La educación de Wert

Publicado en: El País (24.05.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

Un gobernante público puede cometer errores, que pueden perdonarse. Lo que es imperdonable es que genere conflictos, desprecie a sus interlocutores e ignore las consecuencias sociales de sus decisiones. Inaceptable es, también, la insensibilidad, síntoma de prepotencia e ignorancia a partes iguales.

De un ministro de Educación se espera, entre otras cosas, buenos modales, rigor pedagógico, palabras contenidas y comedidas. En definitiva, buena educación. José Ignacio Wert Ortega, Ministro de Educación, Cultura y Deporte, está jugando con fuego mientras muestra una sonrisita que empieza a ser marca de la casa.

Mariano Rajoy puede cometer un grave error si deja la gestión de las reformas y los recortes educativos en manos de alguien que impone criterios, no que los pacta. La insensibilidad es el primer paso hacia la insensatez. Sus últimas declaraciones sobre que el que no paga su educación es porque no quiere son innecesarias, incendiarias e imprudentes.

La defensa de la educación pública se ha convertido en una línea roja en muchos contextos políticos. Su capacidad para sumar alianzas sociales y políticas, su carácter transversal e icónico, convierten la lucha por una educación de calidad, pública y gratuita en uno de los frentes de conflictividad social más profundo y extenso. Tropezar en educación, puede ser algo más que un revolcón.Los últimos recortes en Sanidad y Educación (7.000 y 3.000 millones EUR respectivamente), anunciados casi clandestinamente, rebajan la inversión en educación por debajo del simbólico 4% del PIB. Wert aumentará un 20% los alumnos por aula y las horas lectivas para ahorrar esta cifra. La educación española se enfrenta a un recorte sin precedentes. El Gobierno prevé que entre 2010 y 2015 el peso de la inversión pública en este ámbito se reduzca del 4,9% al 3,9% del PIB, según el documento de ajustes enviado a Bruselas por el Ejecutivo. Y España ya estaba por debajo del PIB medio europeo.

Ese 4% no es una cifra cualquiera, ya que puede convertirse en zona pantanosa para el Gobierno en el futuro, con conflictos importantes en el sector educativo y en la sociedad española. No sería la primera vez que ese límite social, el 4%, provoca conflictos. Y tumba gobiernos. O casi. En Chile, por ejemplo, las manifestaciones estudiantiles que se vienen realizando desde mayo de 2011 a favor de la educación han sido consideradas como las movilizaciones más importantes de los últimos años y de las más multitudinarias desde su retorno a la democracia.

Aunque es esencial valorar la inversión en Educación o en I+D+I, también es vital valorar el impacto y los resultados. En este sentido, es importante un triple abordaje: aumentar la inversión, pactar reformas, y generar indicadores que permitan verificar esa inversión.

Rajoy debe comprender que la gestión política de una materia tan sensible y delicada como es la educativa reclama tacto, paciencia y consenso. No se trata de legitimidad política ni de competencia técnica -atributos de los que puede hacer gala Wert en su posición y en su currículum-, sino de habilidad relacional, capacidad integradora y voluntad no dogmática, que es otra cosa.

Dwight Eisenhower lo explicaba muy bien: “Le diré qué es el Liderazgo: es persuasión, y conciliación, y educación… y paciencia”. Wert debería preguntarse cuántas de estas virtudes tiene o de cuáles carece si quiere liderar la reforma educativa y no contribuir más a que, finalmente, quien pierda del todo la paciencia sea la ciudadanía.

Enlaces de interés:
Acceder a los artículos anteriores publicados en el blog ‘Micropolítica’

Artículos de interés:
– ‘Es un error que todos vayan despacio para que algunos no queden atrás‘ (Entrevista a José Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deportes. La Vanguardia, 8.07.2012)

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: La educación de Wert

  1. Pingback: Santiago Pérez
  2. Pingback: Agustín Serrano
  3. Pingback: Gabriel Alconchel
  4. Pingback: Ricard Espelt
  5. Pingback: Francesc Balagué
  6. Pingback: Jose Raul Canay
  7. Pingback: Delfi Roca
  8. Pingback: Esteve Maruri Camps
  9. Pingback: Itziar gomez
  10. Pingback: Itziar gomez
  11. Pingback: Xosé Baamonde Silva
  12. Pingback: Jon Gondán
  13. Pingback: Antoni Gutiérrez
  14. Pingback: Ximo Valls Mora
  15. Pingback: María Solanas Cardín
  16. Pingback: Guillermo Quijano
  17. Pingback: Ro Trejo
  18. Pingback: Julio Alonso
  19. Pingback: Dondeacabanlosmapas
  20. Pingback: @N3L3 YOU I LOVE
  21. Pingback: Salvo el crepúsculo
  22. Pingback: Jorge Sánchez
  23. Pingback: labrenca
  24. Pingback: Charo Mora
  25. Pingback: Jacinto Lajas
  26. Pingback: sheiconde
  27. Pingback: Enrique Rodriguez
  28. Pingback: Enrique Rodriguez
  29. Pingback: Ariadna
  30. Pingback: gabls
  31. Pingback: agosarat
  32. Pingback: Aitor Lakasta Zubero
  33. Pingback: Koldo Martinez
  34. Pingback: Koldo Valencia
  35. Pingback: Chus Abeledo
  36. Pingback: Cristina Juesas
  37. Pingback: Cristóbal Suárez
  38. Pingback: Óscar Suárez
  39. Pingback: Mikel Agirregabiria
  40. Pingback: KilianCD
  41. Pingback: Federación AMPAS
  42. Pingback: KilianCD
  43. Pingback: FAPA-Rioja
  44. Pingback: Federación AMPAS
  45. Pingback: FAPA-Rioja
  46. Pingback: Sergio Jiménez
  47. Pingback: Marimar Roman
  48. Pingback: Salvador Pérez
  49. Pingback: Manel F. Martinez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.