Sin voz

Publicado en: Diario Público (Edició Catalunya) (12.11.2010) (Artículo 1, Focus Electoral) (versió pdf)

Quedarse sin voz durante la campaña electoral es la peor pesadilla para un candidato. La voz de los políticos es su principal arma y su principal fuerza de seducción. Dotarla de una mayor intensidad depende de la presión que se ejerce sobre las cuerdas vocales y genera, por ejemplo, más sensación de seguridad, vitalidad y credibilidad. Atributos imprescindibles cuando lo que se discute –y se vota- es la capacidad de liderazgo. En 2004, Zapatero solía alcanzar hasta 75 decibelios de potencia, por los 68 de Mariano Rajoy.

Hoy es el primer día de campaña electoral. Los candidatos pasarán todas las horas disponibles hablando una y otra vez, hasta el límite de sus fuerzas. Nada más importante, entonces, que cuidar la voz evitando el tabaco y el alcohol, como norma básica de riguroso cumplimiento, y beber agua frecuentemente, como medida preventiva. Pero los problemas ya se han empezado a notar.

El pasado martes, la presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, pidió públicamente a sus seguidores en la red social Facebook remedios caseros para superar la afonía que arrastra desde hace días, marcando el arranque de su campaña. Entre los consejos que recibió destacan: beber leche caliente con miel, hacer gárgaras con agua y limón o tomar pastillitas de bromo. Todo muy popular y eficaz.

Casualmente, Artur Mas también arrastra los mismos problemas, derivados de una larga precampaña y un inoportuno resfriado. Así, el líder convergente aseguró, el mismo día que presentaba su lema de campaña, que se está quedando afónico y que debe tomar un fuerte tratamiento para mantener la voz.

Quedarse sin voz no es lo mismo que callar. En esta campaña los silencios y las palabras serán igual de reveladores, aunque debemos tener en cuenta que la voz es la responsable de buena parte de la eficacia comunicativa de las personas. De ahí que los candidatos cuiden su dicción (la manera de pronunciar), el tono (la inflexión de la voz) y el timbre (el modo característico y personal de ésta en cada individuo) con especial atención.

En cualquier caso, la auténtica afonía política la están padeciendo buena parte de los electores que guardan silencio ante estas elecciones. Un silencio que puede ser la antesala de su abstención o reflejar, simplemente, un malestar que pueden convertir en castigo definitivo o en una segunda oportunidad. Cada vez más, los ciudadanos demoran más su decisión de voto, sobre todo aquellos que se han sentido decepcionados o molestos por el partido al que votaron en los comicios anteriores.

Quedan quince días. Los electores sin voz deberán decidir si también son sin voto. El resultado dependerá de esta mayoría silenciosa. De momento, calla. Veremos si otorga.


Sense veu

Quedar-se  sense veu durant la campanya electoral és el pitjor malson d’ un candidat. La veu és la principal arma que tenen els polítics i la seva força de seducció principal. Dotar-la de més intensitat depèn de la pressió que s’exerceix sobre les cordes vocals las cordes vocals, i això genera, per exemple, més sensació de seguretat, vitalitat i credibilitat. Atributs imprescindibles quan el que es discuteix -i es vota- és la capacitat de lideratge. El 2004,  Zapatero solia assolir fins als 75 decibels de potència, pels 68 de Mariano Rajoy.

Avui és el primer dia de campanya electoral. Els candidats passaran totes les hores disponibles parlant constantment, fins al límit de les seves forces. Res més important, doncs, que tenir cura de la veu evitant el tabac i l’alcohol, com a norma bàsica de compliment rigorós, i beure aigua sovintt, com a mesura preventiva. Però els problemes ja s’han començat a notar.

Dimarts passat, la presidenta del PP de Catalunya, Alícia Sánchez-Camacho, va demanar públicament als seus seguidors a la xarxa social Facebook remeis casolans per superar l’afonia que arrossega des de fa dies, marcant l’arrencada de la seva campanya. Entre els consells que va rebre destaquen: beure llet calenta amb mel, fer gàrgares amb aigua i llimona o prendre pastilletes de brom. Tot molt popular i eficaç.

Casualment, Artur Mas també arrossega els mateixos problemes, derivats d’una llarga precampanya i d’un inoportú refredat. Així, el líder convergent va assegurar, el mateix dia que presentava el seu lema de campanya, que s’està quedant afònic i que ha de prendre un fort tractament per mantenir la veu.

Quedar-se sense veu no és el mateix que callar. En aquesta campanya els silencis i les paraules seran igual de reveladors, tot i que hem de tenir en compte que la veu és la responsable de bona part de l’eficàcia comunicativa de les persones. Per aquest motiu els candidats han de tenir cura de la seva dicció (la manera de pronunciar), el to (la inflexió de la veu) i el timbre (la mode característic i personal en cada individu) amb una atenció especial.

En qualsevol cas, l’autèntica afonia política la pateixen bona part dels electors, que guarden silenci davant  d’aquestes eleccions. Un silenci que pot ser l’avantsala de la seva abstenció o reflectir, simplement, un malestar que poden convertir en càstig definitiu o en una segona oportunitat. Cada vegada més, els ciutadans demoren la seva decisió de vot, sobretot aquells que s’han sentit decebuts o molestos pel partit que van votar en els comicis anteriors.

Queden quinze dies. Els electors sense veu hauran de decidir si també ho són sense vot. El resultat dependrà d’aquesta majoria silenciosa. De moment, calla. Caldrà veure si atorga.

También te recomiendo:

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Sin voz

  1. Antoni, la de quedarse sin voz es claramente una pesadilla para los políticos pero, al igual que todas las amenazas, puede convertirse en una oportunidad.

    Te daré un ejemplo que me encanta.

    Elecciones portuguesas de 2005, último debate, Jeronimo Da Sousa el candidato de la CDU (coalición-marca en la que está integrado el PC) después de una campaña agotadora se queda sin voz y no puede hablar en él… y se convierte en el ganador moral del mismo pues el electorado se enterneció con su imagen.

    Un conocido luso que se encontraba en el lugar de los hechos, responsable por aquel entonces en otro partido, incluso se acercó a ofrecerle agua y ayuda en el estudio, me explicó que Jeronimo da Sousa era un político tradicional al que aterraba la idea de enfrentarse a las cámaras y que claramente salió ganando pues en el debate tenía todas las de perder contra otros candidatos más entrenados, “modernos” y experimentados.

    Ya ves, manejando la imagen podemos convertirnos en el “hombre de una fuerza política sin tantos recursos como los otros que incluso se deja su voz en el empeño”.

    Un enlace de la noticia

    http://www.cmjornal.xl.pt/detalhe/noticias/nacional/politica/jeronimo-afonico-falha-debate?nPagina=2#comentarios

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.