El hombre del paraguas

Las protestas pro democráticas de Hong Kong han centrado la atención de los medios las últimas semanas, aunque cada vez el impacto mediático es menor. Decía Erich Fromm que «la creatividad requiere tener el valor de desprenderse de las certezas». La certeza es un grupo de manifestantes. Si estos sólo se manifiestan, o protestan, por muy airadamente que lo hagan, los medios dejarán de escucharles, y la protesta irá a menos. Si, por el contrario, son creativos en la forma de expresarse, la difusión que lograrán puede ser mucho mayor. Vivimos en un tiempo en que cualquiera puede hacer una fotografía y difundirla en Internet. Cuanto más innovadora, rompedora y creativa sea, más repercusión tendrá, primero en la Red y, luego, en los distintos medios.

Eso es lo que han pensado en Hong Kong, donde se ha hecho viral la imagen de una estatua de tres metros, con un paraguas amarillo en la mano que apunta a la sede del Gobierno. La escultura, realizada por un estudiante de arte (con ayuda de unos amigos) apodado Milk, quiere representar con el paraguas el símbolo del movimiento, ya que los paraguas fueron utilizados por los manifestantes para protegerse del spray pimienta que arrojó la policía la noche del 28 de septiembre.

Pero la estatua «El hombre del paraguas» no sólo destaca como obra artística, sino como recordatorio de la gran estatua que los estudiantes de Pekín hicieron en la plaza de Tiananmen el 30 de mayo de 1989. Esa estatua, la «Diosa de la Democracia», estaba hecha de espuma de poliestireno y pasta de papel sobre un armazón metálico.

La construyeron lo más grande posible intentando así que el Gobierno la dejara intacta ya que, si decidía destruirla, quedaría en evidencia ante la atenta mirada de los medios. A pesar de medir 10 metros de altura, y como fue ampliamente difundido, el Gobierno chino no toleró las manifestaciones. El 4 de junio, el Ejército Popular de Liberación atacó la plaza con tanques. La estatua era un punto central de la manifestación por lo que el ejército −en la madrugada del 5 de junio− fue destruida.

Veremos cómo termina «El hombre del paraguas» en Hong Kong.

UmbrellaVisotour.com

Publicado en: Pie de foto

Enlaces de interés:
Los paraguas políticos
Cromopolítica
Mareas amarillas

Artículos de interés:
– Los partidos independentistas irrumpen en el Parlamento de Hong Kong (El País, 5.09.2016)
Hong Kong: La revolución de los paraguas (Nota de Prospectiva nº 27/2014. Fundación Alternativas)

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *