Cuando las mayorías se pactan

Publicado en: El País (24.05.2015)(blog ‘Micropolítica’)

Esta noche ha sido intensa. Y sorprendente. El PP gana, pero pierde. Gana en la mayoría de las Comunidades Autónomas donde gobernaba (con excepción de Extremadura y Canarias) pero pierde todas sus mayorías absolutas y tiene muy complicada la gobernabilidad. Lecciones de humildad. El PSOE resiste, pero gana y avanza. Las victorias en tres comunidades, revalidando el poder en Asturias, así como el resultado global de las municipales (con importantes victorias en las capitales andaluzas) le permite presentarse como una alternativa real, y una suma imprescindible ―o central― para la articulación de alternativas de izquierdas.

El bipartidismo empata con los emergentes y diferentes. El PP y el PSOE sólo representan poco más del 50 % de los votos emitidos. Siguen las paradojas. Ada Colau gana, pero no se adivina cómo puede gobernar. Manuela Carmena pierde, pero su opción a ser alcaldesa crece y es más que posible. Ciudadanos no da el sorpasso, ni la sorpresa, a pesar de haber concentrado todas las expectativas ―y apoyos― posibles en las últimas semanas. Pero va a ser determinante en muchísimos ayuntamientos, y en en tres comunidades, al menos. Y Podemos se estrena, en todas partes, pero realmente gana cuando se funde y se retroalimenta con otras dinámicas de cambio social que desbordan los cauces de los partidos. Una lección de humildad, también. Y de pragmatismo.

La legislatura del #15M, del bipartidismo hegemónico y de las mayorías absolutas del PP se cruzan en este cruce de vías del #24M. Adiós a las arrogancias y a los prejuicios. La cura de humildad para el PP va a ser dura y dolorosa. Se abre la necesidad de refundar el PP. El viejo PP pierde. Rajoy llega muy tocado a la candidatura. Y, todavía más, ha comprobado el sabor de la derrota y de la soledad, que es la auténtica derrota en política.

La gobernabilidad de comunidades y ayuntamientos va a depender de la capacidad no sólo de pactos aritméticos. Se trata de algo más relevante: una nueva cultura política del acuerdo, el consenso, el compromiso y la negociación. Ganarán los humildes y flexibles. Perderán los soberbios y dogmáticos. Eso también vale para la nueva política… que deberá comprender que ganar no es suficiente para gobernar y que, para ello, es imprescindible negociar apoyos permanentemente. La intransigencia en política no te permite resolver problemas ni garantizar gobiernos. El adanismo y el prejuicio (al adversario, al rival o al exsocio) no creará mayorías ni alianzas.

Las mayorías se pactan. Ya no se ganan. Es tiempo de negociadores y de estructuras de partidos (que van a seguir siendo imprescindibles) para armar acuerdos y disciplinas que los hagan realidad. Esta noche se han abierto muchas compuertas. Se han abierto muchas ilusiones. Mañana hay que encauzar sueños con responsabilidades. Victorias con pactos. Es un tiempo nuevo. Las alternancias (bipartidistas) dan paso a las alternativas (multipartidos). Hemos ganado mucho en representatividad. Ahora hay que ganar en gobernabilidad.

Enlaces de interés:
3 claves para una negociación política eficaz (Yolanda Román. ATREVIA Asuntos Públicos, 28.05.2015)

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *