Antoni Gutiérrez-Rubí

Artículos y reflexiones

Menú principal:

Snapchat en política
Más información
La transformación digital y móvil de la comunicación política
Más información
La política en tiempos de WhatsApp
Descárgatelo
Tecnopolítica
Descárgatelo

Artículos Monarquía Española (2011-2014)
Descárgatelo

50 años del discurso ‘I have a dream’
Descárgatelo

Otro modelo de partido es posible
Descárgatelo

Manifesto Crowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes
Descárgatelo

Elecciones USA 2012: Los 12 factores decisivos
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión ePub)

La política vigilada
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión papel/ versión ePub)

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Micropolítica
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Lecciones de Brawn GP
¿Qué se dice de este libro?

Políticas
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo
Cómpralo
Otros libros y documentos:





Descárgatelo


Descárgatelo



Slideshare




Miembro de:


ADECEC


ACOP


ACCIEP


DIRCOM


EAPC


AAPC


AAPC


"Es muy probable que las mejores decisiones no sean fruto de una reflexión del cerebro sino del resultado de una emoción."
Eduard Punset

RSS Focus Press

RSS Re(d)pública

Búsqueda






Nuestras sesiones:

#viernes13

gutierrez-rubi.es/viernes13

Mi proyecto compartido con Juan Freire:

LABO

Laboratorio de Tendencias
en Tumblr

Mi proyecto compartido
con Jaume Bellmunt:

Taller
de Política

www.tallerdepolitica.org

Mi proyecto compartido
con Francis Pisani:

Re(d)pública

en Tumblr

Archivos

Suscríbete por correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

La victoria de Aznar

Imprimir Imprimir

Publicado en: El País (11.06.2013)(blog ‘Micropolítica’)

La conferencia del expresidente José María Aznar fue un éxito político rotundo. La presencia de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, tiene varias lecturas, pero solo un mensaje: Mariano Rajoy no puede vencer a Aznar ignorándole. El expresidente consiguió ayer tres objetivos: primero, no se retractó de nada de lo dicho las semanas anteriores en su controvertida entrevista televisiva, aunque matizó las formas en una corrección interesada, más que en una cesión o rectificación. Segundo, dejó claro que la unidad del PP pasa por él. Y tercero, que su contribución política (mediática y electoral) es imprescindible. Aznar demostró su fuerza, y la exhibió.

El gesto marianista con el expresidente, reflejado en la presencia de la principal colaboradora del Presidente, es un síntoma de inteligencia y de debilidad al mismo tiempo. Rajoy no puede ningunear a Aznar y, mucho menos, mantener una escalada de tensión donde el segundo tiene todas las de ganar. El actual Presidente va con las manos atadas a la espalda al autocensurar la crítica a un predecesor y Aznar no tiene reparo alguno para dictar y enmendar a la plana del actual Gobierno.

Rajoy renuncia al combate ideológico, dejando atemperar la confrontación, otra vez. Pero, a diferencia de sus silencios y desplantes hacia la oposición y otros líderes sociales y políticos, el caso de Aznar es diferente. Muy diferente. Y aunque la ofensiva de este le permita situarse más en el centro del espacio político, Rajoy pierde liderazgo y relato político. Y autonomía.

La andanada −exigente− del expresidente para que Rajoy aproveche sus votos (la mayoría parlamentaria) para seguir con reformas de «alta intensidad» va dirigida contra su política y… su carácter. Esto es lo nuevo, aunque llueva sobre mojado respecto a las críticas −algunas despectivas y humillantes− que ha recibido Rajoy durante años. La reiterada crítica al vacilante y silente liderazgo del Presidente, así como su tendencia a contemporanizar y su falta de coraje político con los adversarios (en particular con los nacionalismos), son señalados por Aznar y por los que le jalean como defectos o complejos (los famosos Mari Complejines) con sus gestos y sus palabras. Aznar lidera el «dales caña» popular con su propio ejemplo adusto y severo. Rajoy no podrá hacerse el despistado. Le piden reformas y carácter. Las primeras puede conseguirlas, lo segundo está por ver. Hay un combate ideológico con aspecto hormonal. Silencios y cálculos contra testosterona y estrategia.

Dos no se pelean si uno no quiere. Pero quien busca pelea, siempre encuentra argumentos. Y la no hostilidad del que la evita es presentada (y vendida) como cobardía, no como responsabilidad, lealtad o mesura. Esto es a lo que se enfrenta Rajoy.

Enlaces de interés:
El fantasma de Aznar (Xavier Peytibi. SesiónDeControl.com, 11.06.2013)

Artículos de interes:
Expresidentes del Gobierno: los expertos creen que debería institucionalizarse su figura con atribuciones específicas (ZoomNews, 3.0.7.2013)

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Artículos relacionados:
  • Aznar y las primarias del PP
  • Rajoy y el principio de Arquímedes
  • Contención y abrazos tras el recuento
  • La limitación de mandatos en política

  • Etiquetas: , ,


    Comentarios en Wordpress

    Trackback de CRITERIABLOG
    Fecha: junio 11, 2013, 9:34 am

    La victoria de Aznar: Publicado en: El País (11.06.2013)(blog ‘Micropolítica’)
    La conferencia del expresidente… http://t.co/UiWJ4Ug5l9

    Trackback de CRITERIABLOG
    Fecha: junio 11, 2013, 9:34 am

    La victoria de Aznar: Publicado en: El País (11.06.2013)(blog ‘Micropolítica’)
    La conferencia del expresidente… http://t.co/UiWJ4Ug5l9

    Trackback de Paula Colantonio
    Fecha: junio 11, 2013, 9:41 am

    La victoria de Aznar http://t.co/Th2GWdbvey via @antonigr

    Trackback de Antoni Gutiérrez
    Fecha: junio 11, 2013, 2:38 pm

    Dos no se pelean si uno no quiere. Pero quien busca pelea, siempre encuentra argumentos. http://t.co/i2ZHHMrYDN ‘La victoria de Aznar’

    Trackback de Eva Cuesta Cano
    Fecha: junio 11, 2013, 2:45 pm

    Combate hormonal MT “@antonigr: Dos no se pelean si uno no quiere. http://t.co/ibU6Hv6HrL ‘La victoria de Aznar’”

    Trackback de Sara Rodríguez
    Fecha: junio 11, 2013, 2:52 pm

    Dos no se pelean si uno no quiere. Pero quien busca pelea, siempre encuentra argumentos. http://t.co/i2ZHHMrYDN ‘La victoria de Aznar’

    Trackback de Daniel Cerdan Elcid
    Fecha: junio 11, 2013, 2:58 pm

    Dos no se pelean si uno no quiere. Pero quien busca pelea, siempre encuentra argumentos. http://t.co/i2ZHHMrYDN ‘La victoria de Aznar’

    Trackback de Begoña Ortiz Leston
    Fecha: junio 11, 2013, 4:07 pm

    Dos no se pelean si uno no quiere. Pero quien busca pelea, siempre encuentra argumentos. http://t.co/i2ZHHMrYDN ‘La victoria de Aznar’

    Trackback de NachoMartínGranados
    Fecha: junio 11, 2013, 8:18 pm

    Dos no se pelean si uno no quiere. Pero quien busca pelea, siempre encuentra argumentos. http://t.co/i2ZHHMrYDN ‘La victoria de Aznar’

    Trackback de ACCIEP
    Fecha: junio 12, 2013, 9:20 am

    La victoria de Aznar per @antonigr http://t.co/MWaN252Yss

    Comentario de Bangueses
    Fecha: junio 12, 2013, 11:54 am

    No es Rajoy quien ningunea a Aznar, sino al revés. La discrepancia pública del expresidente me hace pensar que quiere engrandecer la sombra con la que “protege” a su partido. Es fácil alardear de sus éxitos político económicos, habidos a pesar de confeccionar presupuestos con déficit cero. El dinero entraba solo. Aznar busca construir su propio trampolín que le devuelva a la primera línea política (o colocar en buena posición a Ana Botella), de lo contrario no se entiende que sus críticas no se las diga a Rajoy en privado…empieza una carresa sucesoria, seguro.

    Trackback de Daniel Romero-Abreu
    Fecha: junio 12, 2013, 1:17 pm

    La victoria de Aznar. Interesante análisis en clave política http://t.co/59vT1u4HW9

    Pingback de Antoni Gutiérrez-Rubí » Rajoy y el principio de Arquímedes
    Fecha: octubre 27, 2013, 3:47 pm

    […] sea por las limitaciones para ejercer una política autónoma (dinámica y creativa) de sus bases y del entorno del ex presidente Aznar, parapetado en la Fundación FAES y que siempre le enmienda la página con un tachón. Rajoy está […]

    Escribe un comentario