Pregunta por tu salud

Publicado en: NY Al Día (Artículo 18, 6.12.2009)

El extraordinario incremento de la inmigración latinoamericana en Estados Unidos observado a lo largo de las últimas décadas ha tenido un profundo impacto sobre el perfil demográfico de la sociedad estadounidense, al punto que los latinos se han convertido en la mayor minoría en el país.
Sin embargo, en lo que se refiere a la salud, los latinos siguen teniendo dificultades para ir al médico. Una mezcla de limitaciones, principalmente económicas, pero también culturales y de acceso a la información impiden y condicionan el uso de los servicios de salud, reduciendo la calidad de vida de muchas personas. 
Esa problemática, junto con la ausencia de un monitoreo médico integral y periódico, incrementa el riesgo de no atender oportunamente eventuales enfermedades o problemas de desarrollo físico. Además, se sabe que hay enfermedades a los que los latinos tienen indicadores de riesgo superiores como por ejemplo la diabetes.

Para cambiar eso, desde la Web de la Asociación de Ejecutivos Hispanos de la Atención a la Salud y desde la Cámara Nacional de Comercio Hispana de la Salud se han unido para lanzar una campaña en Internet que pondrá a disposición del público información sobre la propuesta de reforma sanitaria del gobierno Obama, pero lo más interesante: foros y videos relacionados con el tema de la salud y la posibilidad de que los usuarios latinos de redes sociales puedan hacer preguntas relacionadas con enfermedades, que serán contestadas por profesionales de la salud a través de la red.
La comunidad latina es la minoría que más fuertemente está creciendo en el uso de Internet y de la telefonía móvil, y es por ello que ha nacido esta iniciativa. La información está disponible a través de Twitter, Facebook, LinkedIn y YouTube, Además, toda la información se podrá consultar en inglés, pero también en español, para facilitar acceder a información de calidad sobre salud. En esta Web, también se podrá acceder a informaciones de utilidad sobre organizaciones y empresas que dan servicios a la comunidad hispana.

El debate en Estados Unidos sobre la reforma del sistema de salud tiene necesariamente que incluir el tema de la cobertura de seguridad médica de los grupos minoritarios más desfavorecidos, entre ellos los inmigrantes latinos. Un gobierno no puede ser representativo si excluye de su universo a una parte creciente y tan relevante de su población. Ampliar la cobertura de la seguridad médica de estos grupos constituye un requisito fundamental para reducir las disparidades sociales en el cuidado de la salud y un gran paso se conseguirá con la reforma sanitaria de Obama. El amado y malogrado Presidente John Fitzgerald Kennedy afirmaba que “El futuro no es un regalo, sino una conquista”. Pues bien, el futuro de la reforma sanitaria que cambiará la calidad de vida de millones de norteamericanos no será un regalo…, sino una conquista democrática que se ha cobrado millares de víctimas, grandes esfuerzos políticos y cívicos, y que ha tardado muchísimo en llegar.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.