Antoni Gutiérrez-Rubí

Artículos y reflexiones

Menú principal:

Snapchat en política
Más información
La transformación digital y móvil de la comunicación política
Más información
La política en tiempos de WhatsApp
Descárgatelo
Tecnopolítica
Descárgatelo

Artículos Monarquía Española (2011-2014)
Descárgatelo

50 años del discurso ‘I have a dream’
Descárgatelo

Otro modelo de partido es posible
Descárgatelo

Manifesto Crowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes
Descárgatelo

Elecciones USA 2012: Los 12 factores decisivos
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión ePub)

La política vigilada
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión papel/ versión ePub)

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Micropolítica
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Lecciones de Brawn GP
¿Qué se dice de este libro?

Políticas
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo
Cómpralo
Otros libros y documentos:





Descárgatelo


Descárgatelo



Slideshare




Miembro de:


ADECEC


ACOP


ACCIEP


DIRCOM


EAPC


AAPC


AAPC


"Tendremos que arrepentirnos en esta generación, no tanto de las malas acciones de la gente perversa, sino del pasmoso silencio de la gente buena".


Martin Luther King

RSS Focus Press

RSS Re(d)pública

Búsqueda






Nuestras sesiones:

#viernes13

gutierrez-rubi.es/viernes13

Mi proyecto compartido con Juan Freire:

LABO

Laboratorio de Tendencias
en Tumblr

Mi proyecto compartido
con Jaume Bellmunt:

Taller
de Política

www.tallerdepolitica.org

Mi proyecto compartido
con Francis Pisani:

Re(d)pública

en Tumblr

Archivos

Suscríbete por correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

Archivo de 'Comunicación Empresarial'



Ciudades inteligentes: mapas, datos y smart citizens

Publicado en: Planeta Futuro – El País (16.11.2016)

photo_by_redd_angelo
Las ciudades ya no son sólo un territorio, un espacio delimitado, definido por sus límites administrativos. Ya no podemos gobernar sólo con mapas, hay que ver todas las capas de la realidad si ésta se quiere transformar. Las capas de relaciones, flujos, datos, vínculos y causalidades que la actividad de las personas ―y su dinámica composición organizativa― generan. Las administraciones locales y metropolitanas ya no pueden limitarse a su actuación sobre la dimensión física, si desean gobernar el bien común y ampliar el espacio de lo público. Un mundo de regulaciones (del tráfico o del suelo, por ejemplo) es imprescindible, pero no suficiente para embridar el desarrollo autónomo de la actividad humana, que tiende siempre al desorden que hipoteca el futuro o divide el presente de los más desfavorecidos. Necesitamos una concepción nueva que entienda que las grandes oportunidades para generar más ciudad (sostenible), pasa por ampliar y promover más ciudadanía. Una ciudad que no se piensa sólo desde su código postal, sino desde su código digital. La ciudad debajo de los adoquines.

Continuar leyendo… »

Res pública y red pública

Publicado el 10.11.2016

Tras el III Seminario de Comunicación Política e Institucional de Alicante, celebrado el 26.03.2015, se publicó el libro: Comunicación local para un mundo global, editado por Adrián Ballester-Espinosa y Marta Martín Llaguno, que podéis descargar aquí, y en el que tuve el placer de participar con este capítulo que comparto a continuación.

Comunicación global para un mundo global Res pública y red pública
«Una de las artes más difíciles es saber escuchar. Cuesta mucho hablar bien; pero cuesta tanto el escuchar con discreción. Entre todos los que conversan, unos no conversan, es decir, se lo hablan ellos todo; toman la palabra desde que os saludan y no la dejan; otros, si la dejan, os acometen con sus frases apenas habéis articulado una sílaba, os atropellan, no os dejan acabar el concepto; finalmente, unos terceros, si callan, están inquietos, nerviosos, sin escuchar lo que decís y atentos sólo a lo que van ellos a replicar cuando calléis». Azorín

Saskia Sassen lo anticipaba bien. Ya en 1991 escribía The Global City y señalaba que las ciudades son el espacio donde los procesos de globalización se localizan: «Las grandes ciudades de todo el mundo son el ámbito en el que una multiplicidad de procesos de mundialización cobran formas concretas, y localizadas, y en eso consiste en gran medida la mundialización». Años más tarde, la globalización de las comunicaciones reconfirma su hipótesis, pero con una nueva dimensión. Las ciudades globales dan paso a los ciudadanos globales. De la ciudad cosmopolita al ciudadano tecnopolítico. De las plazas a las redes. De los barrios a las comunidades. Y, también, en recorrido inverso: una nueva apropiación y conciencia del espacio público desde el empoderamiento digital.

Continuar leyendo… »

Ciclo de charlas ‘Actualízate’ en la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica de Chile

Publicado el 17.10.2016

Con motivo del aniversario de los 55 años de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica de Chile, mañana miércoles, 19 de octubre, tendrá lugar el ciclo de charlas Actualízate.

Actualízate

Actualízate es un ciclo de presentaciones ágiles y breves en formato TED talks donde 15 ponentes, entre los que tengo el placer de contarme, trataremos distintos ámbitos de la industria de la comunicación abordando áreas como la Comunicación digital, Audiovisual, Corporativa y Política, además del Periodismo. Mi intervención se enmarcará en el Bloque: Política y Redes, que comparto con Rafa Rubio a las 14:30h (hora de Chile, 19:30h en España).

Continuar leyendo… »

Protagonistas de la nueva agenda urbana

Publicado en: El Telégrafo (Ecuador) (16.10.2016)

ciudadanos

Más de la mitad de la población mundial vive en un 2 % del territorio del planeta. El vertiginoso proceso de urbanización es, sin duda alguna, uno de los principales factores de cambio de las sociedades contemporáneas. Las ciudades —y sus alcaldes— ya pueden ser considerados actores políticos de primer orden; su importancia económica, medioambiental, tecnológica y, por supuesto, política, en algunos casos es igual o superior a la de muchos países u organizaciones transnacionales. Tal es así que es muy posible que las mayores transformaciones que veamos en las próximas décadas ocurran en las ciudades o gracias a ellas. Unas urbes que deberán afrontar los retos que plantea este nuevo escenario.

Hábitat III, la Conferencia de Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Sostenible que se celebra estos días en Quito, llega en este momento de indiscutible protagonismo de las ciudades. Es también la primera conferencia global bajo la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (el undécimo objetivo, precisamente, habla de asentamientos inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles). Es con este marco que en Hábitat III se definirá una nueva agenda urbana —de la que ya existe un primer documento tipo borrador— que no es más que una guía para orientar los esfuerzos de los actores implicados en materia de crecimiento y desarrollo de los entornos urbanos. Esta meta, a veinte años vista, debe ayudarnos a entender que este desarrollo no puede llevarse a cabo en base a las viejas coordenadas. El empoderamiento de la ciudadanía, el hacer de ésta el punto de inicio y retorno de todas las decisiones, debe ser la base para el diseño de esta nueva agenda.

Continuar leyendo… »

El Open Data en la encrucijada

Publicado en: Planeta Futuro – El País (7.10.2016)
Versión en inglés: Open data at a crossroads (Blog IODC 2016)

Open Data

El Open Data ya no es un concepto nuevo, aunque no ha terminado su recorrido, empezando ya una deseable evolución y transición no exenta de desafíos: ha iniciado el cambio de foco desde el lado de la oferta (los datos) y sus operadores, al de la demanda (los ciudadanos) y sus retos. Alrededor de este eje gira el debate que se lleva a cabo estos días en Madrid, en el International Open Data Congress (IODC), así como en los eventos paralelos que se han ido celebrando en la ciudad como el Open Cities o el taller internacional Visualizar’16. El Open Data está en una encrucijada: ¿hacia dónde avanza?

No existen dudas respecto al hecho de que la apertura de datos ha provocado cambios profundos: mejoras en la transparencia de la acción de los Gobiernos —e incluso en la toma de decisiones—, en el empoderamiento de los ciudadanos, o en la creación de nuevas oportunidades para el emprendimiento económico y social. De todo ello hay pruebas suficientes, incluso con múltiples recopilatorios que tratan de documentar cada efecto en distintos países. En este sentido, recomiendo consultar el observatorio que mantiene activo el grupo de investigación GovLab y los casos de estudio que han identificado y analizado.

Pero todo este desarrollo no esconde que, parece, el movimiento se ha estancado. Por ejemplo, ahora sabemos que actuar con la finalidad de abrir el mayor número de datos pensando que alguien los usará no es suficiente. Buena parte de los datasets que se han publicado estos últimos años en los portales de datos abiertos han corrido exactamente la misma suerte: el olvido. Esto no quiere decir que su publicación haya sido inútil. Se ha conseguido el primer objetivo que no era otro que su salida a la luz, pero no ha podido cumplir con el principio de utilidad que se le presupone. Buena parte del problema radica en que la apertura no es suficiente sino se garantizan tres procesos adicionales: usabilidad, reutilización y creación de nuevos datos que permitan nuevas visiones de la realidad y sus relaciones causales o condicionales. Se trata de abrir datos para ver de nuevo —o mejor— la realidad para gobernarla y transformarla. Maneras de ver, maneras de pensar.

Continuar leyendo… »

ZL 65. Hooked. How to Build Habit-Forming Products

Publicado en: Zona Libros

HookedHooked
How to Build Habit-Forming Products

Nir Eyal @nireyal y Ryan Hoover

Editorial Portfolio, 2014
Comprar en: Amazon

Nir Eyal es experto en la relación entre tecnología, negocio, comportamiento y cerebro. Dicta workshops sobre el tema y ha escrito numerosos artículos acerca de cómo manejar los comportamientos de usuarios y clientes. Atribuye su experiencia al respecto a un antiguo trabajo en la industria de videojuegos, donde aprendió las técnicas que se usan para motivar y manipular a los usuarios.

En este libro, disponible en inglés, español y alemán, Eyal explica cómo nos cambia el móvil y cómo readaptar la sociedad de acuerdo con eso, a través del ‘Modelo Hook’, que consta de cuatro pasos, incrustados en los productos de muchas empresas de éxito para alentar sutilmente el comportamiento del cliente/consumidor/usuario.

Continuar leyendo… »

Entrevista para Sintetia: “La política, en su conjunto, ha perdido la capacidad de liderazgo de lo público”

Publicado en: Sintetia (3.10.2016)

Entrevista con Javier García (@JaviCIES) para Sintetia (@sintetia) que reproduzco a continuación.

Tras el monumental lío institucional y político en España; tras las dudas de cómo es posible que un Trump pueda llegar a la Casa Blanca; tras la necesidad de comprender un poco más por dónde va el futuro de la política, de nuestras ciudades o de nuestra sociedad…tras todo esto he decido llamar a nuestro experto de comunicación de cabecera, Antoni Gutiérrez-Rubí y reflexionar sobre estas cuestiones, al menos brevemente. Antoni es un ‘clásico’ en Sintetia, y siempre es un gran combustible intelectual. Es una referencia por su capacidad analítica y la forma en la que nos hace reflexionar sobre la realidad.

Antoni Gutiérrez-RubíAntoni, como experto en comunicación política, y sé que es difícil lo que te pido, ¿cómo resumiríamos a un extranjero lo que ha pasado en España en el último año?
Le diría que el año no ha acabado… aún. Y que, quizá, no lo hemos visto todo, todavía. La realidad está superando cualquier previsión o ficción. El realismo no es mágico en nuestro país. Es trágico. La política, en su conjunto, ha perdido la capacidad de liderazgo de lo público. Y, al mismo tiempo, hay una demanda insaciable, insatisfecha e impaciente de más y mejor política.

¿A qué se debe, a tu juicio, esta dificultad tan manifiesta de los partidos españoles para alcanzar acuerdos de largo alcance y de gran peso estratégico?
Creo que el principal problema es de cultura política. Pasar de las alternancias (del bipartidismo) a un sistema de alternativas (del multipartidismo) está redibujando las ecuaciones conocidas hasta la fecha. El sistema político español de representación está implosionando. Seguramente, también, porque nuestra crisis territorial es la evidencia más elocuente de que el modelo nacido, amparado y desarrollado por nuestra Constitución necesita un reset general. España va con el piloto automático, pero con la planimetría equivocada y los cálculos erróneos. Planeamos, simplemente.

¿Crees entonces que estamos abocados a unas elecciones más? ¿Esto tiene fin?
En el momento de contestar a esta entrevista, estamos asistiendo —con perplejidad— a la guerra fratricida en el PSOE. Lo que sucede en este partido, tan importante para la gobernabilidad y la cohesión social y territorial en España, no es simplemente una lucha cainita —y suicida— por el poder político. Lo que está sucediendo, creo, es un debate sobre cómo articular mayorías políticas en España, habiendo perdido la hegemonía y teniéndola que compartir. Es un debate sobre el papel del PSOE en el futuro, que se expresa, ahora, con una virulencia extraordinaria, enmascarado de luchas intestinas, recelos insuperables, fraternidades rotas, y desconfianzas personales.

Continuar leyendo… »

Entrevista en Nobbot: «Una vicepresidencia digital no es algo utópico»

Publicado en: Nobbot (18.09.2016)

Entrevista con David Martínez para Nobbot que reproduzco a continuación.

La nueva política y las tendencias en el ámbito social y empresarial, así todos aquellos aspectos que tienen que ver con la transformación de los modelos de comunicación, liderazgo y relación en la Sociedad en Red, son las cuestiones que ocupan los afanes y los días de Antoni Gutiérrez-Rubí. Impulsor de apps4citizens y fundador de Ideograma, compañía especializada en comunicación política, en los últimos tiempos insiste en la necesidad de crear la figura de una Vicepresidencia Digital desde las distintas tribunas en las que participa, como El Periódico de Catalunya, El País o Cinco Días.

Para nobbot es un orgullo entrevistar a quien consideramos uno de los grandes impulsores de eso que se ha dado en llamar Sociedad de la Información y el Conocimiento. Un intelectual que se lanza sin miedo al torbellino de incertidumbres que distingue el tsunami digital, aferrado a múltiples preguntas que quizás sean hoy, en su conjunto, la única respuesta posible.

Para el Banco Interamericano de Desarrollo, una ciudad inteligente es aquella que pone al ser humano al centro de la planificación. En tu opinión, ¿esta idea está presente en el discurso más extendido sobre Smart cities?
Existe un gran debate alrededor del concepto de ciudades inteligentes. Es curioso porque hace más de 20 años que se inventó el término y aún hoy no estamos seguros de a qué nos estamos refiriendo. Es cierto que la descripción del BID nos indica hasta qué punto este debate se ha trasladado desde una concepción puramente tecnológica a una más centrada en resolver los desafíos que tienen hoy las ciudades.

Unos desafíos que están relacionados con la reducción de las desigualdades dentro de las propias urbes, la mejora de la calidad de vida en aspectos como la movilidad o la recuperación del espacio público para los peatones, o incluso con la capacidad de estas ciudades para ser sostenibles y adaptarse a su entorno. Obviamente, para ello es indispensable implicar a la ciudadanía para diseñar conjuntamente una respuesta a estos retos.

Hasta ahora, parece que empresas y administraciones públicas son los protagonistas en el desarrollo de ciudades inteligentes pero tú reclamas una mayor participación de los ciudadanos en el diseño de las ciudades. ¿Crees que hay un verdadero interés de la ciudadanía por participar en esta labor? ¿Se está educando a los ciudadanos más jóvenes para que asuman esta corresponsabilidad? ¿Cómo hacerlo? El interés por implicarse en los asuntos que nos afectan directamente, es decir, que sentimos como cercanos, existe. El problema es cómo se presenta el debate a la ciudadanía y cómo se canaliza la participación. Quizá un vecino o una vecina no se sientan interpelados por hacer que su ciudad sea “inteligente” pero sí por cómo se puede reducir el tráfico en su barrio o por las medidas necesarias para recuperar espacio en sus calles o plazas.

¿Alguna experiencia de éxito de participación ciudadana en la gestión de una ciudad? A nivel urbano se están poniendo en marcha experiencias realmente ambiciosas de participación ciudadana. Estamos viendo como una segunda fase en el desarrollo de la participación ciudadana, que ha pasado a ocupar un espacio central en la agenda de los ayuntamientos. Ciudades como Madrid o Barcelona han llevado a cabo procesos que a través de herramientas online y de actos presenciales han conseguido involucrar a un buen número de ciudadanos sobre temas tan importantes como el Plan de Actuación Municipal, que incluye proyectos clave para el futuro de las ciudades.

apps4citizens¿Cuál ha sido tu experiencia con la iniciativa apps4citizens? ¿Nos puedes poner algún ejemplo de app que te parezca especialmente interesante en el objetivo de mejora de la calidad democrática y empoderamiento ciudadano?
La experiencia del equipo que hemos trabajado en el proyecto apps4citizens nos ha aportado varios aprendizajes. Hay dos que, interrelacionados, son fundamentales:

  • Por un lado, a pesar que las aplicaciones son instrumentos tecnológicos que por su propia conceptualización se adentran en la usabilidad y la movilidad, dos aspectos que consideramos clave, hay otras herramientas con usabilidad vía web, muy relevantes para el activismo social y político que, con un marco de difusión más amplio, podrían tener un mayor impacto en la ciudadanía. Es decir, hay que salir del espectro reduccionista de la tienda de aplicaciones y adentrase también en aquellas soluciones que tienen una voluntad transformadora.
  • Por otro lado, el cómo se crea la tecnología no es una cuestión menor. A nuestro entender, las herramientas que apps4citizens debe destacar son aquellas que promueven el código reutilizable, datos abiertos, licencias de contenido libres, etc. En resumen, la tecnopolítica debe favorecer estructuras de creación más justas e igualitarias socialmente.

El cruce de estos aspectos, nos lleva a observar que, a menudo, aquella tecnología más próxima a la esencia del proyecto, no es la que mejor difusión tiene. Por este motivo, apps4citizens, ha configurado totalmente su plataforma en WordPress, destacando un uso de licencia Creative Commons de reconocimiento de autor que permite cualquier explotación de los contenidos. Con ello, hemos empezado a dar a entrada a soluciones tecnológicas más allá de las aplicaciones móviles pero muy próximas a los fundamentos del proyecto.

En definitiva, buscamos —con mejor perspectiva— que apps4citizens tenga esta capacidad de investigar y promover la creación de tecnología que permita el punto de encuentro entre activismo y organizaciones tradicionales para que la tecnología tenga un carácter más transformador social y políticamente.

La recopilación de grandes volúmenes de datos parece fundamental para el desarrollo de ciudades inteligentes y esos datos tienen que ver con el comportamiento de sus habitantes. ¿Hace falta un debate público y abierto para definir los límites de la transparencia –individual, empresarial e institucional- así como las fronteras entre los conceptos de vigilancia y monitorización? Sin duda que este es uno de los grandes debates pendientes. Como dices, está el tema de la privacidad y de cuáles son los límites que los ciudadanos queremos poner. Hasta qué punto estamos dispuestos a ceder por el bien común o, dicho de otra forma, por la mejora de lo colectivo que puede suponer la agregación de los datos personales. Pero éste no es el único debate. En un momento en el que la transparencia y la apertura de datos está, o debería estar, en la agenda de los Gobiernos, quizá también cabría preguntarse qué ocurre con aquellos datos que generan los ciudadanos y que son propiedad de empresas que operan a través de infraestructura pública. ¿Debemos tener acceso a esos datos? Cómo mínimo hay que planteárselo.

Resultan llamativas las protestas de la ciudadanía cuando los Estados plantean una monitorización de las comunicaciones con el objetivo de, por ejemplo, mejorar la eficacia de la lucha antiterrorista al mismo tiempo que se proporcionan de forma voluntaria los datos más íntimos a grandes corporaciones de internet. ¿A qué crees que se debe esta distinta sensibilidad frente a la pérdida de privacidad?

Creo que, a nivel general, no hay plena conciencia sobre la cuestión de la privacidad. Por ejemplo, un estudio del Instituto Americano de Prensa sobre la Generación Millennial encontró que sólo el 20 % de los encuestados dijo ser cuidadoso todo o casi todo el tiempo con la información que comparte en Internet, mientras que el 46 % dijo serlo sólo en algunas ocasiones y el 34 % restante admitió que nunca presta atención. El Manifiesto Cypherpunk ya decía: «Tenemos que defender nuestra privacidad, si es que queremos tenerla».

Continuar leyendo… »