Políticos y redes sociales

Publicado el 13.04.2014

Entrevista con Sonsoles Ónega para su reportaje en S Moda (El País) titulado: Los políticos dan la cara en las redes sociales.

«Están encorsetados, sí, pero es lógico. Prefieren no destacar a tener algún error. Tampoco suelen entablar conversaciones, pese a que Twitter es una herramienta relacional. En la gran mayoría de partidos españoles se escucha poco y se difunde mucho, lo que no permite la interacción y lo que hace que la presencia en la red sea, si no inútil, poco efectiva», señala el consultor político Antoni Gutiérrez-Rubí.(…)

A continuación reproduzco las preguntas que me planteó y cuáles fueron mis respuestas.

– ¿Hacen buen uso de ellas?

Ambos hacen un uso diferente, que no valoro de manera negativa. Son sus equipos los que gestionan las cuentas, y lo hacen razonablemente bien. Cuando nos referimos a líderes, lo importante es ofrecer actualidad y buenos contenidos y, sobre todo, no incurrir en errores que podrían ser catastróficos y debilitar al político. En el caso de Rubalcaba, cuando escribe poniendo sus iniciales, nos indica que es él, personalmente, quien escribe el contenido. En el caso de Rajoy, no queda tan claro, aunque así lo hacía hasta el pasado año.

– ¿Qué errores cometen? ¿Pecan de cierto encorsetamiento?

Están encorsetados, sí, pero es lógico. Prefieren no destacar a tener algún error. Tampoco suelen entablar conversaciones, pese a que Twitter es una herramienta relacional. La principal diferencia entre ambas cuentas está en los contenidos, mientras que Mariano Rajoy usa Twitter como difusor de lo que hace como Presidente y como Gobierno, con imágenes institucionales, el Twitter de Rubalcaba difunde lo que hace el resto de partido (especialmente con Elena Valenciano, en esta campaña europea) y difunde imágenes con texto e infografías, muy buenas por cierto, para ser compartidas en redes sociales.

Con la presencia en Red, se valora mejor a algunos políticos, porque significa más cercanía y transparencia para con quien quiera preguntarles. El mayor beneficio es la confianza y credibilidad que puede obtener el político y, también, su humanización: estando en contacto directo con la ciudadanía puede mostrarse como es, con humor, con buenas respuestas, etc.

Sin embargo, en la gran mayoría de partidos españoles, se escucha poco y se difunde mucho, lo que no permite la interacción, y lo que hace que la presenciaen la Red sea, si no inútil, poco efectiva. No importa donde esté, sino cómo se usa y cómo interactúa. El problema estriba en el modo de usar cada red social y en la credibilidad que tiene en cada momento. Difundir está muy bien, pero no siempre debe haber solo difusión.

En la actualidad, para conseguir esa confianza, el político debe ofrecer inmediatez y capacidad relacional, actualización constante, diálogo, simpatía, rapidez de respuestas, buenos contenidos.

¿Sería imaginable en España una declaración de amor como la que Barack Obama hizo a Michelle coincidiendo con su aniversario de boda (3 de octubre de 2012)?

Hoy por hoy creo que no sería imaginable, por motivos de cultura política en España y por las formas de actuar en la Red. Sin embargo, no debería ser malo que algo así pudiera producirse. Las redes sociales deberían servir para conocer mejor a nuestros líderes: saber qué hacen y dicen, sí, pero también saber qué sienten.

– Hasta qué punto crees que es importante abrir la ventana privada o de los sentimientos como hacen los americanos? ¿Qué aportaría? ¿Cómo crees que lo recibiría el público español?

El público español lo recibiría bien, creo que a veces menospreciamos nuestra cultura política. En su mayoría, no creo que se criticara algún mensaje de índole personal por parte del político. Tal vez se daría el efecto contrario, demostrando que un político es humano, permitiendo empartizar con él.

– ¿Se ganan votos en las redes sociales?

Es una herramienta importantísima para la comunicación política, pero una más. No hay que dejar de hacer el resto de cosas, pero sí otorgarle la misma importancia a la campaña en Red.

Es potencialmente muy ventajoso. La presencia en las redes sociales permite ya no solo mensajes de arriba abajo, sino que el diálogo y la generación de participación hacen que las posibilidades sean mayores para que las personas se impliquen y conozcan nuevas ideas e informaciones, y, a su vez, que las difundan entre sus contactos. Se trata de una red relacional. Son las relaciones lo que importa, los contactos, y es a través de la Red como esas relaciones pueden ser más fluidas y rápidas.

Los usos de las redes sociales son múltiples y van desde la comunicación personal en sí a la búsqueda de información, de socios, de contactos… Permiten no solo comunicarnos sino difundir ideas, conocimientos, textos, imágenes, interactuar…

El sentimiento de red es ese: comunidad. Es en la comunidad donde nos sentimos partícipes de la sociedad y nos relacionamos, podemos generar nuevas amistades, conocimientos e ideas y compartir lo que hacemos y lo que somos. Lo que los políticos pueden generar son comunidades de personas afines que confían en ellos y quieren y pueden involucrarse para difundir el mensaje del político.

– ¿Se pueden ganar unas elecciones sin estar en redes? ¿O sobrevaloramos su influencia?

En la actualidad, considero que, pese a ser una herramienta más, no se pueden ganar unas elecciones obviando a la gran masa de población que está en las redes y que se informa en ellas.

– Este camino digital es de no retorno, no?

Sí, no hay retorno posible, e irá a más. Hay que saber gestionarlo y adaptarse. La identidad personal no existe solo offline, sino también online, y debe ser la misma en ambos sitios, y estar bien construida.

– Los partidos políticos, el peso de las siglas, ¿impide en ocasiones que el político se exprese con la naturalidad y la frescura que espera el ciudadano usuario de redes?

Se trata del miedo a fallar. Un error en redes sociales se puede pagar caro, por eso se intenta el camino fácil, que es no destacar, no hacer nada que pudiera ser peligroso, aunque diera réditos.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *