Hacer un senador sólo lleva un día. En cambio, para hacer un trabajador hacen falta diez años.

Albert Camus (Calígula)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *