TIC y buen gobierno

Publicado en: Puntogov (11.03.2014)

Espacios donde las TIC pueden mejorar políticas públicas a través de la participación ciudadana

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden y deben ser un instrumento base para modernizar procedimentalmente las políticas públicas, facilitando que el papel de la ciudadanía sea más activo y ganar en calidad de vida de la comunidad. A continuación, describo una serie de espacios donde las TIC pueden ser un factor que facilite la mejora de las políticas públicas a través de la participación ciudadana:

Deliberación
Un elemento fundamental para enriquecer la democracia es el debate sobre las estrategias que deben definir las políticas públicas. En el ámbito de acción del gobierno local −gracias a la proximidad entre representantes y ciudadanos− es más fácil promover espacios de debate entre equipo de gobierno-técnicos de la administración y ciudadanía. La realización de los presupuestos del municipio puede ser un buen espacio para ello. Existen numerosas experiencias, en distintas localidades, que pueden servir de referencia a equipos de gobierno que deseen incorporar esta metodología como elemento de buena práctica democrática. La Diputació de Barcelona o la Junta de Andalucía, por ejemplo, han editado guías para recoger las experiencias de sus municipios y facilitar herramientas útiles.

Tramitación de leyes
Las TIC también pueden ser un buen soporte para la participación en la propia gestión legislativa. Un proyecto a destacar en esta línea sería la plataforma Escaño 110, que se está desarrollando actualmente, a través de una campaña de micromecenazgo. Su objetivo es conseguir que la iniciativa aprobada por el Parlamento de Andalucía en el año 2012 sea realmente participada. La Cámara andaluza, con la voluntad de fomentar la participación ciudadana a través de una nueva plaza en el Parlamento −la 110−, permite así la presentación de ILP y otras iniciativas ciudadanas. A pesar de tratarse de un proyecto pionero en España, la dificultad para conseguir las firmas ha provocado que, hasta la fecha, solo se haya presentado una ILP. El proyecto promovido por la sociedad civil debe incentivar que la propuesta del Parlamento andaluz se concrete en acción.

Votación
La democracia directa también es una buena fórmula para incentivar la participación en las políticas públicas. A través de referéndums, el equipo de gobierno dispone de datos sobre el apoyo con el que cuenta una determinada iniciativa. Las TIC deben ser la herramienta para agilizar el proceso de votación. En el referéndum sobre la reforma de la Diagonal de Barcelona, por ejemplo, la exploración de instrumentos tecnológicos fue un elemento relevante. En definitiva, las TIC pueden ser un facilitador fundamental para la incorporación de estrategias de democratización a través de la participación ciudadana y, a su vez, parte de la mejora de la calidad de vida de la comunidad.

Más referencias:
– Anduiza E.; Cantijoch, M.; Gallego A. y Salcedo, A. (2010) Internet y participación política en España ‘Opiniones y Actitudes’ núm. 63 (CIS, Centro de Investigaciones Sociológicas).
La participación política de los españoles: democracia de baja intensidad. (2007) ‘Papeles’ núm. 99 (Colectivo IOÉ).
– Márquez Y. “El presupuesto participativo: herramienta de democracia participativa para la ciudadanía”.

Enlace de interés:
Gobierno Abierto

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *