La moda política de 2009

Publicado el 16.12.209

Ver documento power point “La moda política de 2009

El año pasado por estas fechas decidí escribir un resumen sobre lo más destacado de la moda política en ese periodo. Para continuar con la idea, en esta ocasión he agrupado las referencias de esta manera:
Complementos: sombrero (Zelaya), paraguas (militantes Partido Comunista Chino), cinturones (Zapatero). Con ropa: esmoquin (Carme Chacón), vestidos (Letizia Ortiz y Carla Bruni). Con poca ropa: en bañador y torsos desnudos (Obama y Putin), en ropa interior (Angela Merkel). Con demasiada ropa: trajes (Francisco Camps). Con los pies en el suelo: calcetines (oposición a Berlusconi), deportivas (Michelle Obama), zapatos con tacón (Sarkozy) y zapatos planos (Esperanza Aguirre).

Complementos 
El sombrero de Zelaya
. La reiterada utilización de un gran sombrero blanco de ala ancha por parte del presidente hondureño, Manuel Zelaya, no es casual y está cargada de un fuerte simbolismo.  
¿Pero cuál es su verdadero significado? Algunos señalan que se trata del tipo de sombrero Stetson que usaba el líder de la resistencia nicaragüense Augusto César Sandino. Otros lo describen como tejano, el que usan los cowboys y rancheros, lo que le confiere un aspecto de terrateniente, de dueño del rancho. Pero, más allá del significado, lo relevante es la importancia que ha adquirido y su utilidad como elemento para aumentar y destacar su visibilidad.

Los paraguas de la Plaza de Tian’anmen. En el veinte aniversario de la matanza de Tian’anmen, centenares de agentes y militantes del Partido Comunista Chino patrullaban alrededor de la  plaza con un  arma menos violenta, aunque quizás más efectiva: paraguas abiertos preparados para  evitar cualquier protesta o acción en recuerdo de la intervención militar de 1989. Nunca como hasta entonces, un simple complemento del vestuario, como el paraguas, había sido tan político.
El intento por parte de los medios de comunicación de tomar imágenes de la plaza era bloqueado insistentemente por agentes que rodeaban a los periodistas con paraguas que impedían la visión. 
La censura del régimen chino ha tratado de impedir y de restringir el acceso a la información, de ocultar la historia, pretendido de este modo condenarla al olvido. Tanto es así, que después de veinte años, la gran mayoría de los estudiantes de la Universidad de Pekín, de donde surgieron las primeras protestas contra el Gobierno chino, afirman que no conocen los acontecimientos del 4 de junio de 1989.

El cinturón Hermés de Zapatero
. En el mes de mayo, Zapatero asistió a la celebración de un gran mitin del PSOE luciendo un cinturón de la firma Hermés, valorado, supuestamente, en 500 euros. Con la sombra de la crisis de fondo, rápidamente saltó la polémica: ¿es coherente que un presidente de gobierno pida a los ciudadanos que “se aprieten el cinturón” luciendo uno tan caro?
La imagen transmite, comunica (también a través del vestuario) y es en si misma un mensaje que puede resultar determinante en la percepción y valoración de los medios de comunicación y de los ciudadanos, de ahí la importancia de armonizar uno y otro: mensaje e imagen.

Con ropa
El esmoquin de Carme Chacón
. Tras la decisión de Carme Chacón de asistir a la celebración del día de la Pascua Militar en el Palacio Real con un elegante esmoquin, en vez de con traje largo de gala como marcaba el protocolo para las mujeres, los ataques sexistas contra la ministra de Defensa se sucedieron.
Como comentaba en un artículo que escribí para la ocasión, llevar pantalones ha representado, en muchas ocasiones, la lucha por la igualdad de los derechos de las mujeres. Carme Chacón conoce bien el significado de abrir caminos con gestos simbólicos, por la gran fuerza comunicativa que éstos tienen. No en vano, ha sido la primera ministra de Defensa.
En política, las formas son fondo“. El protocolo político, y el militar en particular, ha evitado muchos conflictos y también los ha causado. Pero, como toda norma, debe adaptarse a los tiempos de nuestra sociedad para ser respetada y valorada, que siempre es mucho mejor que ser -simplemente- aceptada.

Los vestidos (y los traseros) de Letizia Ortiz y Carla Bruni. A finales de abril la fotografía, publicada en portada por algunos medios, en la que aparecían Carla Bruni y Letizia Ortíz de espaldas subiendo las escaleras de la Zarzuela, levantó una gran polémica al ser considerada desde algunos sectores como machista y sexista.
Al margen de otro tipo de valoraciones, lo que es evidente es que la apariencia física de las primeras damas o princesas ejerce un irresistible atractivo para la opinión pública y que su rol y peso comunicativo es cada vez mayor. El duelo de glamour entre la princesa de Asturias y Carla Bruni monopolizó el encuentro entre la familia real y los Sarkozy en la primera visita de Estado del presidente francés a España.

Con poca ropa
Los torsos desnudos de Barack Obama y Vladmir Putin
En el mes de mayo, una fuerte polémica se desató en Estados Unidos tras la publicación de una fotografía del presidente Barack Obama durante un viaje de vacaciones a Hawai. En la imagen podía verse a Obama en traje de baño y con el torso desnudo, lo que generó duras críticas por lo que se consideraba una intromisión en la intimidad del mandatario. La imagen fue portada de la revista Washingtonian en el marco de un artículo titulado “26 razones para amar vivir aquí” (en Washington) de las cuales la número 2 era que “Nuestro nuevo vecino es sexy”.
En el mes de agosto, en lo que empieza a ser ya un clásico, Vladimir Putin posó para los fotógrafos durante sus vacaciones en Siberia y se dejó ver nuevamente con el torso desnudo y musculoso nadando en gélidas aguas. El primer ministro cultiva y exhibe su imagen de “macho” como muestra de su vitalidad y fortaleza lo que fue rápidamente interpretado por muchos como símbolo de que, concluido su segundo período presidencial, no tenía intención de dejar el poder.
La página web de tendencia conservadora “Drugde Report” publicó en Internet las fotos de Obama con el torso desnudo junto con las del primer ministro ruso, y realizó una encuesta entre los internautas sobre cuál de los dos era más sexy. Mas de 58.000 personas dieron su voto y el ganador fue Putin.

La ropa interior de Merkel contra la crisis
La canciller alemana sonreía coqueta en ropa interior en la imagen de unas vallas publicitarias instaladas en Berlín en el mes de mayo. Merkel ejercía como modelo involuntaria en el fotomontaje de un anuncio de ropa interior de la firma Bruno Banani. Junto a ella aparecían, también en paños menores, algunos de los ministros de su coalición y líderes de los partidos de la oposición.
El eslogan del anuncio sostenía “Lo damos todo con tal de impulsar la demanda” y ofrecía 500 céntimos de rebaja a quienes devolvieran toda su ropa interior a cambio de prendas nuevas de esa marca. Una irónica referencia a la iniciativa del gobierno alemán contra la crisis que ofrecía primas (de 500 euros) a quienes renovaran su viejo automóvil.

Con demasiada ropa
Los trajes de Camps
. Si algunas prendas merecen ser las verdaderas protagonistas de la moda política de 2009, éstas han sido los trajes de Francisco Camps. Desde que en febrero se filtró a la prensa que el presidente Camps aparecía mencionado en las grabaciones del escándalo de corrupción del PP, porque una de las empresas de la trama le había pagado facturas para trajes a medida en conocidas sastrerías, los trajes del presidente valenciano pasaron a ocupar durante meses el primer lugar del “ropero” mediático.
Camps aseguró que pagó los trajes en metálico y no conservaba las facturas y la causa se archivó finalmente. Pero quedó el debate de fondo: ¿Qué tipo de obsequios son políticamente aceptables y cuáles no? Los que sirven para comprar voluntades, evidentemente no.

Con los pies en el suelo
Los calcetines turquesa contra Berlusconi
. En el mes de octubre, el color turquesa y un calcetín se convirtieron en símbolo unificador de la oposición a Berlusconi. Los italianos protestaron luciendo ropa de ese color para mostrar su indignación por el acoso mediático al que fue sometido el juez Raimondo Mesiano por parte de un programa del Canale 5, propiedad del primer ministro. Mesiano fue el magistrado que sentenció que il Cavaliere era coresponsable de haber sobornado a un juez hace 20 años.La emisión criticaba y ridiculizaba al juez por el hecho de llevar calcetines de color turquesa. La Asociación Nacional de la Magistratura  se solidarizó con su compañero poniéndose de acuerdo para vestir prendas de ese color, la acción fue imitada por muchos otros políticos opositores, jueces progresistas y periodistas.

Las deportivas de Michelle Obama
Para un político o un personaje público su manera de vestir es un complemento indispensable en la construcción de su imagen y personalidad, así como la coherencia entre este vestuario y su discurso. En 2009 Michelle Obama tuvo su primer “resbalón” como primera dama al no tener presente esta premisa básica. La mujer del presidente Obama desató la polémica al presentarse en Washington en un acto para la lucha contra la pobreza luciendo unas bambas de la firma francesa Lanvin, valoradas en casi 400 euros.
El “astroturfing” es un término utilizado en el  ámbito  de las relaciones públicas y la propaganda electoral para designar la técnica que consiste en producir una impresión (falsa) de naturalidad y espontaneidad. El cuidado y adecuado look “casual” escogido por Michelle para la ocasión no fue suficiente.
Más acertada fue la utilización de unos sencillos, cómodos y económicos (53 euros) zapatos Bandolinos Berry en diferentes actos públicos. Sin proponérselo, Michelle Obama, una mujer que se ha convertido en icono para las mujeres de este siglo, consiguió salvar a la  firma de calzados china disparando las ventas de este modelo (tan sólo en el mercado estadounidense se vendieron 400.000 pares).

Los zapatos de tacón de Sarkozy
¿Se mide la altura política, social o profesional de un hombre en centímetros? Políticos y famosos se suben en exclusivos zapatos diseñados para realzar la figura, reforzar la presencia y, sobre todo, para parecer más altos. Los diseños del empresario italiano Mario Bertulli, por ejemplo, tienen la misma apariencia que un zapato normal de caballero pero el alza que se sitúa en el interior permite ganar hasta 12 centímetros.
El presidente francés Sarkozy mide 1,70 cm según informaciones oficiales. La realidad apunta a que son 5 cm menos, la diferencia:  un tacón que le permite estar a la altura de su esposa. Pero el tacón puede ser también visible, como en los zapatos de mujer. Sarkozy  prefirió esta opción en su primer viaje oficial a Reino Unido con Carla Bruni. Las fotos de sus zapatos tuvieron tanta o más repercusión mediática que las manoletinas de Christian Dior que lucía su esposa.
Quizás dentro de poco nuestros políticos, como Esperanza Aguirre, tampoco harán declaraciones “sin tacones”.

 

Artículos relacionados:
La moda política del 2008
El hábito sí hace al político
La “chompa” de Evo
Obama: el hombre de las camisas blancas
Zoopolítica: El cocodrilo y la serpiente
Una corbata para usted
Cambiar de chaqueta

Otros artículos: 
El eje del mal gusto en el vestir
Fuente: El Periódico (Emilio López, 14.08.2009)
Enlaces de interés:
Políticos, de los pies a la cabeza (Patrycia Centeno)
Primer estudio dedicado a la indumentaria como herramienta de comunicación dentro de un partido político. La periodista Patrycia Centeno relaciona los conceptos de “política” y “moda” demostrando la importancia de la imagen dentro del mensaje de cada una de las formaciones y de la carrera de sus líderes. 

Dime cómo vistes y te diré de qué partido eres (Tiempo, 8.01.2010)  

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: La moda política de 2009

  1. Pingback: MBA On-line
  2. Pingback: Javier Ortego
  3. Pingback: Bixel Laura
  4. Pingback: Laura Villadiego
  5. Pingback: Laura Villadiego
  6. Pingback: Daniel Eskibel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *