Coworking: ecosistemas para la innovación

innovación

El coworking está emergiendo con fuerza. Se trata de una manera innovadora de trabajar que permite que distintos profesionales independientes, de sectores multidisciplinares, compartan una misma oficina o espacio donde (en un ambiente informal) pueden, además, establecer colaboraciones, hacer networking, intercambiar experiencias  y consejos o desarrollar proyectos conjuntos. La motivación económica podría ser una de las causas de esta tendencia pero, en realidad, existen poderosas razones para pensar que nos encontramos ante un nuevo modelo de trabajo propio de la Sociedad Red.

El coworking facilita el desarrollo de espacios más sostenibles económicamente, pero también incentiva el  trabajo colaborativo, en comunidad, generando nuevos modelos relacionales. Esta versatilidad, que las características del propio espacio facilita, lo convierte en un entorno ideal para emprendedores y empresas que quieren explotar un nuevo modelo profesional.

A su vez, el crowdworking, como filosofía que conceptualiza la esencia de la red, se contrapone a metodologías más estancas donde se favorece el aislamiento físico –y también intelectual– de los miembros que forman parte de una organización. El valor central de este modelo ya no es la competitividad sino la capacidad de cooperar para mejorar una idea. La conectividad es un elemento fundamental para facilitar el flujo de trabajo abierto, experimental y colaborativo.

Internet es el medio ideal para generar crowdworking. Su desarrollo y continuo crecimiento proporciona el instrumento para que la colaboración entre personas sea una realidad más allá de las tiranías que imponen las fronteras del espacio y el tiempo tradicionales. En cualquier momento y desde cualquier lugar podemos compartir, es decir, tenemos la posibilidad de trabajar conjuntamente. Cuando abrimos la puerta a la aportación exterior incentivamos que el marco de esa aportación sea más amplio. La innovación  disruptiva, que supera la lógica del recorrido lineal de la evolución, es más fácil cuando mezclamos elementos sin conocer cuál va a ser el resultado de su unión.

La materialización física de estas dinámicas en red encuentra en el coworking el hábitat más propicio para desarrollarse. El lugar de trabajo es dinámico: la posición, los elementos y relaciones son flexibles y variables. La movilidad genera sociabilidad y, con ella, la oportunidad de generar interacción y flujo de ideas. Esta organización viscosa, que cambia continuamente de forma, interconectada, que fomenta el desarrollo de habilidades, el intercambio y la creatividad, es lo más parecido a Internet.

Por un lado, el espacio de coworking puede constituir un punto de encuentro  para profesionales independientes que buscan un lugar de trabajo económico y que quieren colaborar por intereses comunes en un determinado proyecto. La flexibilidad y la reconfiguración son dinámicas permanentes en estos entornos, donde conocimientos y proyectos articulan nuevas fórmulas de conexión e interrelación. Además, la alta capacidad que ofrecen  para realizar lecturas rápidas del contexto, y encontrar soluciones, hace que también grandes corporaciones académicas y empresariales se fijen en este modelo organizativo como una vía para encontrar respuestas a un mercado cada vez más exigente, complejo y variable.

Y, por otro lado, para las empresas con una estructura más consolidada, el coworking representa una oportunidad para cambiar el modelo organizativo.  El proceso de innovación ya no es una tarea intrínseca de un departamento o un grupo de departamentos sino que forma parte de un proceso permeable de la organización hacia el exterior. Los espacios de coworking (y sus dinámicas de trabajo) pueden favorecer la innovación entre los propios empleados y enriquecerla con colaboraciones externas.

Guibert Englebienne, director tecnológico de Globant -empresa argentina de software que ha incorporado el modelo del coworking en su ADN-, en una reciente conversación con el periodista experto en TIC Francis Pisani, definía las claves de su metodología de trabajo: motivación, facilitando el acceso abierto a cualquier empleado; experimentación, en espacios de laboratorio del propio edificio e interacción, abriendo las puertas a la colaboración exterior.

La realidad de la Sociedad Red y los actuales contextos económicos y sociales están exigiendo una profunda transformación de los modelos organizativos. No se trata sólo de nuevos entornos de trabajo más flexibles y dinámicos sino, y sobre todo, de nuevas fórmulas de trabajo más horizontales y transversales. Hablamos de un nuevo ecosistema. El coworking supera el modelo organizativo tradicional, jerárquico y vertical que, además, resulta extremadamente lento para realizar la adaptación  a los requerimientos de la Sociedad Red: permeabilidad y conectividad. El crowdworking contempla un abanico inmenso de posibilidades, la mayoría aún por explorar y explotar, porque por esencia es disruptivo.

Personas motivadas, espacios dinámicos y singulares, interacción, ideas, investigaciones, laboratorios abiertos y flexibles para construir el nuevo ecosistema para la innovación empresarial… no es el futuro, es el presente (en las próximas semanas se celebra la Coworwing Spain Conference en Madrid).

manifiestocrowd’ (www.manifiestocrowd.com) es el título del nuevo libro de Juan Freire y Antoni Gutiérrez-Rubí que publicará Alienta Editorial (Planeta). El proceso colaborativo de su redacción continuó el 17 de abril en EOI – Sevilla, con un grupo de trabajo muy motivado y dinámico, y seguirá en los próximos meses en distintas escuelas de negocio.

Publicado en: CincoDías.com (2.05.2012) (versión pdf)

Artículos asociados:
Crowdfunding: una alternativa al crédito (CincoDías, 14.03.2012)
Manifiestocrowd: La empresa y la inteligencia de las multitudes (CincoDías, 23.02.2012)

Enlaces de interés:
EOI: Tercera sesión de manifiestocrowd (Laboratorio de Tendencias, 2.05.2012)
Primera sesión de manifiestocrowd (Laboratorio de Tendencias, 21.02.2012)
Segunda sesión de manifiestocrowd (Laboratorio de Tendencias, 6.03.2012)

Otros enlaces de interés:
El ‘coworking’ ha llegado para quedarse (El País, 25.04.2012)
Coworking Manifesto-The Future of Working

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Coworking: ecosistemas para la innovación

  1. Pingback: Antoni Gutiérrez
  2. Pingback: Marc Arza
  3. Pingback: Marc Arza
  4. Pingback: David Alvarez
  5. Pingback: David Alvarez
  6. Pingback: David Alvarez
  7. Pingback: David Alvarez
  8. Pingback: miguelvalens
  9. Pingback: 2.0 Editora
  10. Pingback: 2.0 Editora
  11. Pingback: Epson Business ES
  12. Pingback: Imma Aguilar Nàcher
  13. Pingback: Andreea Giura
  14. Pingback: GPS SENADO
  15. Pingback: Raquel Raboso
  16. Pingback: Comunidad Coworking
  17. Pingback: Nacho Gallego Lerma
  18. Pingback: ideas4all
  19. Pingback: F. Xavier Ponsa
  20. Pingback: by Prismaglobal
  21. Pingback: Miguel
  22. Pingback: Miguel Angel Martin
  23. Pingback: Miguel Angel Martin
  24. Pingback: Fares Kameli
  25. Pingback: Garmande & Asociados
  26. Pingback: Garmande & Asociados
  27. Pingback: Garmande & Asociados
  28. Pingback: Garmande & Asociados
  29. Pingback: Colbrain
  30. Pingback: dosceodos
  31. Pingback: Nido Coworking
  32. Pingback: Antoni Gutiérrez
  33. Pingback: Fernando Legrand
  34. Pingback: Antonio Campos
  35. Pingback: Juan Royo
  36. Pingback: Salva Macías
  37. Pingback: Coworking Madrid
  38. Pingback: Marta Ardiaca
  39. Pingback: Dolores Ordóñez
  40. Pingback: Gotzon_Gonzalez
  41. Pingback: Visi Serrano
  42. Pingback: Gotzon_Gonzalez
  43. Pingback: Fátima Ramírez 
  44. Pingback: María Gálvez
  45. Pingback: Rosalía Rozalén
  46. Pingback: ideas4all
  47. Pingback: miguelvalens
  48. Pingback: Roisin Markham
  49. Pingback: Fidel Rguez-Batalla
  50. Pingback: Virginio Gallardo
  51. Pingback: Letizia Possamai
  52. Pingback: Jimena tomarelli
  53. Pingback: Agostina Boschini
  54. Pingback: Delfi Roca
  55. Pingback: Rodrigo del Olmo
  56. Pingback: Carlos Magro
  57. Pingback: Jimena tomarelli
  58. Pingback: medialabprado
  59. Pingback: UCA-UCE
  60. Pingback: Agustín Benito
  61. Pingback: Naiarapzv
  62. Pingback: gemma rojo
  63. Pingback: eWorky_es
  64. Pingback: lacolaborativa
  65. Pingback: El Café de Mac
  66. Pingback: enrizoma
  67. Pingback: Activa Work
  68. Pingback: Luciano Guaglianone
  69. Pingback: Esmeralda Díaz-Aroca
  70. Pingback: Esmeralda Díaz-Aroca
  71. Pingback: Cultura RSC
  72. Pingback: Julian Inza
  73. Pingback: Bancalaire
  74. Pingback: Víctor Izquierdo
  75. Pingback: Víctor Izquierdo
  76. Pingback: eWorky_es
  77. Pingback: eWorky_es
  78. Pingback: eWorky_es
  79. Pingback: fundacion nexos
  80. Pingback: Mikel Uriguen
  81. Pingback: Pablo Andrés Rivero
  82. Pingback: Mario R. Duran Ch.
  83. Pingback: Eduardo Prádanos G.
  84. Pingback: Eduardo Munilla
  85. Pingback: emotools
  86. Pingback: carlosmcabo
  87. Pingback: Manuel Gross
  88. Pingback: Salvador Arauzo
  89. Pingback: Eduardo Area
  90. Pingback: Susan Cabo
  91. Pingback: Pro Exitosos
  92. Pingback: Santiago Pereira
  93. Pingback: Pablo González
  94. Pingback: Antoni Gutiérrez-Rubí » Ideas para el Gobierno
  95. Pingback: Coworking Room
  96. Pingback: EnjambreCW
  97. Pingback: Antoni Gutiérrez-Rubí » #másquepolítica
  98. Pingback: Labo Tendencias
  99. Pingback: Gotzon_Gonzalez
  100. Pingback: Antoni Gutiérrez
  101. Pingback: carlosmcabo
  102. Pingback: Labo Tendencias
  103. Pingback: Labo Tendencias
  104. Pingback: Gotzon_Gonzalez
  105. Pingback: etruekko
  106. Pingback: Espe
  107. Pingback: DAemprendedores
  108. Pingback: DAemprendedores
  109. Pingback: Antoni Gutiérrez
  110. Pingback: Alfons Miralles
  111. Pingback: enrique canessa
  112. Pingback: factoria7gritos
  113. Pingback: factoria7gritos
  114. Pingback: OIB FICYT
  115. Pingback: José L. López Olaya
  116. Pingback: José L. López Olaya
  117. Pingback: Antoni Gutiérrez-Rubí » Generación ‘knowmad’, profesionales del siglo XXI
  118. Pingback: coWOKing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.