Antoni Gutiérrez-Rubí

Artículos y reflexiones

Menú principal:

Snapchat en política
Más información
La transformación digital y móvil de la comunicación política
Más información
La política en tiempos de WhatsApp
Descárgatelo
Tecnopolítica
Descárgatelo

Artículos Monarquía Española (2011-2014)
Descárgatelo

50 años del discurso ‘I have a dream’
Descárgatelo

Otro modelo de partido es posible
Descárgatelo

Manifesto Crowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes
Descárgatelo

Elecciones USA 2012: Los 12 factores decisivos
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión ePub)

La política vigilada
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión papel/ versión ePub)

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Micropolítica
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Lecciones de Brawn GP
¿Qué se dice de este libro?

Políticas
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo
Cómpralo
Otros libros y documentos:





Descárgatelo


Descárgatelo



Slideshare




Miembro de:


ADECEC


ACOP


ACCIEP


DIRCOM


EAPC


AAPC


AAPC


"No existe en el mundo nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo."
Víctor Hugo

RSS Focus Press

RSS Re(d)pública

Búsqueda






Nuestras sesiones:

#viernes13

gutierrez-rubi.es/viernes13

Mi proyecto compartido con Juan Freire:

LABO

Laboratorio de Tendencias
en Tumblr

Mi proyecto compartido
con Jaume Bellmunt:

Taller
de Política

www.tallerdepolitica.org

Mi proyecto compartido
con Francis Pisani:

Re(d)pública

en Tumblr

Archivos

Suscríbete por correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

Administraciones Públicas y Big Data

Imprimir Imprimir

Publicado en: Cinco Días (13.10.2014)

La economía de los datos y el desarrollo de servicios y productos a su alrededor será un factor determinante en la economía. La velocidad con la que crecen los datos es vertiginosa. Se estima que la cifra se dobla cada dos años (Informe EMC. 2011 Digital Universe Study) y según, el informe Ericsson Mobility Report (agosto 2014), su tráfico creció un 60 % entre el segundo trimestre de 2013 y el de 2014. En 2020, habrá 50.000 millones de conexiones de personas, procesos, datos y objetos en Internet. El gran flujo de datos (Big Data), fruto de la interacción en red, cambia la visión sobre los problemas, el alcance de las soluciones y el modelo de gestión pública. ¿Están las Administraciones Públicas (AAPP) preparadas para digerir, comprender, analizar e interiorizar este volumen disruptivo de datos sociales y económicos? Se trata de un gran  reto, pero también de una oportunidad para que las AAPP saquen un mejor rendimiento al enorme potencial de conocimiento que tienen los datos cuando se analizan.

1. Conocimiento. El conocimiento y el análisis de estos grandes volúmenes de datos cambiarán nuestra percepeción de la realidad y sus relaciones. Nos permitirá identificar patrones de comportamiento y plantearnos nuevas hipótesis en la siempre exigente relación entre la eficacia y la eficiencia. Abrirá nuevas miradas a los problemas, las causas, y sus consecuencias. Y ofrecerá nuevas visiones para la gestión eficiente (y limitada) de los recursos públicos. Abrir los datos públicos (open data) sólo es un primer paso.

2. Nuevas cartografías. La necesidad de visualización de este mar de datos ofrecerá nuevas ideas, al tener nuevas visiones. La narrativa textual y numérica necesita nuevas miradas interpretativas. El visual thinking (el pensamiento visual) aplicado a la gestión pública es una oportunidad para explorar y recorrer alternativas y posibilidades que descubren nuevas soluciones al ver las capas de información y relaciones que esconde la realidad. Necesitamos pasar de los mapas a los ecosistemas. De los excel a las redes. De la opinión pública a la opinión compartida.

3. El gobierno móvil. La gestión profunda del big data público nos permitiría una concepción móvil del servicio e información públicos. Multiformato, multipantalla y multicultural, sin concesiones. On y off integrados. La tecnología ya no es una elección sino una obligación para interactuar con los ciudadanos. Esta realidad cambia las ecuaciones de los formatos, las tipologías y los resultados de las relaciones entre usuarios-ciudadanos y las AAPP, otorgando a los primeros un nuevo protagonismo. España es el país europeo con más usuarios de smartphones, según el Informe de Accenture y AMETIC (Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales). Somos más móviles que nadie y nuestra pantalla principal de entrada a Internet ya es una pantalla móvil, gracias al extraordinario crecimiento de las APPs.

4. Innovación pública. Este volumen de datos públicos  debe impulsar la innovación de los servicios públicos y la colaboración público-privada Obviamente, también, para profundizar en nuevas formas para la gobernanza y la gestión y concepción de «lo público» como un espacio de intersección creativa orientada al bien común. Las AAPP deben estar dispuestas a favorecer estas condiciones naturales que permitan incubar y hacer crecer, a través de una inteligencia múltiple y compartida, un ecosistema favorable a la innovación.

5. La colaboración. Este big data público genera también un nueva concepción de la política y de la cosa pública. Evgeny Morozov, en su artículo Regular la batalla por la información, aseguraba: «¿Cómo podríamos hacer las cosas de un modo diferente? Una opción podría ser la de manejar el ‘gráfico social’ (nuestras muchas conexiones superpuestas con otra gente) como una especie de institución pública, con reguladores estatales que aseguren que todas las compañías tienen igual acceso a esa información crucial».

Las AAPP no pueden desaprovechar el enorme caudal de talento social que se encuentra entre los pliegues y capas digitales de este mar de datos. Las dificultades sociales y políticas a las que debemos enfrentarnos, en lo local y global, exigen que el talento y la creatividad latentes en la sociedad penetren y revitalicen la gestión pública. Debemos aprender todos, gobiernos y ciudadanía, que ya no se puede gestionar lo público de manera eficaz y eficiente, sin un esfuerzo colectivo que haga repensar los servicios públicos desde la práctica usuaria, redimensionando las estructuras y los dispositivos, con un impulso a la cultura social del procomún para hacer sostenible lo público.

(Esta reflexión parte de mi intervención, el pasado 1 de octubre, en Digital Leader. El cliente tiene la palabra. Evento anual de CIONET España 2014, en colaboración con ESADE ALUMNI.)

Enlaces de interés:
Internet of Everything: A $4.6 Trillion Public-Sector Opportunity (Cisco)
Cisco Visual Networking Index (Cisco)
Cada persona tendrá nueve dispositivos conectados a Internet en 2020 (Carlos Gómez Abajo. Tendencias21.net, 16.12.2013)
Presencia de las empresas del IBEX35 en la web 2.0 (Estudio de Comunicación. Estudio realizado para El País Negocios. Septiembre de 2013)
5º Informe sobre las apps en España de The App Date
Gartner Says Worldwide Traditional PC, Tablet, Ultramobile and Mobile Phone Shipments to Grow 4.2 Percent in 2014 (Gartner, 7.07.2014)
La ONU premia a España por sus avances en la administración electrónica (Pymes y Autónomos, 13.10.2014)
La transformación del CIO (Computing.es, 13.10.2014)
37a sessió web. ‘Catàleg d’eines digitals per als professionals de l’Administració’ (Dolors Reig, 15.10.2014)

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0

Artículos relacionados:
  • ZW 357. Transparencia de Cuentas Públicas
  • Política: del big data al data thinking (ACOP Paper)
  • ZW 344. Big Data Week
  • Gobernar el ‘Open Data’

  • Etiquetas: , , , ,


    Escribe un comentario