Del tractor a la urna

José Pepe Mujica es el nuevo presidente de Uruguay y no por ello quiere dejar de vivir en su pequeña granja a 20 minutos de Montevideo, donde trabaja sus propias tierras. De hecho, el mismo día que cuidaba sus tierras cuidó a su voto, el cual fue a depositar en la urna casi con la misma ropa, sencilla, modesta.

El exdirigente guerrillero tupamaro, que ha pasado gran parte de su vida en distintas cárceles por defender la lucha armada durante la dictadura, enfrentándose a la policía y al ejército, consiguió casi el 53% de los votos, un logro histórico para el Frente Amplio.

El que ejercerá como nuevo presidente vive humildemente, desde hace años, cultivando acelgas y es consciente de que, a partir de ahora, deberá cultivar también su vocabulario y no ser tan “nabo” (inocente), según sus propias palabras.

El Pepe, como le llaman cariñosamente en su país mantiene una imagen de sencillez de la que no está dispuesto a desprenderse. Dice que “la vida es porvenir” y Mújica en estos momentos es todo un ejemplo que personaliza el éxito de la nueva izquierda en Latinoamérica.

Publicado en Pie de foto (17.12.2009)

Etiquetas:

Comentarios sobre: Del tractor a la urna

  1. Pingback: MBA On-line
  2. Pingback: MBA On-line
  3. Pingback: Javier Ortego
  4. Antoni: tu apunte es interesante porque el nuevo Presidente electo uruguayo es efectivamente un fenómeno de comunicación política infrecuente.

    En lo personal me interesa especialmente, además, por mi condición de compatriota de Mujica y por conocer a fondo su trayectoria.

    Tu post contiene sobre el final una palabra clave: personaliza. Y en gran medida se trata de eso: Mujica personaliza su comunicación con los votantes y su vínculo con la psicología politica de los mismos.

    Esta personalización pasa por poner en la comunicación política el propio cuerpo, la historia personal y las emociones.

    Por ejemplo: la abrumadora mayoría de los politicos uruguayos es muy parca a la hora de “mostrarse”. En cambio Mujica muestra ante cámaras el lugar donde vive, recibe allí mismo a periodistas y políticos, y hasta es filmado mientras trabaja en la chacra manejando un tractor.

    Otro ejemplo. Mujica ha construído parsimoniosamente el discurso de la “naturalidad” (confrontando casi sin decirlo con la artificiosidad discursiva de otros políticos). Es así que se permite salir en televisión muy despeinado y “mal vestido”, hablar en los medios del mismo modo que lo haría en rueda de amigos, apelar al humor y a la reflexión filosófica más allá de la política y hasta manifestar abiertamente sus emociones aunque no sean “políticamente correctas”.

    Esta personalización de su comunicación es parte importante de su reciente e impactante triunfo electoral. A ello debería agregarse algún otro factor decisivo:
    1. Los muy buenos indicadores económicos del país al finalizar el primer gobierno del Frente Amplio.
    2. La excelente imagen del Presidente saliente Dr. Tabaré Vázquez.
    3. El Frente Amplio sigue siendo el primer partido político uruguayo: el más numeroso, el más militante, el más organizado y el de más emocional adhesión.

    Hay más factores co-incidentes (estoy escribiendo algo al respecto) pero esa conjunción entre una personalidad como la de Mujica, un gobierno como el de Tabaré Vázquez, un partido como el Frente Amplio y una sociedad como la uruguaya…hicieron que el resultado electoral fuera casi inevitable.

  5. Muchísimas gracias, Daniel, por tu valiosa y rica aportación. Quiero seguirle. Me interesa mucho la idea del discurso de la “naturalidad”. Sigamos este hilo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.