Comprar más libros que los que uno puede leer es nada menos que el alma en busca del infinito

A. Edward Newton

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *