ZL 42. How: Por qué cómo hacemos las cosas significa tanto

Publicado en: Zona Libros

 

how. Por qué CÓMO hacemos las cosas significa tanto

Dov Seidman
(@DovSeidman). Abogado de la Universidad de Harvard, Máster en Filosofía Moral de UCLA y posgrado en Política y Economía de la Universidad de Oxford. Dov es fundador y CEO de la consultora LRN. El diario The economic Times lo ha elegido como uno de los “60 pensadores globales de la última década”.

Prólogo de Bill Clinton.

Editorial Aguilar
Comprar en: Libros Aguilar; Casa del Libro; Amazon; Google Play

 

¡Allá vamos, Oackland, allá vamos! Si cambiamos “Oackland” por el nombre de cualquier otro equipo, este grito no dista mucho de los que a diario se oyen en un campo de béisbol. Gente, alboroto y jugadores cualesquiera peleándose por marcar un tanto. Ahora bien, aquél no iba a ser un día cualquiera; el animador de los Oackland Athletics sabía exactamente lo que quería: un gesto que emocionara al público, recorriendo de extremo a extremo el ovalado estadio e hiciese vibrar a su decrépito equipo. A ritmo de tambor, un 15 de octubre de 1981, Krazy G. Henderson inventó la ola. Y no consiguió una, ni dos, ni tres; hasta seis veces las más de 20.000 personas se pusieron de acuerdo para alzar los brazos al unísono.

Por muy curiosa que la anécdota parezca, el libro de Dov Seidman, How. Por qué CÓMO hacemos las cosas significa tanto, no es un decálogo de puntos que ilustran la formación de olas. De forma análoga, el autor pone de relieve la necesidad de centrarnos en todos aquellos elementos inherentes al proceso, con el objetivo de extraer un plus de valor añadido que nos garantice resultados fascinantes. La idea es dejar a un lado el QUÉ (las cosas que hacemos; la ola en sí misma), para centrarnos en impulsar los CÓMO (las condiciones en qué se hacen, la forma ovalada del estadio). Pero ¿por qué?

El imperativo no es del guión, pero sí del contexto. Un mundo masificado como el actual trae implícito un exceso de productos y servicios que impide que estos se diferencien por las prestaciones materiales que poseen. Pero además, el avance en las telecomunicaciones ha situado a todos los actores sociales en el ojo del huracán mediático, siendo escrutados hasta el último milímetro y también juzgados por ello. El mundo hiperconectado, uno ya no se define a sí mismo, sino que es el mercado quien los define a uno. Si hacemos algo mal ante la plaza pública, seremos señalados y recordados.

Con todo, el paradigma empresarial ha cambiado. Para Dov Seidman, la respuesta eficaz a ambos retos es apostar por aquellos elementos que no pueden ser copiados o transformados en mercancía: el comportamiento humano. Así pues, su concepto del CÓMO pasa por maximizar las oportunidades de diferenciación, mediante la introducción de nuevas maneras de proceder, tanto dentro de la empresa en la relación jefe-empleado, como fuera de esta, en la interacción con su entorno.

Incentivar, liderar, impulsar una cultura basada en los valores, lograr la autogobernanza o ser transparentes son algunos de los elementos que Seidman enfatiza a la hora de trascender los designios de QUÉ. La idea es trabajar en la formación de estadios ovalados, que generen olas de éxito sostenido en el tiempo. Porque que hoy y aquí, cuanto mayor sea el dominio y preocupación por el CÓMO, mayores serán los resultados obtenidos en un mundo tan altamente competitivo.

Enlaces asociados:
How: Por qué cómo hacemos las cosas significa tanto. (Dov Seidman. Cronista.com, 3.04.2014)
Dov Seidman descubre la sorprendente razón de ‘por qué cómo hacemos las cosas significa tanto’ (Periodista Digital, 3.12.2013)
El “cómo lo haces” sí importa: Dov Seidman (Tatiana Gutiérrez. AltoNivel, 1.10.2013)

Etiquetas:

Comentarios sobre: ZL 42. How: Por qué cómo hacemos las cosas significa tanto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *