Antoni Gutiérrez-Rubí

Artículos y reflexiones

Menú principal:

La transformación digital y móvil de la comunicación política
Más información
La política en tiempos de WhatsApp
Descárgatelo
Tecnopolítica
Descárgatelo

Artículos Monarquía Española (2011-2014)
Descárgatelo

50 años del discurso ‘I have a dream’
Descárgatelo

Otro modelo de partido es posible
Descárgatelo

Manifesto Crowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes
Descárgatelo

Elecciones USA 2012: Los 12 factores decisivos
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión ePub)

La política vigilada
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión papel/ versión ePub)

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Micropolítica
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Lecciones de Brawn GP
¿Qué se dice de este libro?

Políticas
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo
Cómpralo
Otros libros y documentos:





Descárgatelo


Descárgatelo



Slideshare




Miembro de:


ADECEC


ACOP


ACCIEP


DIRCOM


EAPC


AAPC


AAPC


"Vale más ser rey de tus silencios que esclavo de tus palabras."

William Shakespeare

RSS Focus Press

RSS Re(d)pública

Búsqueda






Nuestras sesiones:

#viernes13

gutierrez-rubi.es/viernes13

Mi proyecto compartido con Juan Freire:

LABO

Laboratorio de Tendencias
en Tumblr

Mi proyecto compartido
con Jaume Bellmunt:

Taller
de Política

www.tallerdepolitica.org

Mi proyecto compartido
con Francis Pisani:

Re(d)pública

en Tumblr

Archivos

Suscríbete por correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

El miedo a gobernar

Publicado en: El País (14.2.2016)(blog ‘Micropolítica’)

No se puede gobernar en coalición con complejos. Ni de inferioridad. Ni de superioridad. El miedo a gobernar puede impedir oportunidades históricas y responsabilidades políticas ineludibles. La coalición no es para arrogantes, sino para humildes. No es para impacientes, sino lo contrario. Coaligarse es comprender los límites de tu propio poder, y hacerlos compatibles con los límites de tus socios. España necesita un gobierno estable y fuerte, sí. Pero necesita, también, una larga etapa de pedagogía política y ciudadana sobre el concepto de coalición. Pasar de las cómodas y seguras alternancias a las complejas e inciertas alternativas es un ejercicio de responsabilidad colectiva. De los dirigentes políticos y de los activistas, que no pueden ―ni deben― impedir la cultura del pacto con maximalismos y exigencias, de quienes ignoran la historia y los procesos de maduración y creación de mayorías tanto culturales como políticas.

La coalición es incompatible con la hegemonía y con la destrucción del socio. O su superación. Hay que sustituir la cultura caníbal por la de compartir: éxitos y fracasos. Se trata de crear un escenario y un clima de larga duración. Si la cultura de la coalición fracasa en España, todo lo ganado por la nueva pluralidad política será laminado. Los ciudadanos quieren acuerdos. España los necesita. Y el futuro, y sus inclemencias económicas y políticas, debe ser compartido. Es legítimo competir, pero nadie crea condiciones de pacto sin corresponsabilidad. Un gobierno de coalición no puede ser un gobierno receloso. ¿Cómo va a obtener la confianza de la ciudadanía si sus socios desconfían ―hasta la paranoia― entre sí? Un gobierno de coalición no debe empezar como la crónica de su muerte anunciada.

Continuar leyendo… »

Nuevo evento en la Fábrica Lehmann: “Las campañas low cost”

Publicado el 3.02.2016

Ayer martes, 2 de febrero, tuvo lugar un evento en nuestro nuevo espacio dentro de la Fábrica Lehmann: Las campañas low cost. Un encuentro en el que invitamos a participar a Héctor Romero (@HacheRomero) y Fede Ruiz (@FdeRuiz), miembros de C3PO – Usa la fuerza, (@C3POusalafuerza) ubicados Mallorca, donde desarrollaron la excelente e innovadora campaña de Més en las pasadas elecciones autonómicas y municipales.
campanyes low cost

Como novedad, compartir con vosotros que pudimos transmitir el evento en directo a través de mi página en Facebook utilizando #FacebookMentions. Aquí podéis ver el vídeo completo.
Comparto también la presentación PPT que utilicé en mi intervención, que espero que os resulte interesante, un par de fotografías, y la presentación de los amigos de C3PO-Usa la fuerza. ¡Os esperamos en el siguiente evento, presencial o virtualmente!

Micropolitica: Las campañas que vendrán from Antoni
 Micropolítica
campañas low cost

Embestir la investidura

Publicado en: El País (22.1.2016)(blog ‘Micropolítica’)

Podemos ha vuelto a hacerlo: anticipación, audacia, sorpresa, ataque. Su asalto a la investidura («a los cielos») es por embestidura. Pablo Iglesias ha provocado un movimiento que veremos dónde acaba: si con el Presidente que propone o, paradójicamente, con el Presidente al que se opone. La fuerza de su propuesta reside en que hace perder el control del tiempo (de la maduración) a Pedro Sánchez, en plano casi de igualdad y con una gesticulación que molesta, irrita o provoca, según las sensibilidades.

Hoy, parecen más claros los estilos para la investidura de cada líder. Rajoy es resistir. Sánchez es maniobrar. Iglesias es atacar. Y Rivera es esperar. Las preguntas son casi evidentes. ¿Rajoy puede resistir? Sí. Confía en que la ley de la gravedad de los apoyos transversales le ofrezca una fruta madura. Cuenta con el no inscrito partido del orden institucional, tan eficaz como diverso y concertado en intereses y responsabilidades.

Continuar leyendo… »

Micropolítica, las campañas que vendrán

Publicado en: El Telégrafo (Ecuador) (10.1.2016)

El poder ya no es como era antes. El venezolano Moisés Naím, en su best seller El Fin del Poder -libro que recomendó Mark Zuckerberg en su club de lectura online-, sostiene que está cambiando de manos y de forma; se ha vuelto más fácil de obtener, más difícil de usar y mucho, mucho, más fácil de perder. Esto no supone que las estructuras tradicionales, las grandes hegemonías políticas, empresariales e ideológicas hayan perdido todo su poder, pero sí que tienen que adaptarse y acostumbrarse a convivir con un contrapoder formado por millones de ciudadanos conectados y convertidos en agentes clave para el cambio. “El poder, como la energía, no se crea ni se destruye… pero irremediablemente se disemina entre una multitud de agentes, de micropoderes”, dice Naím.

Los ciudadanos, en la era de la Sociedad Red, están relacionados e informados como nunca antes. Son más críticos, exigentes, desconfiados y reactivos. Ya no se limitan a observar la realidad de forma pasiva, sino que también han desarrollado su capacidad de acción. Ciudadanos empoderados que, a la hora de votar, se convierten en electores complejos, imprevisibles, hostiles y refractarios.

El voto ya no es un premio… es un castigo. Algunas tendencias de comportamiento electoral se repiten alrededor del mundo: disminuye la fidelidad de voto, aumentan la volatilidad, la fragmentación y la indecisión o el retraso en la decisión.

La desafección y el descrédito de la política crecen en todo el mundo. Todo aquello que lleva la palabra política o político genera rechazo. Slavoj Zizek observa que “asistimos a una nueva forma de negación de lo político: la posmoderna pospolítica, no ya solo reprime lo político, intentando contenerlo y pacificar la reemergencia de lo reprimido, sino que, con mayor eficacia, lo excluye”. No solo estamos, entonces, ante el fin del poder, sino también ante el fin de la política tal como la conocíamos.

Continuar leyendo… »

No es aritmética, es política

Publicado en: El País (20.12.2015)(blog ‘Micropolítica’)

El resultado electoral deja a Pedro Sánchez frente a una gran responsabilidad. No ha ganado las elecciones, pero podría formar gobierno.

Sánchez se enfrenta a tres ecuaciones: Primero, hay ganas de cambio en España. Sólo uno de cada cuatro electores ha votado a Mariano Rajoy. Defraudar estas expectativas sería imperdonable para una parte muy significativa de sus electores, y de los progresistas en general. Segundo, las izquierdas plurales crecen, y sus electores quieren acuerdos, aunque sus dirigentes rivalizan, compiten y creen que no hay espacio sin la eliminación (o superación) política de los adversarios. Nos enfrentamos a una situación inédita: la posible contradicción y la discrepancia real de intereses entre los electores y los dirigentes de las fuerzas progresistas. Y tercero, los reformadores (desde C’s a Podemos, pasando por el PSOE) pueden llegar a acuerdos importantes. Aunque el PP parece que conserva su minoría de bloqueo al superar los 117 escaños (un tercio de los diputados, lo que impediría que se sumaran dos tercios para grandes reformas constitucionales sin su concurso). Y también conserva la mayoría en el Senado aunque pierde más de 20 escaños.

El PSOE deberá pensar en varias claves: lo que le conviene a esta formación y lo que le conviene a su líder; así como pensar –muy a fondo– lo que le conviene a España. Y también lo que desea el votante progresista que hoy le ha dado la espalda… pero que podría recuperar. Hay muchas opciones y no todas son compatibles, parece. Pero la política es el arte de hacer posible lo necesario.

Continuar leyendo… »

20D: 10 momentos memorables de comunicación política

Publicado en: El País (19.12.2015)(blog ‘Micropolítica’)

1. Twitter, el ágora de la política. #7dElDebateDecisivo fue récord de conversación social en España este año. Un auténtico fenómeno que ha demostrado de nuevo que Twitter es el punto de encuentro de referencia para la conversación y el debate político. A sólo 12 días de las elecciones muchos españoles aún no tenían decidido su voto para el #20D. Concretamente, entre los usuarios de Twitter en España, uno de cada tres no sabía aún a quién votar. Twitter ha sido el espacio para la afirmación, la duda, la pregunta, la respuesta… y las pasiones.

Twitter ha sido determinante. Según datos de esta red: 1 de cada 2 jóvenes entre 18 y 24 años aún no ha decidido a quién votar; 1 de cada 2 jóvenes entre 18 y 24 años consulta Tweets relacionados con política; un 44% de los jóvenes entre 18 y 24 años considera que Twitter le ayuda a obtener más información de los candidatos y partidos políticos; y 4 de cada 10 jóvenes entre 18 y 24 años tuitea sobre su opinión política en Twitter.

2. Facebook, la segunda pantalla. Facebook ha mostrado todo su potencial como segunda pantalla. Los vídeos de apoyo a las candidaturas, o los vídeos de los candidatos han tenido una gran repercusión en un país con más de 21 millones de perfiles en esta red social. Esta red crea sus propios mapas de reacciones y nos ofrece mucha información segmentada, imprescindible para la comunicación política. Además, Facebook ha explorado su dimensión off/on y ha organizado el primer “Facebook Meeting” en la Plaza de Callao, con candidatos a la Presidencia. Los candidatos han lanzado sus mensajes a través de vídeos en Facebook, proyectados en las pantallas de los cines Callao City Lights. Las elecciones generales han sido el tema más comentado este año en la plataforma, y desde el verano hasta ahora 4,9 millones de personas han hablado sobre temas políticos en más de 45 millones de interacciones. Facebook también activará el botón “He Votado” este domingo, para animar a la gente a que acuda a las urnas.

3. Los test. La diversidad y la calidad de test para resolver las dudas electorales ha sido una constante en esta campaña. Los medios de comunicación han explorado a fondo estas herramientas de auto chequeo ideológico, así como varias organizaciones cívicas han desarrollado comparativas y análisis muy rigurosos. El elevado número de indecisos, la inevitable superficialidad de los eslóganes políticos, así como las fronteras difusas en lo programático entre las formaciones políticas…, han provocado un renovado interés por estas iniciativas de cultura democrática que favorecen el voto consciente e informado. Su éxito, también, en elecciones anteriores es un buen ejemplo de lo que viene: más tecnología de comparación y análisis para mejorar la calidad de nuestra decisión.

Continuar leyendo… »

Atrapados por el pasado

Publicado en: El País (14.12.2015)(blog ‘Micropolítica’)

¿Se puede ganar perdiendo? Sí. Probablemente esta noche ambos candidatos han perdido una gran oportunidad para hablar de lo que proponen para el futuro, aunque hayan ganado en la consolidación de sus respectivos electorados. Finalmente, el pasado les ha atrapado, envueltos en una atmósfera televisiva desfasada y caduca, claramente enmohecida. La mayoría de sus intervenciones han girado alrededor de lo que hicieron ambos, y sus partidos. El pasado ha sido su campo de juego. Los reproches han sustituido a las propuestas. Y las acusaciones a los argumentos.

Pedro Sánchez ha llevado la iniciativa, marcando los temas en cada bloque y reforzando su estrategia con preguntas. Ha actuado como un aspirante dispuesto a competir. Mariano Rajoy se defendía, con la seguridad del que lleva ventaja en el marcador de las encuestas. En muchos momentos ha parecido una típica sesión de control. Duras acusaciones, diálogo inexistente. Intercambio de golpes. El cara a cara ha sido hoy más real que metafórico. Ambos han acabado con los pómulos hinchados y las cejas medio abiertas.

Continuar leyendo… »

Alternancias y alternativas

Publicado en: El País (13.12.2015)(blog ‘Micropolítica’)

El 20D tendremos un resultado electoral. Pero sea cual sea, lo que habrá es un cambio radical en las lógicas políticas y en las ecuaciones parlamentarias. Habrá cambios, aunque no haya cambio. Y serán históricos. La política española será diferente. Durante todas las legislaturas el cambio se reducía a la opción de la alternancia. Se gana cuando el ciclo de tu rival se agota (PP en 1996), o cuando comete errores muy graves (11M de 2004). El valor de la opción de la alternancia era la paciencia, la resistencia y la disponibilidad. Es decir, con estar ahí, era suficiente. No voy a contribuir al discurso nihilista al parecer que sugiero que los partidos mayoritarios ―hasta ahora― son lo mismo. En absoluto, no lo son. Aunque en nuestras elecciones recientes han sido percibidos ―demasiadas veces― como el relevo, el recambio, el sustituto… del partido desgastado en el poder. El bipartidismo era estabilidad porque, de alguna manera, era continuidad para una parte significativa de la ciudadanía.

Continuar leyendo… »