InicioComunicaciónComPolLos políticos españoles son ambiguos y no argumentan, pero comunican "relativamente bien"

Los políticos españoles son ambiguos y no argumentan, pero comunican «relativamente bien»

Publicado en: 20minutos.es (03.11.2011)

Entrevista con Miren Mariño para su reportaje Los políticos españoles son ambiguos y no argumentan, pero comunican «relativamente bien», donde se recogen también las opiniones de José Jesús de Bustos Tovar, catedrático en la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid y de Yuri Morejon, asesor de comunicación y director de Yescom Consulting.

(…) «Para Antoni Gutiérrez-Rubí, asesor de comunicación y consultor político, esto se resume en una frase: ‘Rajoy habla, Rubalcaba comunica’. Comunicar implica más cosas que hablar correctamente o tener un discurso armado, «sin comunicación no hay política, al menos política democrática», añade. Pero no siempre se consigue. El problema de los políticos es que, aunque comunican relativamente bien, «no siempre se les comprende»; los ciudadanos tienen la impresión de que hablan para ellos mismos, «de sus cosas». De ahí que utilicen herramientas adicionales para lograr que su mensaje cale: «persuadir, convencer y seducir».(…)

Comunicación no verbal
El barómetro del CIS del mes de octubre coloca a la clase política como el tercer «problema» más importante para los españoles, solo por debajo del paro y la economía. El hartazgo es evidente, por eso en muchas ocasiones la gente no presta atención a lo que dicen: son otros detalles los que acaparan en un 70% el llamado «recuerdo emocional», en el que las palabras terminan «jugando un papel relativamente pequeño», dice Gutiérrez-Rubí. Las impresiones del tipo «no recuerdo bien lo que dijo, pero estaba cabreado» son comunes. El tono, el timbre de voz y la actitud, es decir, la comunicación no verbal, son fundamentales.(…)

«Los ojos y la sonrisa son claves», dice Gutiérrez-Rubí, «son el pasaporte para la percepción de lo que luego vas a decir». El timbre, el tono de voz y el aspecto, más o menos desaliñado, captarán nuestra atención. Para Morejon, lo que más suele atraer es la coherencia entre lo que un político «dice, piensa y hace» y la convicción. Lo que menos, «la soberbia, la impostura y la artificialidad». A pesar de que los políticos suelen acusarse mutuamente de faltar a la verdad, mentir no es tan fácil, al menos con el cuerpo; «Hay que ser muy buen actor», añade Morejon, y normalmente, los políticos «desconocen que su cuerpo habla», recuerda Gutiérrez-Rubí.(…). Leer reportaje completo.

Otros contenidos

«La brevedad es la oportunidad que tiene la política para captar la atención y recuperar el vínculo con la ciudadanía» (Entrevista en La Revista...

Entrevista con Claudia Ortega (@claudia_chvl) para La Revista de ACOP (en la que hablamos sobre mi nuevo libro Breve elogio de la brevedad y...

Rumbo a la Casa Blanca (resumen semanal): ¿Podrá Biden con un Trump culpable?

MARTÍ SÁEZ Resumen semanal de la actualidad asociada a las ELECCIONES USA 2024. Lo nuevo Joe Biden ha mantenido una postura cautelosa respecto a la reciente condena...

De la necesidad virtud, así espera Trump convertir su condena en un billete de vuelta a Washington

MARTÍ SÁEZ Este artículo forma parte de la serie de contenidos del espacio ELECCIONES USA 2024, donde irán escribiendo distintas firmas invitadas. Donald Trump se ha convertido...

8 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.