Nobel de paz ¿o de comunicación?

Entrevista con Francesco Manetto para El País (16.10.2009)

(Ver artículo completo, versión pdf página 1, página 2)

(…) Ha habido un cambio de criterio respecto a las anteriores elecciones, se ha tratado de un premio a la “esperanza”. Es decir”, parece que “los discursos y los gestos de los primeros meses han abierto un camino para la paz”. En este sentido, a su parecer, conviene recordar que Obama es el jefe del Ejército más importante del mundo. Lo cual convierte de alguna manera la misma concesión del premio en un mensaje en sí mismo a la comunidad internacional. Porque es “importante que ese jefe actúe con esa carga”. Y así, el Nobel se transformaría en una invitación a actuar a favor de la paz, una verdadera “llamada a la acción” más que un reconocimiento a una paz lograda.(…)

Artículos de interés:
Palabras para cambiar el mundo
Obama, 100 días de cambio
“Sí, debemos”
Obama presidente tras el Día de Martin Luther King
Obama y los empresarios del cambio
Obama: el despertar del sueño

Nobel a Obama: un premio merecido (Carlos Fuentes)
Fuente: El País (21.10.2009)

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Nobel de paz ¿o de comunicación?

  1. Deprimente, absolutamente deprimente.

    No solamente premiamos a quien (todavía) no ha hecho nada, sino que lo justificamos legitimando las llamadas “media politics”.

    Dicho de otro modo: reconocemos como válido el cacareo y la pelea barriobajera en los medios de comunicación, apoyamos que los partidos y gobiernos gasten partidas multimillonarias en la meta-política, en el contar en lugar del hacer, en tejer cortinas de humo, en el “y tú más”, en cartón-piedra y otros decorados alímón.

    El Nobel de la Paz es a Obama lo que el Nobel de Economía sería al gobierno español por gastar 1.200 euros en cada cartel del Plan E.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *