y cuidado ritmo in-out en la relación con las instituciones democráticas. La lucha por la ILP (con más de 1.400.000 firmas) es un claro ejemplo de comprensión de cómo una gestión dinámica e inteligente de los recursos institucionales ofrece posibilidades para avanzar políticamente, más allá del rigor esclerótico con el que muchas veces los partidos tradicionales utilizan lo formal como parapeto frente a sus propias responsabilidades.

7. On-off. Es clave. A diferencia de otras expresiones de nueva cultura política que entronizan lo digital como el único ecosistema de socialización, estos movimientos han hecho un intenso trabajo on-off: de las asambleas al timeline, de los debates a las redes, de las calles a los platós. Conocen la fuerza de un tuit pero conocen, también y a la perfección, el trabajo de los medios de comunicación tradicionales, con sus lógicas, sus horarios y sus dinámicas. Y han aprovechado todas las ventanas posibles, sin excesos profilácticos, sin miedo a perder autenticidad y coherencia. Y sin recelos a los liderazgos reales y reconocidos.

8. Liderazgo. Y en femenino. No es un tema menor que la política formal mejor valorada de nuestro sistema parlamentario sea una mujer, Rosa Díez. Y no me cabe ninguna duda que Ada Colau sería, si se preguntara y comparara, la voz social más considerada y apreciada. Ambas reflejan, en sí mismas y contradictoriamente, parte de estas nuevas y diferenciadas características que dibujan y configuran los pilares de la nueva confianza política. Las formas son parte de su identidad. Y su identidad es su mensaje. Todo se mueve. Y la calle hierve.

Enlaces de interés:
Llegar a tiempo (Violeta Assiego. El País, 16.03.2013)

Tweet about this on TwitterShare on Facebook21Share on Google+0

Artículos relacionados:
  • El político perfecto ante el fracaso y la pérdida de confianza
  • ¿Puede la crisis del ‘Alakrana’ dilapidar la confianza en el Gobierno?
  • Encuestas y paciencia
  • Las claves de la estrategia atlética de los políticos

  • Etiquetas: , , ,


    Comentarios en Wordpress

    Trackback de CRITERIABLOG
    Fecha: marzo 17, 2013, 5:11 pm

    Ocho claves de la confianza política: Publicado en: El País (17.03.2013)(blog ‘Micropolítica’)
    Los resultados … http://t.co/I3cEvLxOTQ

    Trackback de Guillermo Varela :)
    Fecha: marzo 17, 2013, 9:44 pm

    Interesante análisis "Ocho claves de la confianza política" http://t.co/8iTp8646xO

    Trackback de Oriol Lladó
    Fecha: marzo 18, 2013, 8:51 am

    Les vuit claus per entendre els projectes polítics d'èxit, avui. Imprescindible apunt de @antonigr. http://t.co/XhEzqtoONW

    Trackback de Jordi Crisol
    Fecha: marzo 18, 2013, 8:58 am

    RT @oriolllado: Les vuit claus per entendre els projectes polítics d'èxit, avui. Imprescindible apunt de @antonigr. http://t.co/wG7jE47nqm

    Trackback de Pau Planelles Oliva
    Fecha: marzo 18, 2013, 9:03 am

    RT @oriolllado: Les vuit claus per entendre els projectes polítics d'èxit, avui. Imprescindible apunt de @antonigr. http://t.co/wG7jE47nqm

    Trackback de Jaime Parodi Bardón
    Fecha: marzo 18, 2013, 10:25 am

    Ocho claves de la confianza política: http://t.co/Vukc7Rw7PF

    Trackback de Eva Puche
    Fecha: marzo 18, 2013, 10:48 am

    Ocho claves de la confianza política – http://t.co/3Bkh9dhqhx (via @antonigr)

    Trackback de Equo Córdoba
    Fecha: marzo 18, 2013, 11:07 am

    Ocho claves de la confianza política, de @antonigr http://t.co/t4ipZgvpKU

    Trackback de EQUO Almería
    Fecha: marzo 18, 2013, 11:09 am

    Ocho claves de la confianza política, de @antonigr http://t.co/AN1CvmlRN0 — Equo Córdoba (@EQUOCordoba)

    Trackback de EQUO Almería
    Fecha: marzo 18, 2013, 11:10 am

    Ocho claves de la confianza política, de @antonigr http://t.co/WSqLzgUqId — Equo Córdoba (@EQUOCordoba)

    Trackback de Víctor Gil Puértolas
    Fecha: marzo 19, 2013, 10:34 am

    Ocho claves de la confianza política – http://t.co/3Cg3bg7vC4 (via @antonigr)

    Trackback de Evolución (Mkt&Com)
    Fecha: marzo 19, 2013, 6:44 pm

    En España la confianza política la estan ganando los movimientos ciudadanos. http://t.co/JzLHxd9t1w

    Trackback de Alberto Martín Bravo
    Fecha: marzo 20, 2013, 1:21 pm

    Claves de confianza política:compromiso,coraje,radicalidad en la denuncia y la comunicación,creatividad http://t.co/CZscmvnemB via @antonigr

    Trackback de Gestion Publica VE
    Fecha: marzo 20, 2013, 7:50 pm

    Ocho claves de la confianza política http://t.co/MIn7GGKJPc vía @antonigr

    Trackback de Politica Redes
    Fecha: marzo 21, 2013, 11:55 am

    «Los españoles confían mucho más en los movimientos sociales que en los políticos» http://t.co/JXCv8M6uRB por @antonigr

    Trackback de TendAsesores
    Fecha: marzo 27, 2013, 12:40 am

    Ocho claves de la confianza política – http://t.co/UvS9TIq0n7 #Tendencias

    Pingback de Antoni Gutiérrez-Rubí » Sin reuniones, sin ruedas de prensa
    Fecha: marzo 27, 2013, 10:16 am

    […] Con su silencio, alimenta la especulación que no se decanta por la duda, sino por la sospecha. Sin credibilidad, y con la confianza exhausta para otorgar crédito adicional a la política, su silencio le protege […]

    Trackback de Gobernabilidad Bol
    Fecha: marzo 27, 2013, 12:33 pm

    Ocho claves de la confianza política http://t.co/mhd9ZUAy4Y

    Trackback de Politica2cero
    Fecha: marzo 27, 2013, 7:50 pm

    Ocho claves de la confianza política
    http://t.co/qoYyoBiC9I por @antonigr #politica2cero

    Pingback de Antoni Gutiérrez-Rubí » Encuestas y paciencia
    Fecha: mayo 3, 2013, 1:42 pm

    […] tres crisis antes mencionadas, no puede ya soportar. Para ser paciente se debe poder confiar… y la ruptura de la confianza es desgarradora. El margen que necesitan —y piden— Rajoy y Rubalcaba ya no es posible, creo. Las urgencias se […]

    Pingback de Antoni Gutiérrez-Rubí » Las semillas del #15M
    Fecha: mayo 15, 2013, 4:15 pm

    […] las plazas y las redes, la política no ha podido –o no ha sabido– reaccionar. El foso de la desconfianza se agranda a causa de la corrupción y la parálisis frente a los […]

    Pingback de Antoni Gutiérrez-Rubí » Aznar y las primarias del PP
    Fecha: mayo 28, 2013, 9:46 am

    […] puede evitar el choque, pero no el debate, incluso aunque anteponga las «necesidades primarias» (ocupación y crisis económica) a […]

    Trackback de Electo
    Fecha: septiembre 4, 2013, 10:09 pm

    Toma nota: Ocho claves de la confianza política. http://t.co/aJBOShniPt #MarketingPolítico #ComunicaciónPolítica #ClavesElecto

    Escribe un comentario