Infografías, visualizaciones y política

Publicado en: El País (09.04.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

Generamos una gran cantidad de datos. Según el International Data Corporation (IDC)  la expectativa de generación de datos es de  35 zettabytes/año. Entender y transmitir esta información que crece exponencialmente gracias a la utilización de nuevos sensores, dispositivos y redes es una tarea sumamente compleja. El horizonte del Internet de las cosas” hace, todavía más, denso el espacio informativo y comunicativo. En este contexto,  la necesidad de visualización de la información es imprescindible, y se convierte en una herramienta muy útil para explicarla. La narrativa textual y numérica necesita nuevas miradas interpretativas. Las imágenes nos ayudan. Y, aunque el rasgo distintivo de lo humano es el lenguaje…, hay que afirmar que nuestro cerebro es, fundamentalmente, visual. La neuropolítica así lo confirma.

La aproximación de la información a la belleza es innegable. El  artista Aaron Koblin – autor de proyectos de crowdsourcing fantásticos como The Johnny Cash Project– utiliza los datos para inspirarse.  La ilustración que acompaña este artículo, del proyecto New York Talk Exchange para el MoMA de Nueva York, ilustra el intercambio mundial de información en tiempo real mediante la visualización de los volúmenes de llamadas de larga distancia e IP (Protocolo de Internet) que fluyen entre Nueva York y ciudades de todo el mundo. Mediante esta información visual es muy ágil comprender cuáles son las ciudades con una conectividad más destacada con la gran manzana. A su vez, la imagen resultante es sugerente y atractiva.

A través de esta óptica de la belleza y las emociones, para la comunicación política la visualización de la información se convierte en un elemento fundamental por varios motivos:

1. Los usuarios tienen una gran capacidad para interpretar información gráfica. La cultura de la imagen se ha impuesto como canal de comunicación de masas y permite conectar ideas y ciudadanía, a través de los datos.

2. La interacción entre usuarios debe ser evaluada tanto por la administración como por la clase política. En ella se pueden anticipar indicadores útiles para avanzar propuestas o medir preocupaciones de los ciudadanos. La simplicidad que aporta la imagen facilita comprender los flujos relacionales.

3. La gran cantidad de información que se genera dificulta en gran medida argumentar evoluciones, cambios, efectos, etc. La visualización de ésta facilita enormemente la comprensión de conceptos complejos.

4. No sólo la cantidad, la complejidad de la información, subdividida en una gran cantidad de campos e intereses, tiene en la imagen una oportunidad para una lectura sencilla.

5. Los datos pueden tomar forma a través de la visualización. La persuasión y la capacidad de empoderamiento que un mensaje o un proyecto necesita tiene en la imagen un excelente soporte.

En definitiva, la información es la base de la sociedad del conocimiento en red. Las tecnologías permiten recopilar esta información y la creatividad puede transformar ésta en belleza. La capacidad que tiene la imagen para transmitir y aproximar el mensaje a través de las emociones es un marco de oportunidades para la comunicación política. Investigar en la visualización de la información es aproximarse a las emociones y éstas conectan con una ciudadanía con una gran cultura visual.

Los datos políticos visualizados. Tres ejemplos de nueva comprensión gracias a las nuevas narrativas.

1. El Instituto de Biocomputación y Física de los Sistemas Complejos (BIFI), dependiente de la Universidad de Zaragoza, publicó un estudio para analizar la interacción entre usuarios durante el surgimiento del movimiento 15M. El análisis de 581.749 mensajes, con las 70 etiquetas más populares, utilizados por 87.569 usuarios permitió al BIFI elaborar el estudio. A través de este vídeo, en tan solo seis minutos, somos capaces de analizar la evolución y la dimensión de los datos obtenidos. La representación grafica además de informar, expresa y genera emociones.

2. El uso de la imagen puede ser útil en la comunicación política diaria y en periodos de campaña. El soporte visual ayuda a perdurar la idea, el concepto, en la mente del receptor. Por este hecho,  el uso de las infografías es especialmente interesante en periodos de campaña. Por otro lado, permite justificar la acción política de un equipo de gobierno o criticarla. Como ejemplo, el caso de la campaña lanzada por Mitt Romney “Obama isn’t working” recuperando la campaña realizada por Margaret Tacher en 1979. La respuesta del candidato demócrata también utiliza la imagen (postales) para explicar la acción de gobierno realizada.

3. La procedencia de las donaciones de los candidatos de los EEUU y la inversión de éstas puede verse en esta infografía: Where Campaing Spending is going to. Concretamente podemos analizar los flujos económicos recibidos por los 200 principales beneficiarios y la procedencia de éstos. La imagen, a parte de bella, clarifica y transparenta el origen del dinero que cada candidato ha utilizado durante su campaña.

Artículos de interés:
Un mismo color, diferentes significados (El Mundo.es, 8.4.2012)
–  Infographics (Pinterest) (Twitter: @Infographitweet)
La visualització de dades, una solució a la “infoxicació”? (El Bloc d’ESCACC. Marta Berenguer, 7.05.2012)
Internet de las Cosas: conectando el mundo real (Territorio Creativo, 9.05.2012)
–  GOpublicdata. Hacia las sociedades del conocimiento (Visualización de relación entre varios indicadores de CCAA desde 1995)
Acceder a los artículos anteriores publicados en el blog ‘Micropolítica’

Enlaces de interés:
Los 5 errores de Rajoy (infografía)

Etiquetas: , , , ,

Comentarios sobre: Infografías, visualizaciones y política

  1. Pingback: Fco Javier Melero
  2. Pingback: Antoni Gutiérrez
  3. Pingback: Antoni Gutiérrez
  4. Pingback: Victor Arrogante
  5. Pingback: calajoss
  6. Pingback: Joan Linares
  7. Pingback: labrenca
  8. Pingback: Javier G. Recuenco
  9. Pingback: Luisa Candedo
  10. Pingback: Luisa Candedo
  11. Estoy totalmente de acuerdo en lo que expresas en este artículo Antoni. Simplemente quería comentar que, a mi modo de ver, en tu artículo cometes una omisión importante y que no podemos darlo por supuesto. Has omitido algo que para mi es básico cuando estamos inmersos en un proyecto de visualización de datos. Y es la mirada humana, la persona o equipo de personas que representa una visualización, que genera una visualización de datos. Sin estos cerebros ya podemos tener la mejor tecnología, la mejor herramienta para visualizar y la mayor cantidad de datos… pero ¿de qué nos sirve?
    En primer lugar tenemos que tener la voluntad como seres humanos de hacernos preguntas, o más bien de hacer a los datos la/s pregunta/s, que nos sirva para solventar un problema. Para mi la visualización de datos o las buenas visualizaciones de datos se basan en un gran trabajo de reflexión y análisis en esta primera fase: ¿qué problema queremos resolver, a qué problemática o cuestión queremos dar respuesta? Teniendo claro esto, la visualización puede ser más o menos sofisticada, más o menos eyecandy (bonita visualmente) pero lo que nos interesa sobretodo es encontrar alguna respuesta, o nuevas preguntas, visualizando datos, clarificando información. La visualización de información, más allá de la tecnología, tiene que sernos útil para ese objetivo, para, como humanos, hacernos preguntas, intentar resolverlas y hacernos nuevas preguntas para encontrar nuevas respuestas. Si omitimos esta parte, las visualizaciones servirán de muy poco, servirán para iluminarnos los ojos por simple placer estético pero poco para lo que realmente están pensadas.

  12. Pingback: ideas4all
  13. Pingback: Asesor Político
  14. Pingback: Dalia Ruiz
  15. Pingback: Antoni Gutiérrez
  16. Pingback: Karen Cardona
  17. Pingback: Muack
  18. Pingback: Marc Garriga
  19. Pingback: David García Gil
  20. Pingback: Antoni Gutiérrez
  21. Pingback: David Casacuberta
  22. Pingback: Marta Berenguer
  23. Pingback: Meius Ferrés
  24. Pingback: Carmen Vidal
  25. Pingback: Antoni Gutiérrez
  26. Pingback: Jose María Blanco
  27. Pingback: Montserrat Boix
  28. Pingback: Miquel Iceta
  29. Pingback: Carmen Vidal
  30. Pingback: Antoni Gutiérrez
  31. Pingback: kiquenet
  32. Pingback: Antoni Gutiérrez
  33. Pingback: Ahora
  34. Pingback: Andres Schuschny

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *