Los Simpson y su influencia política

Los Simpson y su influencia política

La pasada semana, un nuevo vídeo de Los Simpson salía a la luz. En él, se hacía mofa de Donald Trump y, a la vez, terminaba con una petición de voto a favor de Hillary, en una conversación de Marge con su marido Homer. Los Simpson, de nuevo, influyendo en comunicación política.

En términos generales, la serie ha sido identificada como demócrata, por lo que sus críticas han venido casi siempre de los republicanos. Sin embargo, no siempre ha sido tan claro, a pesar del siempre humor crudo e irreverente con respecto a los valores familiares.

Desde su inicio, se han realizado capítulos que tenían mucho que ver con la política o con la comunicación política. Uno de los ejemplos podría ser un capítulo donde se narra la corrupción que descubre Lisa Simpson tras ser ganadora de un concurso de escritura y viajar a Washington para presentar su texto. El capítulo se llama Mr. Lisa Goes to Washington y está inspirado en la película de Frank Capra llamada Mr. Smith Goes to Washington (1939), de enfoque dramático y que también se refiere a la política estadounidense.

Revelador es también el capítulo en que Homer Simpson vota a Romney a la Presidencia en 2012 y, luego de enterarse en la cabina de votación que el candidato al que ha votado no ha pagado sus impuestos, es “absorbido” por un tubo que lo lleva a realizar trabajos de mano de obra a China. Homer representa al norteamericano blanco, trabajador y con estudios medios que, en ese entonces, desconfiaban del candidato republicano pero tampoco se fiaban del presidente Obama.

Pero hay muchos más ejemplos. En la serie, y en referencia a la política, son muchos los casos en que se hace política ficción o se hace algún comentario sobre la actualidad política. También hay casos en los que se hacen vídeos que después no suelen aparecer en la serie, como el de Hillary y Trump que comentaba al principio del texto. En el artículo Los Simpson más políticos de Fernando Cuñado publicado en la revista Beerderberg se muestran algunos otros ejemplos de los guiños de la serie con respecto a la política estadounidense.

Alguno de estos capítulos políticos, de completa política-ficción, han resultado increíblemente veraces, y se ha cumplido lo que en el capítulo se narraba. El caso más espectacular –y más comentado- es el de la candidatura de Trump y su bajada por unas escaleras mecánicas, pero no es el único. Una de las predicciones hechas realidad surgió en un capítulo emitido en el año 2000, llamado Bart to the future: Lisa Simpson es la primera presidenta mujer de los Estados Unidos; mientras que, en este mismo capítulo, se asegura que «el expresidente Trump ha dejado al país en bancarrota». Dado lo que está sucediendo en este año electoral, el medio The Hollywood Reporter entrevistó al guionista de aquel capítulo, Dan Greaney, quien dijo que “parecía la última parada más lógica antes de tocar fondo (…) Era una advertencia para América”.

En un artículo académico de la Universidad de Costa Rica, que analizaba la serie, se concluye: “Los Simpson, con todas sus características particulares, aborda e interpreta elementos políticos de la sociedad en la que se desarrolla su trama, aprovechando su penetración y reconociendo el papel de una crítica con tintes de ideologización”.

En comunicación política, las percepciones influyen, y esta capacidad de Los Simpson para influir se sobreentiende en primer lugar por su éxito, ya que es un programa conocido por todo el mundo y con mucha audiencia. En segundo lugar, es cuando estamos ociosos que bajamos las defensas y nos pueden llegar mensajes políticos. Los Simpsons, queriendo o sin querer, nos envían esos mensajes en algunos de sus capítulos.

Publicado en: Reforma.com (México)(32_Tendencias Globales. 07.08.2016)

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *