Entrevista para CNN México sobre el caso Urdangarín

Publicado en: CNN México (1.03.2012)

Entrevista para el artículo publicado en CNN México con el título ‘La infanta Cristina pone en jaque a la monarquía española‘. Enlazo al artículo publicado y, al final, transcribo las preguntas realizada y mis respuestas que creo que pueden resultar de interés.

MADRID (CNN México). En los próximos días, el juez que investiga al marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarín, por falsedad, malversación de caudales públicos y fraude a la administración pública, decidirá si imputa a la propia infanta. La hija mediana del rey de España es copropietaria de Aizoon, una de las empresas donde presuntamente Iñaki desvió parte de los seis millones de euros que recibió de las arcas públicas a través de la Fundación Nóos, la entidad sin ánimo de lucro que el duque de Palma presidió entre 2004 y 2007. (…)

(…)Varios juristas españoles han declarado a los medios nacionales que la infanta debería estar imputada por el simple hecho de participar en Aizoon. A la espera de la decisión final, el escándalo ya ha afectado a la imagen de la infanta. “Doña Cristina gozaba de reputación por su autonomía financiera y personal, trabaja en la fundación social de la entidad financiera La Caixa, pero, al final, una interpretación especial de esa opción es la que le está causando un daño irreparable”, explica Antoni Gutiérrez-Rubí, un prestigioso asesor de comunicación español. LEER ARTÍCULO COMPLETO

PREGUNTAS y RESPUESTAS para la elaboración del artículo:

¿Cuánto tiempo calculas que el caso Urdangarín estará en la opinión pública?
El caso Nóos estalló el otoño pasado y desde entonces no han cesado los contenidos informativos y de todo tipo en los distintos medios. Evidentemente aunque las puntas mediáticas se den en momentos como el actual con la comparecencia del duque de Palma, pasará tiempo hasta que concluya la investigación y se resuelva judicialmente el tema, eso sin contemplar la posibilidad de que la Infanta fuera imputada en el caso, lo que daría un giro en la presión y repercusión mediática. Más allá del proceso judicial, es un tema que seguro será recurrente en los ataques y críticas a la Casa Real, y a la monarquía.
La única manera de contrarestar una opinión pública totalmente desfavorable, desconfiada, crítica…sería con una demostración contundente, sin lugar a dudas y sin ningún resquicio o sombra, que restituyera plenamente su honorabilidad. Y lo más importante: su reputación vía percepción pública.
¿Qué clase de daño ha causado este escándalo a la imagen de una monarquía, independientemente de cual sea el veredicto final? Por ejemplo, ahora sabemos que el para el rey el escándalo no ha sido algo nuevo porque ya en 2006 estaba al tanto. Esto es un punto muy negativo para la monarquía pues te lleva a pensar que ‘encubren’ trapos sucios, no?
Encubrir los “trapos sucios” es una afirmación dura que no comparto. Por lo que sabemos, la Casa Real consideró “no ejemplares” algunas actividades profesionales y económicas del duque de Palma. Pero eso no significa que sean, necesariamente, un delito o una falta, aspecto que dictaminará el Juez. Lo que seguro sucederá es que al final de este proceso, la Casa Real deberá cambiar algunas normas no escritas y establecer nuevas, esta vez escritas y públicas, sobre las actividades personales y profesionales de sus miembros. Y una delimitación más precisa de quiénes son miembros de la Casa Real, qué derechos tienen y qué presupuesto a cargo del erario público pueden tener y su nivel de incompatibilidad con cualquier otra actividad remunerada.

¿Crees que el escándalo afectará en concreto a la imagen de la infanta Cristina aunque al final se demostrase que ella no participaba en nada? Hasta ahora su imagen pública era muy buena (trabajadora, moderna, mujer enamorada…)
Sí, sin lugar a dudas. El desenlace del proceso puede llevarla a tomar decisiones dolorosas que la sitúen frente al dilema de optar entre su marido y padre de sus hijos, o su condición de Infanta de España. Lo paradójico es que Doña Cristina gozaba de reputación de trabajadora y moderna, por el hecho de tener un trabajo “civil”, por ejercer la autonomía financiera y personal, por su emancipación. Y resulta que, al final, ese camino…, o mejor dicho, una interpretación especial de esa opción es la que le está causando el daño irreperable.

¿Cómo valoras la estrategia de comunicación de Zarzuela? Desde el comunicado en que decían que la actuación de Iñaki no parecía ejemplar, hasta las declaraciones de la hermana del rey en que mandaba a la prensa ‘a callar’, o el hecho de que la infanta acompañe al duque en su estancia en Mallorca.
Desigual y, a veces, contradictoria o tímida. Siempre a remolque. Aunque hay que destacar que es una situación nueva, sometida al desgaste de imagen provocado por el goteo de datos y documentos de la causa judicial que avergüenzan y son bochornosos. Además, los frentes conflictivos del Rey son amplios: libros que cuestionan su compartamiento familiar y conyugal; declaraciones que dudan de su integridad en el Golpe de Estado del 23F; presión política y pública sobre la transparencia del presupuesto de la Casa Real… a los que hay que añadir el inevitable y visible proceso de deterioro físico de su Majestad agudizado por aparatosas caídas y lesiones. Todo ello hace que la estrategia de comunicación deba orientarse a anticiparse más que a reaccionar defensivamente. Los ciudadanos esperan, precisamente, actitudes “ejemplares”. Eso es lo que justifica la monarquía.

¿Cómo se salva esto? ¿Crees que la infanta debería emitir un comunicado para autoexculparse y defender la institución? ¿Qué papel le espera en los próximos años? En última instancia, si la cosa se pone fea, ¿podría un divorcio ser la única manera de salvar la imagen? Creo que a la Infanta solo le sirve un golpe de efecto. Una declaración voluntaria ante el Juez o una declaración pública defendiendo la honorabilidad de su marido, creyendo en su palabra, y aceptando las consecuencias del proceso judicial, le permitirían retomar la iniciativa. No podrá seguir escondiéndose ni de su padre, ni de los medios, ni de la sociedad. Y si la sentencia es condenatoria, deberá asumir las consecuencias: o su matrimonio, o sus derechos reales.


Por último, repasando el artículo de Guillermo y Kate, decías que en el siglo XXI la institución de la monarquía ya no se conserva en base a los privilegios, sino a la reputación. Urdangarín está imputado por corrupción (el peor mal de España ahora mismo). Marichalar tiene pendiente un juicio contra la revista Época por acusarlo de tomar cocaína. Corrupción, drogas… ¿Qué debe hacer la monarquía española para salvar su reputación y de paso salvarse a sí misma?
Creo que la monarquía española debe de asumir que necesita abrir un nuevo proceso de relegitimación social. El agradecimiento histórico a la monarquía, y al Rey, por su comportamiento el 23F… es ya casi un recuerdo. Más de las mitad de los españoles adultos no han votado la Constitución Española, por ejemplo. Han pasado más de 30 años. Ninguna institución sobrevive estirando una reputación… sino actualizándola, renovándola, ampliándola. La Casa Real debe replantearse su función de servicio público para sintonizarlo con la demanda de la sociedad española en tiempos de crisis. Una sociedad más madura, más exigente, y más irreverente, también. Los servicios prestados… son el pasado. La pregunta es: ¿qué nuevos e insustituibles servicios futuros puede prestar la monarquía a la sociedad española?

Enlaces de interés:
Urdangarín, a pie y sin carroza (El Periódico, 25.02.2012)
– Entrevista con Francisco Fuentes para euronews (25.02.2012). La Familia Real española en el centro del escándalo (ver vídeo)
Entrevista en Radio Cable “Internet opina: El caso Urdangarín va a tener consecuencias para las actividades de la Casa Real” (27.12.2012) (podcast). (…)La declaración del Duque de Palma este fin de semana es ampliamente comentada en blogs y twitter. Se debate sobre su impacto en la Casa Real. El consultor político y blogger Antoni Gutíerrez-Rubí explica en radiocable.com que el fondo del juicio cuestiona hasta qué punto los miembros de la Monarquía pueden o no tener actividades de lucro privadas. Y cree que la única salida para el Rey “es un golpe de ejemplaridad y cambiar aspectos de la actividad de la Casa Real”.(…)

Otros enlaces de interés:
El Rey está desnudo (El Periódico, 24.12.2011)
El pequeño paso del rey (El Periódico, 24.12.2011)

También te recomiendo:

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Entrevista para CNN México sobre el caso Urdangarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.