Videopolítica alternativa

Publicado en: El País (27.01.2013)(blog ‘Micropolítica‘)

Hace pocos meses, Rosa Borge, Ana Sofía Cardenal y Claudia Malpica, tres investigadoras de la Universitat Oberta de Catalunya y la Universidad de Salamanca, publicaron en la revista científica del CSIC (ARBOR, Ciencia, Pensamiento) un importante estudio: «El impacto de Internet en la participación política: revisando el papel del interés político». Sus resultados demuestran que la red tiene un efecto positivo sobre la participación (política), independientemente del interés inicial de los usuarios de Internet por la política (formal). La causa estaría en la gran cantidad de estímulos que aparecen en la red relacionados con este tema.

Este efecto positivo en la toma de conciencia (y responsabilidad) política de los usuarios de Internet, abre nuevas esperanzas y posibilidades para recuperar y residenciar en la acción política las energías democráticas de gobernabilidad de los intereses colectivos. La dinámica «más conexión – más participación» genera un entorno favorable a la politización de nuestras vidas y nuestras relaciones. Caminos paralelos que se entrecruzan en nodos públicos digitales: compartir conocimientos (relaciones, ideas, emociones) es el ADN imprescindible para una visión colectiva (política) del futuro individual. Lo social se abre paso tras un abrumador dominio conceptual y cultural de lo individualista (a no confundir con lo personal).

En este entorno fértil, la videopolítica alternativa se abre paso con fuerza y determinación. Ciudadanos que toman la palabra… y ahora, también, la  voz y la imagen. Los videoblogs recuperan un renovado protagonismo del que no se sustraen ni los políticos más formales o analógicos. El imparable y extraordinario éxito del contenido audiovisual, sea en su versión de uso (cada día se reproducen más de 4.000 millones de vídeos en YouTube) o en su versión de consumo (más de cuatro horas diarias de televisión en España), no deja lugar a dudas: pensamos lo que vemos.

En este contexto, la experiencia de éxito «Cafè amb llet» es muy significativa: medio millón de visitas para un videoblog en catalán y con una denuncia política desde el sofá de casa no es un tema menor. «Al poder hoy se le cuestiona hasta con un vídeo», afirman. Ellos han demostrado que el sofactivismo no siempre es comodidad de estetas de la política: es riesgo y eficacia, también.

Su denuncia sistemática de casos de corrupción en la sanidad catalana ha resquebrajado la espiral del silencio, con el que muchos temas que afectan a los gobiernos se impone entre los medios de comunicación públicos y privados. Su persistencia y su habilidad (estilo muy personal, guiones muy directos, escenificación de una simplicidad provocadora) han hecho que sus vídeos hayan corrido como la  pólvora en Internet y en las redes sociales. Se puede romper el muro de la opacidad. Y lo han demostrado. Desde The Washington Post hasta la televisión pública finlandesa se han hecho eco de sus denuncias. También la Oficina Antifraude de Cataluña.

La videopolítica se abre paso con fuerza en varias direcciones. Al uso creciente de la misma, en campañas electorales por parte de las fuerzas políticas (también para la dinamización interna de los propios partidos), hay que añadir los videoblogs políticos, los vídeos de denuncia (que pasan por la sátira y el humor irreverente), las nuevas oportunidades para el activismo que puede ofrecer Vine (la aplicación de microvídeo para Twitter) y el flujo de canales alternativos que ofrece el streaming en directo (de manifestaciones y acciones políticas). Todo ello configura un poderoso sistema propio de comunicación audiovisual que permite visiones alternativas o complementarias a las versiones oficiales, mayoritarias o dominantes. Se trata de la narrativa de la multitudes. El nuevo canal.

Artículos de interés:
Videocracia: política y ficción (20minutos.es, 26.01.2013)
Ideal para periodistas móviles: Descubre el renovado Youtube Capture para iPhone (Clasesdeperiodismo.com, 25.01.2013)
Política de plató (El País, 15.04.2013)
Así se hace un buen vídeo: diez consejos de una reportera del ‘New York Times’ (María Ramírez. #nohacefaltapapel, 14.03.2015)

Enlaces de interés:
Querida Ministra (Campaña de videocartas contra la exclusión sanitaria)

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios sobre: Videopolítica alternativa

  1. Pingback: Paula Colantonio
  2. Pingback: Juan García Orta
  3. Pingback: Pedro
  4. Pingback: Mertxe Pasamontes
  5. Pingback: rocio zamora
  6. Pingback: Ana
  7. Pingback: Ana
  8. Pingback: GPS SENADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *