El voto electrónico llega a España con las elecciones europeas

El Ministerio de Interior pretende aprovechar las elecciones europeas del 7 de junio para probar por primera vez un proyecto de voto y escrutinio electrónico. La iniciativa, pionera en el uso de las tecnologías de la información en España, se probará en los colegios electorales de las ciudades de Lleida, Salamanca y Pontevedra. Estas tres ciudades disponen de 154 colegios electorales y 459 mesas para un total de 280.520 electores.

Así, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, presentó el pasado 29 de abril el Colegio Administrado Electrónicamente (C.A.E.), sistema que dotará a las mesas electorales de herramientas informáticas que servirán de apoyo a las tareas que desempeñan sus miembros durante la jornada electoral.

Desde el Ministerio quieren aprovechar que las elecciones europeas tienen circunscripción única y las mesas realizan un escrutinio más sencillo que en otros procesos electorales para la implantación del nuevo sistema. La utilización del C.A.E es muy sencilla, no requiere formación específica, y respeta escrupulosamente el desarrollo de la jornada electoral tal y como está regulada en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.

El procedimiento se puede ver a través de esta simulación:

La herramienta está constituida por un PC portátil, una impresora, un lector óptico y una memoria USB que lleva encriptada la lista de electores correspondiente a la mesa y proporcionada por la Oficina del Censo Electoral. Las papeletas llevan un código de barras.

Al inicio de la jornada, el presidente de la mesa enciende el ordenador y pone en marcha una aplicación que permite a los miembros de la mesa realizar, de forma guiada, las gestiones que conlleva el proceso de votación. Son las siguientes:

Constitución de la mesa (8:30 a 9h)
– Se introduce la memoria USB con el censo de electores. La información se desencripta de forma automática.
– Se confecciona en el ordenador el acta de constitución de la mesa, seleccionando los nombres de los miembros de entre la lista del censo. A continuación se imprime y se firma. La constitución de la mesa se envía electrónicamente al Centro de Recogida de Información (CRI)

Votación (9 a 20h)
– Proceso de votación: si el votante acude con el DNI convencional, los miembros de la mesa buscarán sus datos en el ordenador. Si por el contrario, el votante tiene DNI electrónico, podrá introducirlo en el lector del ordenador y teclear su pin. En ambos casos el Colegio Administrado Electrónicamente permite que la identificación sea mucho más rápida y que la lista numerada de votantes se confeccione automáticamente.

Voto por correo (20h)
– Cuando concluye la votación presencial, a las 20h, se incorporan los votos por correo, que van acompañados de un certificado de inscripción en el censo con un código de barras que identifica al elector. El lector óptico permite la lectura de esos datos y la identificación automática del votante en la lista del censo.

Escrutinio
– El escrutinio de votos se realiza con la ayuda del lector óptico que toma la información del código de barras de cada papeleta. Así, el acta se completa automáticamente sin errores, se redacta el parte de incidencias y se envían los datos al CRI.

– Una vez realizado todo el proceso se borra la memoria USB y el disco duro del ordenador.

El Colegio Administrado Electrónicamente ofrece multitud de ventajas: es más garantista y seguro, porque elimina posibles errores de transcripción; es más eficaz, porque facilita la localización de los electores en el censo, el recuento y el envío de datos; y es más ecológico y barato, porque permitirá ahorrar en la cantidad de material impreso.

El 7 de junio podremos ver como funciona esta experiencia, que debe hacer avanzar a la e-democracia española, facilitando y simplificando procedimientos, dándoles mayor seguridad y aumentando la confianza en estos nuevos sistemas que la sociedad del conocimiento nos puede aportar. Además, es algo que puede hacer avanzar hacia la implantación del voto electrónico en España que, tal como se analizó en un estudio del Senado francés, es uno de los países más retrasados de Europa en la aplicación de estos sistemas, junto con Italia y Portugal, ya que si bien se han hecho algunas pruebas, éstas no tenían ningún valor jurídico.

En Francia los ciudadanos pueden utilizar el eVoto en aquellas ciudades de más de 3.500 habitantes, pero también a través de Internet en el caso de residir fuera del país. El estudio destaca Estonia, país en el que según el informe funciona especialmente bien. Un sistema que también se ha desarrollado, mediante máquinas, en Bélgica, Alemania, Suiza y Holanda.

Publicado en: ELECCIONES EUROPEAS 2009 (04.06.2009)

Etiquetas: ,

Comentarios sobre: El voto electrónico llega a España con las elecciones europeas

  1. Pingback: Dani Gàmez
  2. Pingback: Ricard Espelt
  3. Hola Toni,
    No ha sido voto electrónico, sinó la administración electrónica de la mesa electoral. Aún falta (si nuestros políticos e Indra lo quieren) para que lleguemos al voto electrónico. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.