Clase media: Partidos por la mitad

«La recesión ha atajado el ascenso de las clases medias por primera vez en medio siglo. Así fue cómo la mayoría silenciosa se convirtió en la increíble clase menguante».

(…) Últimamente, los políticos españoles parecen contagiados por la obsesión de Obama por las clases medias. Esta semana, parecían incapaces de afrontar un canutazo sin pronunciar estas dos palabras mágicas. En el caso de los socialistas, para pedir un esfuerzo a las «amplísimas» clases medias que «conforman la base de la recaudación fiscal». Y, en el caso de los populares, para denunciar que el Gobierno «está clavando un puñal» en la espalda de este estrato de la sociedad.
En realidad, lo extraño es que las clases medias no copasen el lenguaje político mucho antes. Es una de esas expresiones —como «centro» o «progreso»— que carecen de significado real. O, mejor dicho, que tienen tantos significados como personas que la escuchan. «Es una idea muy seductora para la clase política», dice Antoni Gutiérrez-Rubí, asesor de comunicación. «Es otra manera de referirte al centro. Es la política para la mayoría, para la gente corriente. Además, evoca el ascensor social: nadie quiere ser pobre, todos queremos progresar» (…)

Entrevista con Gonzalo Suárez para La Razón (04.10.2009). Ver reportaje completo (versión pdf, 3 páginas)

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Clase media: Partidos por la mitad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.