Votar por primera vez

Publicado en: El País (18.11.2011) (Artículo 24, Las formas son fondo)

Debe resultar muy difícil votar por primera vez en estas elecciones. No hay épica, hay tragedia. No hay fiesta, hay duelo. La crisis económica se ceba, con virulencia, sobre los votantes más jóvenes. Y la política, en vez de ofrecer soluciones, les pide el voto sin asumir que no inspira respeto ni confianza. No es de extrañar que el rito democrático iniciático se vea como una oportunidad no para decidir sino para rechazar. No para escoger, sino para negar.

La primera vez simbolizaba la entrada ‘oficial’ en la mayoría de edad. Ahora parece el símbolo de la derrota generacional. De la desesperación. El reflejo del desánimo generalizado. La alegría emancipatoria que caracterizaba ese primer voto ha mutado en desafección, melancolía o indignación. La fiesta democrática (las elecciones) se ha transformado, para muchos de estos electores que se estrenan, en rebeldía crítica. Como denominador común a todos ellos, los jóvenes de 18 años se sienten muy lejos de toda la clase política. Muy lejos. El magnetismo de la “primera vez” se diluye hasta la incomodidad. Y el desconcierto.

En las elecciones generales del #20N participarán 1,5 millones de nuevos votantes, aunque muchos de ellos que viven en el extranjero van a tener problemas injustificables. El número de nuevos votantes es muy relevante desde el punto de vista demoscópico. Y todos los expertos coinciden en que el segmento de 18 a 24 años será determinante en el resultado de las urnas. Hace ocho años, aquellos jóvenes, fueron decisivos para rechazar la manipulación de un Gobierno que mentía. Fue, fundamentalmente, una victoria de la gente joven. Hoy, estos jóvenes se sienten al margen y fuera de la escenificación y ritualidad de la democracia representativa. Quieren más política, pero otra política. Más democracia real ya. “Baja participación, radicalismo e izquierdismo” son los tres rasgos que caracterizan el voto juvenil, en palabras del profesor de sociología de la UNED, Juan José González, en su trabajo “Tres décadas de cambio social en España”. Sin embargo, ese perfil ideológicamente de izquierdas, parece difuminarse de cara a los próximos comicios.

El barómetro de opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), realizado el pasado mes de julio, pone de manifiesto que los conservadores ganan entre el colectivo de jóvenes que declararon que votarían al PP, de celebrarse elecciones en ese momento, frente a un 20,1% que optaría por el PSOE. Estos 12 puntos de diferencia se estrechan hasta siete décimas en el siguiente grupo de edad, los jóvenes entre 25 y 34 años.

Esta extraña campaña tampoco se ha caracterizado por el debate de las propuestas concretas dirigidas a la juventud ni protagonizadas por ellos. Existe un consenso amplio en la necesidad de mejorar el empleo joven, así como de sus posibilidades de emancipación. Pero, si comparamos los programas, nos llevamos algunas sorpresas: ¿Cómo pretenden mejorar sus condiciones laborales? ¿Fomento de los contratos de prácticas? ¿Abaratamiento del contrato a jóvenes?

Tampoco ha cuajado el debate sobre la posibilidad del voto a los 16 años, a pesar de las diversas demandas y propuestas en relación a la reforma de la ley electoral que la sociedad española viene reclamando, especialmente, tras el surgimiento del movimiento 15M. Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la TwitterEntrevista que llevamos a cabo el pasado 11 de noviembre, contestó: “¿El voto a los 16 años? “Lo he pensado muchas veces, pero es algo que me gustaría consensuar con los ciudadanos”. Poca concreción pero algo más que el silencio atronador de Mariano Rajoy sobre este punto. IU, y también Izquierda Anticapitalista, sí que proponen el voto a los 16 años y transporte gratis para parados y jóvenes.

Las “primeras veces” tienen algo de mágico y de especial, sea la primera bicicleta o el primer amor… Experimentar algo por vez primera deja huella y es perdurable en la memoria vivida de las personas. No sé cómo vivirán los nuevos votantes esta su primera vez. Pero ahora que acaba la campaña, y que hoy es el último día, sería fantástico que nuestros líderes encontraran razones y argumentos para motivar a los que teniendo ya el derecho, intuyan que su deber ya no es votar democráticamente, sino no votar, también democráticamente.

PD: La fotografía que ilustra este artículo es de mi álbum personal. Perdonad la intimidad. Pero me ha hecho pensar mucho. De reivindicar el voto a los 18 años en la Constitución… a una Constitución que no ha sido votada ni por el 50% del electorado actual. Algo falla.

Enlaces de interés:
Artículo 1. Las formas son fondo ‘Elecciones sin errores’
Artículo 2. Las formas son fondo ‘Merchandising: gorras, chapas y votos’
Artículo 3. Las formas son fondo ‘Estatura personal y altura política’
Artículo 4. Las formas son fondo ‘YouTube electoral’
Artículo 5. Las formas son fondo ‘Los domingos y la política’
Artículo 6. Las formas son fondo ‘¿Votamos por el programa?’
Artículo 7. Las formas son fondo ‘Tartazos y máscaras electorales’
Artículo 8. Las formas son fondo ‘Poesía política y electoral’
Artículo 9. Las formas son fondo ‘Empezar bien’
Artículo 10. Las formas son fondo “Lemas electorales: del corazón al voto”
Artículo 11. Las formas son fondo “Elvira, Pilar, Marta, Juana…”
Artículo 12. Las forma son fondo “¿Votarás a quien gane el debate?’
Artículo 13. Las formas son fondo “Guía para seguir el debate: un decálogo”
Artículo 14. Las formas son fondo “La batalla de Twitter”
Artículo 15. Las formas son fondo “Fotos electorales: la mesa de Rajoy”
Artículo 16. Las formas son fondo “Los (y las) spin doctors
Artículo 17. Las formas son fondo “Twitterentrevistas”
Artículo 18. Las formas son fondo ‘Los mítines en la era digital’
Artículo 19. Las formas son fondo ‘Facebook electoral’
Artículo 20. Las formas son fondo ‘Videos de respuesta rápida’
Artículo 21. Las formas son fondo ‘Comida, políticos y campaña
Artículo 22. Las formas son fondo ‘Tecnología para decidir el voto’
Artículo 23. Las formas son fondo ‘Campaña light, política shock´

Etiquetas: , , , ,

Comentarios sobre: Votar por primera vez

  1. Pingback: Isabel Atencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.