Antoni Gutiérrez-Rubí

Artículos y reflexiones

Menú principal:

Artículos Monarquía Española (2011-2014)
Descárgatelo

50 años del discurso ‘I have a dream’
Descárgatelo

Otro modelo de partido es posible
Descárgatelo

Manifesto Crowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes
Descárgatelo

Elecciones USA 2012: Los 12 factores decisivos
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión ePub)

La política vigilada
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión papel/ versión ePub)

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Micropolítica
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Lecciones de Brawn GP
¿Qué se dice de este libro?

Políticas
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo
Cómpralo
Otros libros y documentos:





Descárgatelo


Descárgatelo



Slideshare




Miembro de:


ADECEC


ACOP


ACCIEP


DIRCOM


EAPC


AAPC


AAPC


"Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza."
Averroes (Filósofo y médico hispanoárabe)

RSS Focus Press

RSS Re(d)pública

Búsqueda



...de qué habla mi comunidad
Tweetted Times
Paper.li




Nuestras sesiones:

#viernes13

gutierrez-rubi.es/viernes13

Mi proyecto compartido con Juan Freire:

LABO

Laboratorio de Tendencias
en Tumblr

Colaboro el foroForo + Democraciawww.foromasdemocracia.com/

Mi proyecto compartido
con Jaume Bellmunt:

Taller
de Política

www.tallerdepolitica.org

Mi proyecto compartido
con Francis Pisani:

Re(d)pública

en Tumblr



Archivos

Suscríbete por correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

Montoro, la sonrisa disonante

Publicado en: El País (25.04.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, ha superado -gracias a la mayoría tan absoluta como solitaria del PP- el trámite parlamentario de la aprobación de los Presupuestos Generales. Aquellos que presentó con un simpático y sorprendente código QR. Durante toda la sesión y, en especial, en el duelo con el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, mostró una de sus facetas más personales: un juguetón sentido del humor que adorna con una sonrisa, entre burlesca y pícara, y, cuando conviene, cínica. Una sonrisa de joker.

El humor en política es un arma de doble filo. Como la sonrisa. Oportuna e inoportuna, acierto o error, según las circunstancias, el entorno y la exposición mediática. Y más en un contexto de crisis, cuando muchos ciudadanos se preguntan, muchas veces, ¿de qué se ríen nuestros políticos?. Montoro presentó un presupuesto con puño de hierro y guante de seda. Unas cuentas que le borran a cualquiera la sonrisa de la cara, pero que él no dudó en mostrar, sin reparos ni complejos, durante toda la sesión, para entretenimiento de sus correligionarios que suelen reírle las gracias, las tenga o no.

Pareciera que a Montoro le gusta dar malas noticias con sorna. Como si le complaciera el hecho de que puede hacer lo que dice, porque no hay alternativa, poder corrector o compensador que pueda matizar o impedir su voluntad. Es la sonrisa de la victoria permanente sea cual sea el juego… ya que el resultado siempre es el mismo: se puede llevar a cabo, siempre vencedor. Después de ocho años esperando en la oposición, Montoro se muestra más irónico que nunca. El que fuera ministro de Hacienda con Aznar nos recuerda, con ese gesto, que estuvo, aguantó… y volvió. Lo dijo ayer, como reflejo de un comportamiento psicológico muy interiorizado, en la misma tribuna: Es el quinto presupuesto que presento en esta Cámara y los míos se han cumplido”. Tuvo que recordarlo, no pudo evitarlo. Su sonrisa le delató.

En la otra cara de la moneda, el pétreo Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad, que parece creer que poder y malhumor son sinónimos. Es cierto que vivimos una situación crítica grave que no da pie a las concesiones, pero el ministro compensa, con su hierático compartimiento facial, el exceso de gracejo de Montoro. La pareja ministerial compite en todo, con estilos diametralmente opuestos hasta contradecirse, si es necesario.

La comunicación no verbal (la importancia del lenguaje facial) debería formar parte de la estrategia de comunicación global ya que más del 50% de la información proviene del lenguaje corporal (posturas, movimientos, gestualidad…), frente al 7% que se atribuye a las palabras o el 38% de la voz (tono, entonación, etc.).

Montoro puede resultar simpático y gracioso públicamente, si lo pretende. Y de Guindos, lo contrario, multiplicado incluso. Pero es un grave error ignorar que ambas actitudes, la gracia y la desgracia permanentes en sus rostros, no son las más adecuadas para comunicar sacrificios. Una se chotea, la otra asusta. Mejor será que se pongan de acuerdo en el registro que quieren mostrar. No es un tema de actitud personal sino profesional. La risa es humana y muy política.

Vídeo asociado:


Artículos en el blog Micropolítica:
- La fuerza del activismo en red (Artículo 21, 21.04.2012)
- Pedir perdón (Artículo 20, 18.04.2012)
- A un mes del #15M (Artículo 19, 17.04.2012)
- ¿Y si no se hubiera caído? (Artículo 18, 14.04.2012)
- El pánico en política (Artículo 17, 11.04.2012)
- Crisis y notas de prensa (Artículo 16, 10.04.2012)
- Infografías, visualizaciones y política (Artículo 15, 9.04.2012)
- Suicidios políticos (Artículo 14, 6.04.2012)
- Presupuestos QR (Artículo 13, 4.04.2012)
- Rajoy, 100 días de comunicación (Artículo 12, 1.04.2012)
- Imparable (Artículo 11, 30.03.2012)
- El ‘photocall’ de Rajoy (Artículo 10, 28.03.2012)
- Orgullo frente a soberbia (Artículo 9, 25.03.2012)
- Una campaña extraña (Artículo 8, 24.03.2012)
- Videopolítica (Artículo 7, 22.03.2012)
- Griñán: herencias y albaceas (Artículo 6, 20.03.2012)
- Estrangular (Artículo 5, 18.03.2012)
- Hoy, Idus de marzo (Artículo 4, 15.03.2012)
- La silla vacía (Artículo 3, 13.03.2012)
- Presidentes a la reelección (Artículo 2, 12.03.2012)
- Gestionar la política (Artículo 1, 9.03.2012)

La fuerza del activismo en red

Publicado en: El País (21.04.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

El activismo político está de enhorabuena. Su fuerza nos obliga a una reflexión sobre el poder y la responsabilidad. Las cifras lo confirman. Change.org, de la cual forma parte Actuable, ha anunciado recientemente que ha llegado a la cifra de diez millones de usuarios registrados. Con más de 100.000 campañas creadas. Detrás de cada una de ellas se encuentra la fuerza de un usuario, o de un grupo, que ha iniciado una petición.  La suma de adhesiones genera poder ciudadano y posibilita que muchas peticiones se conviertan en pequeñas-grandes victorias. Es el reencuentro de un “nosotros” desde la nueva individualidad comprometida y consciente.

Analizando la evolución de miembros que han confiado en esta plataforma para hacer escuchar su voz, nos daremos cuenta de que su evolución no es lineal. Los éxitos obtenidos lo convierten en un instrumento útil y creíble para aquel ciudadano que desea provocar un determinado cambio. Por otro lado, la acción colectiva para la defensa de causas comunes tiene un carácter global, ya que la gran cantidad de usuarios se distribuye en 150 países.

El activismo político y social, también manifestándose a través de la creatividad y el arte, tiene en la tecnología un elemento facilitador que ofrece un amplio abanico de oportunidades. La movilización local puede encontrar réplicas en otras partes del mundo. El ingenio y la capacidad de conectar dotan a las multitudes inteligentes de poder para actuar.

Las organizaciones e instituciones tradicionales no parecen responder con la misma velocidad a los cambios que la ciudadanía digital reclama. La nueva escala de valores que engendra la cultura digital, la evolución en la forma de apoderar a los jóvenes hacia la política y la escala de preocupaciones de la Sociedad Red -más próximas a la realidad de la ciudadanía- dificultan el tránsito de convertir estos cambios puntuales, que posibilitan las victorias concretas, a nuevas estructuras organizativas.

Continuar leyendo… »

Pedir perdón

Publicado en: El País (18.04.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

El papel lo aguanta todo. Pero la cara… ¡ay, la cara! El rostro sí que revela la autenticidad y el sentimiento. El Rey ha optado por la mejor opción: dar la cara, mostrarla. Las palabras pronunciadas son un paso en la buena dirección, pero veremos en los próximos días si es demasiado pequeño para superar el abismo que se abre bajo los pies de la monarquía y, del monarca, en particular.

Pedir perdón no es lo mismo que disculparse, y para que sea creíble y efectivo, este acto reclama contrición, arrepentimiento y vergüenza. Y cambio, muchos cambios. Estas emociones, que son las que el monarca más necesita transmitir en estos momentos, no las garantizaba un papel -por bien escrito que estuviera-, aunque llevara el sello real. El Rey no ha utilizado la palabra “perdón”, pero prometer que “no volverá a ocurrir” es casi un sinónimo. Y su cara transmitía una mezcla de emociones entre rubor y tristeza.

El gesto será útil, al menos, para los propios miembros de la Casa Real. Ayer, la Infanta Elena, en una irresponsable y provocadora declaración dijo textualmente: “No he oído nada, estaba trabajando”. No sé que suerte de trabajo tenía, en un país con casi 6 millones de parados, pero lo que sí que es seguro es que no debería ser “al servicio de España”, porque si así fuera seguro que se habría enterado. No ha podido resultar más torpe e insensible. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

El Rey debería explorar también el desagravio como penitencia, como parte de un proceso de regeneración moral y personal. El arrepentimiento se practica, no se proclama. Seguro que encontraría, además, buenas causas hacia las que canalizar parte de su fortuna personal más allá de las presidencias honoríficas. Pero más que su dinero o sus palabras, lo que necesita en estos momentos es actuar con el ejemplo. ‘La excelencia es un hábito’ decía Aristóteles. Cuando una institución permite o tolera comportamientos anacrónicos se vuelve también anacrónica.

Continuar leyendo… »

A un mes del #15M

Publicado en: El País (17.04.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

El rumor de fondo ya es cada vez más audible. La proximidad del primer aniversario del #15M excita y anima a los que veían con escepticismo y preocupación cómo la multitud les disputaba el protagonismo de lo público y lo político. El cinismo avanza confiado en la idea de que el cansancio y el desánimo de los que llenaron las plazas y las calles será la mejor demostración de su inanidad. Sienten que, por fin, va a llegar su momento para poner las cosas en su sitio. Las dificultades para convertir en progresos democráticos el espíritu de la primavera egipcia, por ejemplo, les facilitan una nueva coartada. Hay quien cree que es mejor Mubarak que una mayoría islamista en el Parlamento egipcio democrático. Aquellos que nunca vieron esperanzas, o temieron perder sus privilegios, se apresuran a certificar la desilusión. Pero se equivocan.

Los días previos al 15 de mayo serán, seguramente, el escenario de un auténtico chaparrón de análisis, declaraciones y opiniones que argumentarán el descrédito y la decepción sobre la capacidad de estos movimientos para ir más allá de la agitación, la denuncia y la concienciación democrática, como si esto fuera poco. La violencia que ha salpicado algunas concentraciones recientes, en especial alrededor de la huelga general del 29M, flota en el ambiente como amenaza y excusa. Amenaza para los nuevos movimientos sociales. Excusa para desacreditarlos, confundirlos y mezclarlos por parte de quienes -sin comprender lo que pasó- se apresuran a certificar lo que sucede y sucederá en el futuro. Excusa también para que el Gobierno anuncie la reforma del Código Penal.  Intelectuales, abogados y activistas afines al movimiento creen que Rajoy pretende “amedrentar” a los ciudadanos con este anuncio y que recorre a la “estrategia del miedo”  para incriminar formas de respuesta pacífica pero alternativas.

Continuar leyendo… »

Crisis y notas de prensa

Publicado en: El País (10.04.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

Las notas de prensa ya no tienen buena fama, aunque ayer Mariano Rajoy les dio un nuevo brío. Ya no se leen. Por excesivas, por imprecisas, por previsibles. Los periodistas reciben muchísimos mails que no pueden atender, cuando lo hacen muchas veces no encuentran lo que buscan, y lo que encuentran ya lo saben o ya es público. Muchas de estas notas van directamente a la papelera de reciclaje. Y la mayoría de los mails que las adjuntan, no llegan a ser nunca abiertos. La remisión indiscriminada de notas de prensa o e-mails informativos sin segmentar motiva que la información pueda ser considerada en muchos casos puro spam.

El 70% de los periodistas cree, además, que las salas de prensa online de las empresas o instituciones no son de mucha utilidad. Uno de cada cuatro no encuentra la información que necesita en la página web corporativa y considera que la nota de prensa, en su pretensión reveladora, no es fiable por ser interesada.
Tampoco las formas ayudan. El actual formato de nota de prensa es a menudo poco atractivo y con poca información adicional más allá de alguna imagen. Escasos links de valor y contenidos multimedia hacen de las notas de prensa un producto  analógico, difícilmente reutilizable y con poco valor añadido. Esto hace que muchos periodistas (especialmente de medios online) utilicen internet como fuente complementaria donde completar sus informaciones con contenidos multimedia, información de base o adicional. Una información generada por terceros que no siempre responde a los intereses y objetivos de la empresa o institución.

Ayer Rajoy reinventó el futuro de la nota de prensa en política, pero no fue por mérito de la nota, sino por su demérito. Con un título vago e impreciso, “Reunión del presidente del Gobierno con su equipo económico”, el presidente introdujo, como a hurtadillas, la noticia real de un recorte extraordinario en Sanidad y Educación. Hasta la última frase del tercer párrafo no sabemos de qué va el tema: “El ahorro previsto superará los 10.000 millones de euros”. Ni plazos, ni detalles. Un titular escondido que acaba siendo el titular de todos los medios. Las formas son fondo.

Continuar leyendo… »

Infografías, visualizaciones y política

Publicado en: El País (09.04.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

Generamos una gran cantidad de datos. Según el International Data Corporation (IDC)  la expectativa de generación de datos es de  35 zettabytes/año. Entender y transmitir esta información que crece exponencialmente gracias a la utilización de nuevos sensores, dispositivos y redes es una tarea sumamente compleja. El horizonte del Internet de las cosas” hace, todavía más, denso el espacio informativo y comunicativo. En este contexto,  la necesidad de visualización de la información es imprescindible, y se convierte en una herramienta muy útil para explicarla. La narrativa textual y numérica necesita nuevas miradas interpretativas. Las imágenes nos ayudan. Y, aunque el rasgo distintivo de lo humano es el lenguaje…, hay que afirmar que nuestro cerebro es, fundamentalmente, visual. La neuropolítica así lo confirma.

La aproximación de la información a la belleza es innegable. El  artista Aaron Koblin – autor de proyectos de crowdsourcing fantásticos como The Johnny Cash Project- utiliza los datos para inspirarse.  La ilustración que acompaña este artículo, del proyecto New York Talk Exchange para el MoMA de Nueva York, ilustra el intercambio mundial de información en tiempo real mediante la visualización de los volúmenes de llamadas de larga distancia e IP (Protocolo de Internet) que fluyen entre Nueva York y ciudades de todo el mundo. Mediante esta información visual es muy ágil comprender cuáles son las ciudades con una conectividad más destacada con la gran manzana. A su vez, la imagen resultante es sugerente y atractiva.

A través de esta óptica de la belleza y las emociones, para la comunicación política la visualización de la información se convierte en un elemento fundamental por varios motivos:

1. Los usuarios tienen una gran capacidad para interpretar información gráfica. La cultura de la imagen se ha impuesto como canal de comunicación de masas y permite conectar ideas y ciudadanía, a través de los datos.

Continuar leyendo… »

Suicidios políticos

Publicado en: El País (06.04.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

Se llamaba Dimitris Christoulas, de 77 años, griego. Se suicidó hace un par de días. No podía más: “No puedo vivir en estas condiciones. Me niego a buscar comida en la basura”. Un nuevo suicidio, como arma de denuncia desesperada, nos ha sacudido la conciencia. La nota que dejó como testamento político (“Creo que los jóvenes sin futuro algún día cogerán las armas… y colgarán a los que traicionaron la nación”) es un grito descarnado, desgarrador. Es un alegato épico y dramático. Prefirió una muerte digna, a una vida sin ella.

Lo hizo a la luz del día. A escasos metros del Parlamento, en Atenas. A media mañana, a la vista de todos, y en la plaza Sintagma, kilómetro cero de la capital y del país. Fue una tragedia griega, íntima y personal, pero de resonancias públicas y colectivas.

Se llamaba Mohamed Bouazizi, era de Túnez. Se suicidó el pasado 17 de diciembre de 2010. Los tunecinos no necesitaban el efecto de la revelación de cables estadounidenses, a través de Wikileaks, sobre la corrupción del régimen en una sociedad con más del 40% de ciudadanos en paro. No necesitaban la constatación documental de que sufrían en carne propia cotidianamente. La desesperación económica personal llevó a Bouazizi al suicidio. La arrogancia déspota de la administración, al negarle su permiso para vender frutas y verduras en el mercado, le arrastró al precipicio. Pero los jóvenes de su generación lo vivieron como un martirio y un sacrificio excesivo para quien, desposeído de todo, se arrancó lo único que le quedaba: la vida.

Se quemó a lo bonzo. Sus llamas se convirtieron en la chispa que explotó el polvorín de las revueltas tunecinas. Y de todo el norte de África. Ni al derrocado presidente Ben Alí (que expulsó a la delegación de Al Yazira en Túnez en el año 2006), ni a Hosni Mubarak les valió para nada cerrar las sedes de la televisión o impedir el acceso a Internet. Las llamas ya estaban en la red.

Se llamaba Albert Santiago Du Bouchet Hernández. Era de Cuba, pero llegó a España después de ser aprobado el proceso de excarcelaciones del actual Gobierno del hermano de Fidel Castro. Se ha suicidado este miércoles en las Palmas de Gran Canaria. Era un preso político más, uno de tantos. Periodista y desterrado. Fue perseguido, encarcelado y exiliado el pasado 2011. Su mujer y sus dos hijos, en Móstoles. Él, en Las Palmas de Gran Canaria esperando una ayuda que no llegó.

Continuar leyendo… »

Presupuestos QR

Publicado en: El País (04.04.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, cumplió ayer con la litúrgica foto de presentación del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado, con una innovación: el acceso a la abundante documentación se podía hacer a través de un código QR para aquellos dispositivos móviles que dispongan de esta aplicación y funcionalidad.
Las fotos de presentación de presupuestos son un icono habitual en la comunicación política. Hay algo de metafórico en la evolución del formato de presentación. Hemos pasado de las voluminosas cajas con toda la documentación (que eran descargadas por profesionales del transporte, provocando incomodidad y sonrojo -en algunos casos- por el contraste con los trajes chaqueta de ministros y presidentes del Congreso), a la introducción de los archivos digitales (CD’s y lápices de memoria) hasta llegar a la inmaterialidad del código QR. Millones y millones de euros reducidos a un usb o a un link.

Los códigos QR están creciendo en la Administración pública. Entre los diversos retos y propuestas vinculados al Open Government, que se deben afrontar ya en 2012, apuntaba la posibilidad de conectar con los ciudadanos en cualquier momento para informar y/o resolver dudas en un solo clic, a través de su dispositivo móvil, una oportunidad que no se debería dejar escapar. El potencial de usabilidad, así como las prestaciones de conversaciones grupales, el envío de ficheros, o la sincronización automática con estos códigos QR e identificación de usuarios, van a cambiar las ecuaciones de lo presencial y lo no presencial en el uso de conversaciones bilaterales y multilaterales en tiempo real o diferido. La integración de códigos QR en los edificios públicos, grandes equipamientos o espacios singulares, será también una realidad cotidiana que se recoge en distintas predicciones vinculadas a Administración y redes sociales.

Continuar leyendo… »