InicioComunicaciónComPolGuía para seguir el debate: un decálogo

Guía para seguir el debate: un decálogo

Hoy es el día. El momento clave de una campaña —casi siempre— gira alrededor de los debates electorales televisivos y éste es el segundo consecutivo en nuestra historia democrática. Espero que no haya ya vuelta atrás y que consolidemos y ampliemos esta práctica como un derecho irrenunciable.

Los debates entre candidatos y, mucho más, los “cara a cara” entre los favoritos, permiten conocer los proyectos que presentan los partidos pero, sobre todo, la personalidad, inteligencia emocional, capacidad dialéctica, proximidad o lejanía respecto a los ciudadanos, y algunos detalles programáticos y de gestión, de cada uno de ellos. Once elecciones generales y tan solo cuatro debates televisados entre los candidatos a La Moncloa (dos en 1993 y dos en 2008) evidencian la escasa tradición de los «cara a cara» y la reticencia histórica de los cabeza de lista a enfrentar sus ideas en directo ante una audiencia de millones de espectadores.

Sugiero 10 ideas para seguir, evaluar y sacar nuestras propias conclusiones del debate:

1. La previa. Si no se ha tenido ocasión de ver el programa Salvados de ayer domingo, de Jordi Évole y sus entrevistas a los candidatos, vale la pena hacerlo. Humor simpático, irreverente, directo, y sin concesiones, que permitirá tener un anticipo. Dudo que se muestren en el debate como se les habrá visto en la entrevista… pero puede ayudar a tener unas primeras impresiones.

2. Documentarse sobre los debates. Si se tiene tiempo, resulta interesante documentarse sobre debates históricos. Es apasionante y nos ofrecerá nuevos registros interpretativos.

3. Conocer los preparativos. La web de la Academia ofrecerá datos y referencias sobre cómo se ha gestado este debate (conviene saber también alguna de sus polémicas como, por ejemplo, el coste excesivo del programa y quién lo costea).

4. Repasar sus posiciones. Para quien quiera estar informado de lo que se va a hablar y de los mensajes que cada candidato quiere situar a la audiencia, recomiendo ver los últimos vídeos electorales de ambos candidatos y sus mensajes. Quizás interese comprobar el grado de coherencia, continuidad o cambio de registro que los candidatos hagan en relación a lo que ya hemos visto en esta campaña.

5. Hacer una lista de los temas que nos importan.  Antes de empezar el debate anotar aquellos puntos que más nos preocupan. Hacer un esfuerzo sistemático y anotarlos por prioridades, si se puede, haciendo dos columnas, una para cada candidato. El que mejor puntúe en nuestros temas de interés debería merecer mayor confianza. Puntuemos sin apriorismos, sin prejuicios. Aunque se acabe votando al oponente. Pero seguro que ayudará, y mucho, a sacar nuestras propias conclusiones o a ejercer el voto de manera más crítica y responsable.

6. Normas y actitudes. En el debate electoral televisivo de esta noche, quien respete más las normas y domine con habilidad las técnicas específicas asociadas (con un lenguaje y una mecánica propios) durante sus noventa minutos de duración será quien saque más rendimiento. Y atención con la comunicación no verbal. El cuerpo habla. Quien cometa menos fallos, tendrá mucho ganado. En esta ocasión, la novedad estriba en que cada candidato tendrá un tiempo determinado para cada uno de los bloques, lo que se conoce como «reloj corrido», de manera que cada uno se lo administrará como quiera. De esta manera, habrá algo más de agilidad, porque se podrá emplear parte del tiempo de intervención en rebatir al contrario tras escucharle.

7. Seguirlo a través de Twitter y en las redes sociales. Se prevé que el debate será éxito de audiencia en televisión, ya que en 2008 alcanzó más de trece millones de espectadores, pero también en la red, donde por primera vez en unas elecciones generales en España se podrá seguir —al segundo— también a través de un canal disponible en YouTube, así como por Twitter y Facebook. Es previsible que los equipos 2.0 de campaña hayan instruido a sus activistas para difundir lo que diga cada candidato y vender una victoria a su público.
Los #hashtags de referencia serán: #caraacara #debate, #rajoyrubalcaba, #RvsR.

8. Escoger la cadena, zapear, explorar el transmedia. El debate se ofrecerá en directo en 20 canales de televisión, algunos de ámbito estatal como TVE, Antena 3, Cuatro y La Sexta, además de otros canales de TDT e Internet. Las televisiones han preparado programas especiales para el predebate y el postdebate. Sigámoslos. Ayudarán. Los medios de comunicación saben de la importancia y de los comentarios y reflexiones que se generarán en la red. Es por ello que muchos han añadido a sus webs widgets donde poder seguir en directo los comentarios que se realicen en Twitter, a través de los hashtags.

9. Participar. Escuchar y hablar. En este debate vamos a tener muchas oportunidades para ir mostrando nuestras opiniones, conociendo las de los demás y compartiendo aquellas con las que mejor sintonicemos. No nos cortemos. Podemos escribir tuits, dejar comentarios en Facebook, votar en las encuestas digitales, chatear (ya se envían más de mil millones de whatsapp al día) o enviar sms (ahora más todavía ya que parece que algunos operadores los regalan).

10. Seguir el próximo debate. El bipartidismo que reflejará el debate no se ajusta del todo a la realidad española. Hay otras fuerzas, otros registros, otras lenguas. Otras realidades y preocupaciones. No nos dejemos influir por el alud. Ser minoría no es fácil pero, a veces, es la opción más coherente y la que más se acerca a nuestras preocupaciones y mejor se identifica con uno/a. No nos dejemos arrastrar. El próximo debate a cinco será el día 9 de noviembre, con Ramón Jáuregui, Alberto Ruiz Gallardón, Pere Macias, Josu Erkoreka y un candidato de la izquierda. No te lo pierdas.

Publicado en: El País (07.11.2011) (Artículo 13, Las formas son fondo)

Enlaces de interés:
Artículo 1. Las formas son fondo ‘Elecciones sin errores’
Artículo 2. Las formas son fondo ‘Merchandising: gorras, chapas y votos’
Artículo 3. Las formas son fondo ‘Estatura personal y altura política’
Artículo 4. Las formas son fondo ‘YouTube electoral’
Artículo 5. Las formas son fondo ‘Los domingos y la política’
Artículo 6. Las formas son fondo ‘¿Votamos por el programa?’
Artículo 7. Las formas son fondo ‘Tartazos y máscaras electorales’
Artículo 8. Las formas son fondo ‘Poesía política y electoral’
Artículo 9. Las formas son fondo ‘Empezar bien’
Artículo 10. Las formas son fondo ‘Lemas electorales: del corazón al voto”
Artículo 11. Las formas son fondo ‘Elvira, Pilar, Marta, Juana…»
Artículo 12. Las forma son fondo ‘¿Votarás a quien gane el debate?’

Otros enlaces de interés:
Internet opina: Un debate criticado pero esperado con expectación (Radiocable.com, 7.11.2011)
The Making of a Presidential Debate (The Foundry, 22.11.2011)

Otros contenidos

Sonambulismo

El sonambulismo es un trastorno del sueño por el cual las personas que lo padecen son capaces de desarrollar actividades muy diversas, con distinto...

Democracia previsible

En ocasiones, cuando se utiliza el adjetivo plausible se hace como sinónimo de posible. Y no es exactamente lo mismo. Los matices importan y,...

Momento crítico

La directora de Latinobarómetro, Marta Lagos, en la presentación del último estudio de esta institución afirmaba: «Uno de cada dos latinoamericanos quiere que alguien...

15 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.