Es muy probable que las mejores decisiones no sean fruto de una reflexión del cerebro sino del resultado de una emoción.

Eduard Punset

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *