Antoni Gutiérrez-Rubí

Artículos y reflexiones

Menú principal:

50 años del discurso ‘I have a dream’
Descárgatelo

Otro modelo de partido es posible
Descárgatelo

Manifesto Crowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes
Descárgatelo

Elecciones USA 2012: Los 12 factores decisivos
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión ePub)

La política vigilada
¿Qué se dice de este libro?
Comprar (versión papel/ versión ePub)

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

32 Tendencias 2010-2020
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Micropolítica
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo

Lecciones de Brawn GP
¿Qué se dice de este libro?

Políticas
¿Qué se dice de este libro?
Descárgatelo
Cómpralo
Otros libros y documentos:





Descárgatelo


Descárgatelo



Slideshare




Miembro de:


ADECEC


ACOP


ACCIEP


DIRCOM


EAPC


"Prometo ser sincero pero no imparcial."

Goethe

RSS Focus Press

RSS Re(d)pública

Búsqueda



...de qué habla mi comunidad
Tweetted Times
Paper.li




Nuestras sesiones:

#viernes13

gutierrez-rubi.es/viernes13

Mi proyecto compartido con Juan Freire:

LABO

Laboratorio de Tendencias
en Tumblr

Colaboro el foroForo + Democraciawww.foromasdemocracia.com/

Mi proyecto compartido
con Jaume Bellmunt:

Taller
de Política

www.tallerdepolitica.org

Mi proyecto compartido
con Francis Pisani:

Re(d)pública

en Tumblr

Mi proyecto compartido
con:

LLORENTE & CUENCA

www.llorenteycuenca.com/



Archivos

Suscríbete por correo electrónico:


Delivered by FeedBurner

Política y Palabras

Publicado en: La Encuadre (Suplemento especial sobre ¡Paren Las Rotativas! )

Las palabras son el nutriente de la política. Sin ellas no hay ideas, relatos, discursos, normas, programas. Todo lo que se relaciona con la política se media a través de palabras que son textos. No hay política sin textos (para ser pronunciados, escritos y leídos). Si no lees, no puedes ejercer tu ciudadanía.

Las palabras pueden cambiar el mundo. «Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo». James Baldwin.

Escribir para existir. Si no está escrito no existe. Nombrar para no olvidar. «Lo que se nombra adquiere fuerza, lo que no se nombra deja de existir», una cita de Czesław Miłosz (1911-2004).

«Nadie lee nada; si lee, no comprende nada;
si comprende, lo olvida enseguida». Stanislaw Lem (1921-2006).

Si las palabras son el nutriente de la política…, la capacidad de generar contenidos será decisiva y estratégica si se quiere hacer – precisamente– política. El liderazgo en los contenidos contribuye al liderazgo político.

Compartir contenidos en la sociedad red es la manera que tenemos de hacer política. Generar y compartir son parte de la misma acción y determinación transformadora. Voces, teclados, redes… cambios.

Retorno al fundamento de las ideas, en la acción política. Estamos construyendo una nueva reflexión y leyendo más que nunca.

Continuar leyendo… »

El valor político de la discrepancia

Publicado en: Fundación Ideas (2.11.2012) (versión pdf)(traducció al català cortesia de Nou Cicle)

“Cuando un partido se da cuenta de que un afiliado se ha convertido de un adepto incondicional en un adepto con reservas, tolera esto tan poco que, mediante toda clase de provocaciones y agravios, trata de llevarlo a la defección irrevocable y de convertirlo en adversario; pues tiene la sospecha de que la intención de ver en su credo algo de valor relativo que permite un pro y un contra, un sopesar y descartar, sea más peligrosa para él que un oposición frontal”. Friedrich Nietzsche

El hecho de que, en la mayoría de los partidos políticos, el número dos sea el secretario de organización es algo más que una casualidad o una tradición. Un lugar estratégico, justo detrás -y no necesariamente debajo- del máximo responsable del partido, sea el secretario general o el presidente del partido (según sea la cultura política). Una posición que inspira más temor que respeto, más reverencia que complicidad.
Es sorprendente esta posición jerárquica. Pareciera que para una fuerza política, y más en el ámbito progresista, las  propuestas, la acción política o la comunicación deberían ser áreas ejecutivas con mayor protagonismo y relevancia, asumiendo que no es posible el liderazgo electoral y social, si antes no se gana y se compite por el cultural y el de las ideas (ver todavía a Antonio Gramsci). Pero no. Los secretarios de organización mandan más. Mucho más.

Los partidos políticos que se organizan -la mayoría- a través de la cultura del centralismo democrático necesitan poderosos instrumentos de organización que rápidamente derivan en disciplina, no en procesos culturales de eficacia y eficiencia. Tal es el pavor que genera la discrepancia -que es vista como un cuestionamiento de la autoridad- que se le niega cualquier valor político. Pero ¿lo que se gana en supuesta homogeneidad es comparable con lo que se pierde en plasticidad y porosidad social?

Continuar leyendo… »

Ideas para el Gobierno

Publicado en: El País (8.05.2012) (blog (‘Micropolítica‘)

Otra de las graves consecuencias de esta devastadora crisis sistémica es la crisis anémica de ideas alternativas a las fórmulas y recetas ya exploradas. La política formal, atrapada por la contabilidad, ha perdido creatividad. La parálisis se acentúa al ver cómo la prolongada medicina de recortes y austeridad no controla adecuadamente el déficit ni estimula la economía. Desconcertados, todos se interrogan: ¿Qué más podemos hacer? Los gobiernos se han quedado sin ideas y, sin ellas, se aferran al BOE. O piden ayuda.

Mario Monti, presidente del Gobierno de Italia, ha recurrido a la responsabilidad cívica colectiva para encontrar nuevas recetas. Sin complejos, y a medio camino entre la necesidad y una estudiada estrategia de comunicación para crear un compromiso social, ha presentado una iniciativa sugerente: Spending review. Una invitación a “todos los ciudadanos, para que, a través de un formulario por Internet, puedan sugerir, señalar un despilfarro, ayudando así a los técnicos a completar el trabajo de análisis de búsqueda de los gastos inútiles”.

Esta iniciativa ayudará al recién nombrado comisario extraordinario para la reducción del gasto de la administración pública, Enrico Bondi (conocido en Italia por ser el salvador de causas perdidas como las quiebras del gigante petroquímico Montedison o del grupo alimentario Parmalat) a realizar el informe que se le ha encargado para ahorrar este año 4.200 millones de euros y evitar así la subida del IVA, del 21% al 23%, prevista para octubre.

Todavía es pronto para valorar estas iniciativas y sacar conclusiones, aunque la polémica formal y de fondo está servida. Y las reacciones no se han hecho esperar. El cómico Beppe Grillo, fundador del movimiento ciudadano Cinco Estrellas, y que este domingo en las elecciones administrativas ha cosechado otro éxito de la política bufa, escribió en su blog: “Tienen que recortar y no saben ni por donde empezar. Por eso se lo piden a las amas de casa”. Los sindicatos han sido igual de duros, pero sin bromas: “un gobierno de técnicos que nombra a técnicos, después le pide a la población hacer el trabajo que deberían hacer ellos”.

No es la primera vez que los gobiernos piden ayuda a la sociedad. Hacerlo no es debilidad, es síntoma de inteligencia y de una manera nueva de entender la responsabilidad pública. También puede ser, simplemente, un ejercicio instrumental de apariencia formal sin voluntad estratégica. En 2009, el gobernador Arnold Schwarzenegger lanzó un sitio web para usuarios de Twitter, My Idea for California, con el objetivo de compartir y hablar de sus ideas para hacer avanzar California. Arnold combinaba la excentricidad en la comunicación política con la inteligencia colectiva.

Continuar leyendo… »

La actitud paciente

Publicado en: Revista Directivos y Empresas (Febrero 2012) (versión pdf)

Miradas para la empresa de hoy (II): “La actitud paciente”

En el artículo anterior, La organización permeable”, nos referíamos al posible adyacente como aquel espacio donde la empresa y los emprendedores deben explorar para aprovechar y ampliar las oportunidades que el contexto social, económico, tecnológico, etc. permite en un determinado momento. La tecnología GSM hizo posible que la idea inicial de Matti Makkonen de enviar un mensaje a través del dispositivo móvil se convirtiera en una realidad. En las pasadas Navidades, según un informe de la compañía Yoigo, el auge de herramientas de mensajería instantánea provocaba un decrecimiento del uso de los SMS. El posible adyacente ya es otro y el marco de oportunidades se ha transformado.

Pero, ¿por qué se necesitaron diez años desde la idea de Makkonen hasta la aparición del primer mensaje comercial? ¿Por qué a veces los cambios son tan complicados en las empresas? ¿Cuál es la frontera y la justa medida entre la precipitación y la oportunidad perdida?

Las grandes ideas no suelen aparecer de manera espontánea, fruto de un gran momento de inspiración. Las ideas más importantes toman un largo tiempo en evolucionar, permanecen latentes en el fondo y son fruto de una lenta maceración que permite la conexión entre un primer indicio  y otros posteriores.

Para que se puedan producir estas conexiones necesitamos de medios líquidos que favorezcan el flujo y la unión de ideas parciales que, en otro contexto, quedarían sin completar. Una iniciativa puede ser brillante, pero quizás no llegar en el momento oportuno. Completar un proceso lento de maduración y esperar el escenario que permita la posibilidad de implantación va a situar a la organización ante una oportunidad.

Continuar leyendo… »

Otro modelo de partido es posible

Publicado en: Fundación Ideas (27.12.2011) (versión pdf)

La pregunta es inaplazable: ¿pueden los actuales modelos de partido ser organizaciones eficientes en la sociedad de hoy? Entendamos por eficiencia la capacidad de interpretar los problemas de fondo, ofrecer soluciones para la mayoría, liderar las ideas de cambio, seleccionar a los mejores representantes y competir electoralmente.

El actual modelo de partido (leninista) es compartido, a grandes rasgos, por casi todas las fuerzas de nuestro arco parlamentario. Su fundamento es el “centralismo democrático”. Pero, si bien éste quizás puede ser útil para un partido organizado alrededor de sus cuadros y cargos electos, se manifiesta claramente insuficiente para una organización política que sostenga su fortaleza en la innovación y el cambio social.

El ADN de nuestros partidos es claramente refractario para nuestra actual sociedad y para el nuevo modelo económico basado en el conocimiento y la sostenibilidad. Los partidos se sienten cómodos en la cultura analógica, pero la sociedad es digital. Priman las estructuras verticales y centralizadas, en contraste con las nuevas redes horizontales y descentralizadas que se imponen en la ciencia, la economía, la empresa… Su orden es jerárquico y su nervio es la fidelidad, justo lo contrario de una sociedad que reconoce la autoritas y la independencia como valores que reconfiguran los atributos del poder.  Su comunicación se reduce a la repetición de consignas y a la instrumentalización y colonización de los nuevos espacios en las redes sociales, y los ciudadanos sienten una alergia profunda al seguidismo acrítico y aprecian la creatividad y la autonomía como nutrientes indispensables de la nueva política. En definitiva, el ADN de los partidos políticos no encaja –y no entiende- el nuevo ecosistema social que se reconstruye en la sociedad red.

Es difícil representar a una sociedad a la que no se comprende. Tampoco es posible servirla si no se la respeta. La política representativa se debilita porque esta crisis económica (que es además sistémica, de valores y de instrumentos) ha evidenciado las profundas limitaciones de la política democrática para dirigir, regular, interpretar y representar a la ciudadanía y responder a los problemas con el nivel de eficacia que requieren. Y esto, para las opciones progresistas, es letal.

El debate, por ejemplo, que el PSOE ha iniciado, con retraso y en tiempo de descuento, para repensar su función social en la sociedad compleja de hoy, puede abrir escenarios de cambio o cerrarlos en falso. Refundar o renovar. Hay relevos que no necesariamente modifican el curso del camino. Parece inaplazable ya el debate sobre el modelo de partido, porque es un reflejo transparente del tipo de política que se quiere, que se acepta y estimula. El modelo lo dice todo. Estos son, a mi juicio, los principales desafíos a los que se enfrenta:

Continuar leyendo… »

Taller de Política

Publicado el 25.11.2011

Taller de Política es una nueva iniciativa impulsada de manera colaborativa con Jaume Bellmunt. Una aventura compartida que pretende ser un espacio de encuentro presencial (y virtual) para conocer, intercambiar y debatir ideas entorno al futuro de la democracia y de la acción política, en un contexto como el actual que está en proceso de definición debido de a los cambios científicos, tecnológicos, económicos, sociales y culturales.

La idea surge a partir de la inquietud y preocupación sobre la evolución de la política democrática, por el interés de entender el sentido de los fenómenos diversos que la erosionan y por la voluntad de no resignarse a asistir pasivamente a la crisis de los valores y de las instituciones que configuran nuestro sistema de libertades y de justicia social.

Taller de Política se define, a la vez, como  un club, un taller y un café. Un club que reúne personas con inquietudes compartidas. Un taller que recoge y produce materiales de reflexión. Un café que invita el debate libre de ideas. Abierto a todas las personas que compartan estas motivaciones y que quieran participar en este proceso de aprendizaje colectivo.

El Taller se irá construyendo progresivamente a partir del desarrollo de sus herramientas de trabajo alojadas en esta página web. Al empezar están ya activadas dos de estas herramientas: el Club de Lectura y los Apuntes de Lectura. Paulatinamente se activarán otros como las Notas Monográficas o la Guía de Referencias. Con todos estos elementos iremos dibujando un mapa temático y de autores sobre el futuro de la democracia, el objeto de esta iniciativa.

La primera iniciativa del Club de lectura tuvo lugar el 2 de noviembre, hablando del libro de Daniel Innerarity “El futuro y sus enemigos. Una defensa de la esperanza política”, con la presentación de Carles Duarte y que reunió a 60 personas en la librería La Central de Barcelona.

El próximo encuentro del Club tendrá lugar el próximo 12 de diciembre, hablando del libro de Ramon Folch “La quimera de créixer”, con la presentación de Mariano Marzo y que ya se puede comentar desde la web.

Esta iniciativa, que impulsso conjuntamente con Jaume Bellmunt, explora la idea de los proyectos colaborativos, como los que comparto con Juan Freire, Laboratorio de Tendencias, y Francis Pisani, Re(d)pública.

Sigue Taller de Política en Twitter @tallerpolitica y en Facebook.

La mecha del #15-M

Publicado en: El Mundo (Crónica, 22.05.2011)

Entrevista con Gonzalo Suárez para su reportaje sobre el #15-M (ver reportaje completo, versión pdf)

(…) ‘El modelo de partido, piramidal y jerárquico, es opuesto al de internet, en forma de redes. En este mundo, lo que cuenta son tus ideas, no el puesto que ocupas’, dice. ‘Por eso, los políticos no vieron lo que se les venía encima hasta que era demasiado tarde. Si buscan un líder con el que dialogar, no lo encontrarán. Aquí tienen que discutir con las ideas, no con los líderes.’ (…)

Enlaces de interés:
- Presidente, baje a la plaza (El País)
- #15-M: política sin partidos (El Periódico de Catalunya)
- ¿Hacia dónde va el 15-M? (ADN.es)
- #Egipto: La mecha, la chispa y el polvorín (Revista Fundació Rafael Campalans)

“Los políticos tienen que salir de sus sedes e ir a las redes sociales”

Publicado en: Diario Vasco (16.02.2011)

Entrevista con A. González Egaña para el Diario Vasco con motivo de la presentación de mi libro “Filopolítica: filosofía para la política” en Donostia. (Vídeo presentación de la entrevista)

Antoni Gutiérrez-Rubí (Barcelona, 1960), asesor en Comunicación Estratégica, presentó ayer en Donostia el libro ‘Filopolítica. Filosofía para la política’ invitado por el Instituto de la Gobernanza Democrática, que tiene su sede en el Palacio de Aiete. Gutiérrez-Rubí reúne en 119 páginas ideas y reflexiones para contribuir a una nueva manera de acercarse, ver, hacer y entender la política desde la recuperación de la filosofía. Este experto en comunicación augura que las redes sociales van a ser «imprescindibles» en la próxima campaña electoral y defiende que «los políticos tienen que dejar un poco sus sedes e ir a las redes sociales».

¿Qué es la filopolítica?
Es la recuperación de la filosofía, de las ideas y actitudes filosóficas para la acción política. Pero no sólo para la acción sino para el proceso de reflexión, de pensamiento, de maduración y también de ponderación. La acción política debe nacer no tanto de las declaraciones sino de las reflexiones. Estamos acostumbrándonos peligrosamente a una acción política demasiado superficial.

¿Los políticos vascos practican la filopolítica?
La recuperación de la filosofía no es atribuible sólo al País Vasco; es una demanda generalizada. La democracia y los ciudadanos perciben que la política habla mucho y dice poco, que gesticula mucho y hace poco, y que piensa poco también lo que dice. Y esta sensación de una política que no te acerca al conocimiento y a la toma de conciencia es lo que la está alejando de la gente.

¿Y cómo se puede devolver a la política y a los políticos la dignidad y el respeto perdidos?
Hay una triple dirección. La primera es dotar de más ideas, con mayor profundidad y con mayor reflexión al discurso y a la acción política. La vacuidad de muchas de las declaraciones es alarmante. La segunda es la ejemplaridad porque la política va a reclamar a los ciudadanos sacrificios. La tercera es la recuperación de la palabra y el diálogo como epicentro de la política. Tenemos un gran déficit en el uso de la palabra y en el lenguaje político que está demasiado en sus trincheras ideológicas. La diferencia entre filosofía de la política e ideología pura y dura es que en la ideología defiendes tu trinchera y en la filosofía estás dispuesto a hacerte preguntas y a compartir las respuestas con otras ideas.

¿Entre los políticos que marcan hoy en día los titulares, Zapatero, Rajoy, Patxi López…, alguno aprueba en filopolítica?
Un político que se está acercando a la recuperación de la filosofía para la acción política, aunque sea demasiado manido, es Barack Obama. Está convencido de que las palabras pueden cambiar el mundo. Hemos visto en Egipto una revuelta democrática y cívica extraordinaria, pero dos años antes, el discurso más importante que han hecho nunca las democracias occidentales al mundo árabe lo dio Obama en la Universidad de El Cairo diciéndoles que la Biblia, el Corán, los textos sagrados judíos…, todos piden lo mismo, diálogo, encuentro, paz, respeto y que eso sólo es posible con actitudes democráticas. Es un presidente con grandes fundamentos teóricos y filosóficos que lee a los clásicos y esa recuperación de los clásicos para el discurso político me parece imprescindible. Está todo ahí, Platón, Sócrates, Aristóteles… Quizás esto no está de moda, pero es imprescindible para la revitalización de la política y de la democracia.

Continuar leyendo… »