Antoni Gutiérrez-Rubí

Artículos y reflexiones

Menú principal:

Snapchat en política
Más información
La transformación digital y móvil de la comunicación política
Más información
La política en tiempos de WhatsApp
Descárgatelo
Tecnopolítica
Descárgatelo

Artículos Monarquía Española (2011-2014)
Descárgatelo

50 años del discurso ‘I have a dream’
Descárgatelo

Otro modelo de partido es posible
Descárgatelo

Manifesto Crowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes
Descárgatelo

Elecciones USA 2012: Los 12 factores decisivos
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión ePub)

La política vigilada
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión papel/ versión ePub)

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Micropolítica
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Lecciones de Brawn GP
¿Qué se dice de este libro?

Políticas
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo
Cómpralo
Otros libros y documentos:





Descárgatelo


Descárgatelo



Slideshare




Miembro de:


ADECEC


ACOP


ACCIEP


DIRCOM


EAPC


AAPC


AAPC


“Muchas personas ven las cosas tal como son y se preguntan ¿Por qué? Yo las veo como pueden ser, y me pregunto ¿Por qué no?”
Robert Kennedy

RSS Focus Press

RSS Re(d)pública

Búsqueda






Nuestras sesiones:

#viernes13

gutierrez-rubi.es/viernes13

Mi proyecto compartido con Juan Freire:

LABO

Laboratorio de Tendencias
en Tumblr

Mi proyecto compartido
con Jaume Bellmunt:

Taller
de Política

www.tallerdepolitica.org

Mi proyecto compartido
con Francis Pisani:

Re(d)pública

en Tumblr

Archivos

Suscríbete por correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

La moda política de 2015

Imprimir Imprimir

Publicado el 30.12.2015

1. El “calcetagate” de Peña Nieto
2. La bufanda de Varufakis
3. Los pantalones cortos de las chicas israelíes
4. Los pendientes de Teresa Rodríguez
5. Las corbatas de “la casta”
6. Las faldas de los hombres turcos
7. Las cejas de Kim Jong-un
8. Las túnicas negras de las mujeres sirias

1. El “calcetagate” de Peña Nieto
Enrique Peña Nieto participó en una carrera de 10 km el pasado mes de agosto. Junto a la imagen del presidente mexicano corriendo, apareció un comentario: “#Calcetagate tienes al revés y tenis totalmente verde antiecologista”, ya que a primera vista, parecía que el refuerzo para el talón estaba en la parte delantera.

El tema había pasado prácticamente desapercibido, hasta que el presidente decidió responder en la cuenta oficial con una foto aclarando que la parte oscura va al frente y no sobre el talón. El comentario, que pretendía ser una salida con humor al tema, no  tuvo el resultado esperado y se convirtió en un búmeran. Muchos cuestionaron que Peña Nieto no hubiera reaccionado con tanta celeridad, o incluso hubiera guardado silencio, en casos como la desaparición de estudiantes de Ayotzinapa, o los señalamientos por la mansión que compró su esposa. En pocas horas, la etiqueta #Calcetagate se convirtió en uno de los temas más vistos a nivel mundial en Twitter. La falta de coherencia en la celeridad de respuesta le pasó factura.
PeñaNieto

2. La bufanda de Varufakis
Sin duda el exministro de Finanzas griego Yanis Varufakis ha sido uno de los personajes más mediáticos del año. En medio de las negociaciones para la ampliación del crédito al gobierno griego, el dirigente de Syriza acompañaba sus mensajes de firmeza contra la Troika con una indumentaria que mostraba un look vigoroso, con mangas de camisa a cero grados o con camisetas cortas y ceñidas  que  dejaban ver su cuerpo atlético y contribuían a  transmitir una imagen de seguridad y fortaleza. Pero el líder antiausteridad cometió un error que causó gran revuelo, presentarse en el mes de febrero a una reunión extraordinaria del Eurogrupo luciendo una bufanda de la marca Burberry (valorada en 395 eur). La incoherencia en el uso de la prenda, tan alejada del bolsillo de la mayoría de los griegos,  fue rápidamente lo que llevo al propio político a intentar justificarse por twitter «Es un regalo que tiene 12 años de mi mujer. ¿Satisfecho ahora?».
Los ciudadanos, muy exigentes con la veracidad y la autenticidad, exigen que también el vestuario, como una elemento más de la construcción del relato político, sea  coherente con el mensaje y con los valores que se quieren comunicar.
Varufakis

3. Los pantalones cortos de las chicas israelíes
En mayo, jóvenes estudiantes israelíes se movilizaron para exigir al ministro de Educación, que las dejara asistir al colegio con pantalones cortos. En Israel la enseñanza pública no obliga a llevar uniforme, sin embargo, muchos colegios prohíben a las chicas asistir con pantalón corto y no así a los chicos. Frente a esta discriminación, y coincidiendo con una fuerte ola de calor que afectaba el país,  las jóvenes decidieron movilizarse subiendo fotos a las redes sociales vistiendo shorts. A ellas se sumaron también muchos de sus compañeros dando una lección de igualdad. Lo que se inició como una protesta en el patio de una pequeña escuela en el sur de Tel Aviv, se convirtió en una revolución del pantalón corto que se extendió  a todo el país con manifestaciones ante la presidencia del Gobierno y un manifiesto firmado por varios diputados. El ministro ortodoxo de Educación creía que podría imponer el orden y  la moda, y segregar; ganaron los jóvenes y la solidaridad en la reivindicación de sus derechos gracias a la propagación exponencial en las redes sociales.

4. Los pendientes de Teresa Rodríguez
La candidata de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez ha hecho de un complemento como los pendientes una insignia de su marca personal. Esta gaditana de 34 años se presenta en su blog como una ciudadana más, una “profe de instituto, eventualmente eurodiputada de PODEMOS”. Como señalan muchos de los líderes de Podemos, no son políticos profesionales sino ciudadanos haciendo política por ello prefiere un estilo ‘casual’, fresco y alejado de encorsetamientos y formalismos que según dicen identifica a la clase trabajadora. Aunque su madre le aconseja “que se arregle más” Rodríguez suele lucir pañuelos de colores al cuello, bufandas de lana y camisetas con mensaje pero han sido sobretodo sus grandes pendientes, junto a sus característico flequillo ahora más cuidado, los que han definido su estilismo. Siempre pendientes, y preferiblemente grandes: aros dorados o de colores llamativos, pendientes de cuentas de estilo árabe,  este complemento la acompaña en todas sus apariciones.
Rosa Rodríguez

5. Las corbatas de “la casta”
La corbata o mejor la tendencia a su eliminación vuelve a ser protagonista de la moda política. Aunque prescindir de esta prenda ha sido un gesto recurrente entre los políticos progresistas, en un momento de emergencia de nuevas formaciones políticas, con un nuevo discurso en el que se reclama cambio, renovación y profundas transformaciones en las formas y en las propuestas, la corbata ha quedado relegada al armario como símbolo de “la casta”. La renuncia explícita a esta prenda de varios miembros del ejecutivo griego encabezado por Alex Tsipras  “hasta cuando Grecia salga de la crisis” tiene una enorme carga simbólica. También algunos dirigentes de CDC optaron por prescindir de la corbata para ofrecer una imagen más informal coincidiendo con la presentación de la coalición Junts pel Sí, en lo que se podía interpretar como un intento de acercarse al centroizquierda. Incluso en el ámbito empresarial se han sumado a la tendencia. Vemos así como los directivos del BBVA se quitan la corbata, generalizando la vestimenta informal, como símbolo de una nueva cultura financiera.
Tsipras

6. Las faldas de los hombres turcos
Özgecan Aslan, una joven estudiante turca, fue violada y asesinada en febrero por un conductor de autobús. La brutalidad del asesinato, sumado a la política de islamización del Presidente turco, Erdoğan, y al aumento de la violencia contra las mujeres, hizo que el caso se difundiera rápidamente y que las protestas contarán con miles de manifestantes. En ese contexto, el joven Erkan Dogan lanzó en las redes sociales la campaña #ozgecanicinminietekgiy («ponte falda por Özgecan»), vistiendo con una falda en la plaza Taksim de Estambul para agitar la conciencia de los hombres turcos contra la violencia machista. Su acto fue rápidamente repetido en todo el país por infinidad de hombres ―la mayoría jóvenes―, que empezaron a subir sus fotografías con falda, así como sus propios vídeos. En numerosos países, otros jóvenes subieron sus propias imágenes con falda, sumándose así a la protesta. La acción consiguió que todos los estamentos del Gobierno turco, incluido el presidente, se vieran obligados a hacer declaraciones y a prometer acciones concretas para aumentar la seguridad de las mujeres y el respeto hacia ellas.

7. Las cejas de Kim Jong-un
El 1 de enero, el líder norcoreano Kim Jong-un apareció, en su tradicional discurso de Año Nuevo emitido por televisión, exhibiendo una extraña imagen: un corte más angular, el tupé más elevado y unas cejas reducidas a la mínima expresión. El nuevo estilismo distrajo del contenido del discurso donde habló de un aparente acercamiento a sus vecinos de Corea del Sur. Quizás era esa precisamente la intención o tal vez una estrategia para conseguir notoriedad acaparando los telediarios de todo el mundo. Pero lo que parece claro es que con la nueva imagen el dictador imprime un aspecto menos juvenil para optar por un estilo mucho más agresivo casi amenazante. En cualquier caso, el estilo capilar en Corea del Norte es un asunto de estado, el gobierno, en un ejemplo más de búsqueda de la uniformidad característica de regímenes dictatoriales, decide que peinados pueden lucir los ciudadanos dejándoles escoger entre 18 opciones para las mujeres, y 10 para los hombres.
Kim Jong

8. Las túnicas negras de las mujeres sirias
En julio, tuvieron un importante eco las imágenes de mujeres sirias (tanto kurdas como árabes) despojándose de sus túnicas y velos negros en su huida de los territorios controlados por Estado Islámico donde, en una interpretación radical del Islam, eran sometidas a rígidas reglas como el uso del doble velo y “abayas” (ropas negras y anchas hasta los pies que ocultan la forma de su cuerpo). La emoción de jóvenes abrazándose, haciendo la “V” de la victoria, despojándose de sus sobrios atuendos y dejando ver en contraste sus alegres vestidos de llamativos colores, fueron captadas y publicadas en su cuenta de twitter por el periodista Jack Shahine (@jackshahine) con el título “Retratos de la Libertad”. El gesto se convirtió en un icónico símbolo de  la liberación de la opresión que el islamismo radical ejercía sobre ellas.
Siria

Siria_


Enlaces asociados:
– La moda política de 2014
La moda política de 2013
La moda política de 2012
La moda política de 2011
La moda política de 2010
La moda política de 2009
La moda política de 2008

Enlaces de interés:
Programa Moda y poder. Un reflejo de nuestra personalidad, una herramienta de comunicación política y una poderosa industria global. En este programa especial de Efecto Naím, la galardonada periodista Robin Givhan nos revela el poder de la moda más allá de las pasarelas. (El último grito – Efecto Naím)

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+2

Artículos relacionados:
  • La imagen del poder
  • Articles escrits per a El País Catalunya
  • Sobre el vestuario político
  • Articles escrits per a El País Catalunya

  • Etiquetas: ,


    Escribe un comentario