Los políticos calvos, al alza en tiempos difíciles

Publicado en: El Mundo (31.12.2011) (versión pdf)

Entrevista con Beatriz Miranda para su reportaje ‘Los políticos calvos, al alza en tiempos difíciles’ que reproduzo a continuación tal como se ha publicado:

” Son maduros, pero no peinan canas. Son magnéticos, pero no se les electriza el pelo cuando amenaza tormenta. Son valientes, pero no se despeinan jamás. Son confidentes, pero no tienen un pelo de tontos. Visto el plantel definitivo del flamante gobierno popular, queda claro: los calvos cotizan al alza.

Si hasta ahora el único político de testa brillante que había hecho mella en este país había sido, como su propio apellido indica, Leopoldo Calvo-Sotelo, hoy se suman a su leyenda varios prohombres de quienes no comprobaremos, a diferencia de José Bono, que ingresan a menudo en una clínica capilar para injertarse cabello.

No corren, pues, tiempos frívolos y Luis de Guindos (ministro de Economía), Cristóbal Montoro (Hacienda), Jorge Fernández Díaz (Interior) y José Ignacio Wert (Educación, Cultura y Deporte) no son de los que guardan precisamente crecepelo en sus carteras ni siempre consiguen gratis entradas para ir al cine.

El asesor de comunicación Antoni Gutiérrez-Rubí opina que esta nueva tendencia estética patente en la nueva alineación pepera podría responder a una curiosa teoría: «La calvicie, que no la alopecia, se asocia a atributos de la personalidad como la madurez, la inteligencia, la fortaleza y la atracción. Éstos son términos relacionados con el liderazgo que duplican su valor en épocas de dificultad».

Aunque en distintas disciplinas, hay otros protagonistas de la historia que tienen contentas a sus esposas por no dejarles pelitos en la almohada cada mañana. Yul Brynner, por ejemplo, es el actor calvo más aclamado de todos los tiempos. «Era un gran seductor, como la mayoría de los calvos. Duro, gentil y solitario, un componente muy interesante de los calvos libres», sostiene Gutiérrez-Rubí. También está el caso del atractivo entrenador Josep Guardiola, todo un icono sexual entre las féminas, independientemente de que sean o no del equipo que lidera: el Barça.

«En general, los calvos gustan a las mujeres por las cualidades mencionadas antes y otras como rigidez, severidad y confianza [que pueden extrapolarse al terreno sexual]. No suelen llevar barba, así que su expresividad se centra en los ojos y la boca, algo muy importante en comunicación verbal. Sus rasgos faciales son más visibles», prosigue.

Si bien el doctor Víctor Salagaray, director de cirugía de la Clínia Svenson Medical, califica de «mito» el hecho de que se presuponga a los calvos un mayor vigor en la horizontal. «La alopecia androgenética [que afecta al 50% de los hombres mayores de 50 años en España] consiste en una mayor sensibilidad hacia el efecto de la hormona dehidrotestosterona (DHT), responsable de que se dañe el cabello». Desafortunadamente para los calvos, ellos y los melenudos tienen los mismos niveles de testosterona, la hormona que rige la potencia sexual.

La inteligencia de los alopécicos, sin embargo, no suele discutirse. «Ni tampoco su competencia ni preparación. Son los más inteligentes de su ramo. Pero éstos son atributos disuasorios. Hay que tener en cuenta que parecen los mejores aunque no lo sean», asegura Gutiérrez-Rubí, mientras recuerda la figura del magistrado Gómez Bermúdez, antagónico a Sansón, durante el juicio del 11-M.

El doctor Salagaray, por su parte, confirma la leyenda urbana de que los calvos son más tímidos e introvertidos, «de ahí que se les asigne una vida interior más intensa y una mayor destreza intelectual».

‘PONTE PELUCA’
Salagaray pasa consulta a muchos políticos. De hecho, las intervenciones en los centros Svenson se han triplicado desde que José Bono se implantara cabello. «Suelen venir cuando empiezan a quedarse calvos, con 40 o 50 años. Los calvos de grado 6 o 7, en cambio, ya han tirado la toalla. Comienzan a perder pelo a los veintipocos». En este caso, les aconsejan que hagan lo contrario a Hilario Pino, en el pasado bola de billar y en la actualidad primo de Camilo Sesto: «Si apenas tienen pelo no les recomendamos que se pongan en tratamiento. A veces les fabricamos una peluca para que vean cómo quedarán una vez finalizado el proceso. En famosos no aconsejamos un cambio drástico porque afecta a su personalidad».

Es peor intentar cubrirse como hacía Iñaki Anasagasti en los 80 y mucho mejor lucir una calva libre y uniforme con orgullo al puro estilo Kike Sarasola. «Hay algunos que incluso la exhiben mucho y se rapan más porque están encantados con ella».

Al alza. Las Dalilas escasean.

JOSÉ IGNACIO WERT
CALVA CRISTIANA. A sus 61 años, dirige el Ministerio de Cultura, Educación y Deporte. Su calva le viene al pelo porque otorga intelecto al democristiano. Estudió Derecho. Juegos del destino, es Premio Calvo-Sotelo.

CRISTÓBAL MONTORO
UN ‘RATO’ CALVO. También es del 50. El hombre fuerte de Rodrigo Rato en la era Aznar, ex secretario de Estado de Economía y actual ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, no se injerta.

JAIME Gª LEGAZ
CALVA KOJAK. El recién nombrado secretario de Estado de Comercio, que parece el doble de Enrique Sarasola, ha sido uno de los hombres de confianza de Aznar en FAES. No olvidemos que las calvas emanan confidencialidad.

LUIS DE GUINDOS
CALVO CON RESORTE. El ministro de Economía, de 51 años, puede servirse de su alopecia con reserva nucal para infundir respeto. De hecho, su fichaje, tarea difícil para Rajoy, ha sido aplaudido y quizás su calva rigurosa ha tenido que ver.

JORGE FERNÁNDEZ DÍAZ
LA CALVA TRANQUILA. También sopla 61 velas y es calvo en grado 7. La ausencia de pelo le otorga madurez y severidad, cualidades esenciales para liderar la cartera de Interior, que antes dirigió otro calvo solemne: Rubalcaba.”

También te recomiendo:

Etiquetas: ,

Comentarios sobre: Los políticos calvos, al alza en tiempos difíciles

  1. Pingback: Jose Miguel Bolivar
  2. Pingback: Fabian Mohedano
  3. Pingback: Nacho Campos
  4. Pingback: Marta pastor
  5. Pingback: Antonio Galindo
  6. Hola! Debo de decir que coincido con casi todo lo que comentas en el artículo, me ha parecido muy
    interesante y lo más importante, explicativo y ligeible…

    Tanto mi marido como yo llevábamos tiempo buscando sobre esto y no
    encontrábamos información útil. Os guardo en marcadores 🙂
    Un saludo y muchísimas gracias por toca este tema 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.