El día que el presidente dejó de serlo

Publicado en: El País (9.06.2012) (blog ‘Micropolítica‘)

Rajoy ha evitado nombrar y pedir el rescate. Pero al final se lo han impuesto, aunque De Guindos niegue que lo es. Le han explicado mal la teoría de los marcos mentales. Omitir la palabra sirve -a veces- para impedir un determinado marco de pensamiento, pero cuando éste está muy instalado, el silencio o la ignorancia no sirven para desactivarlo. Todo lo contrario: quedas en evidencia y agudizas la soledad o la desorientación. Y la falta de coraje en las palabras se convierte en un lastre grave para el liderazgo político.

El Scrabble es un juego de mesa muy popular en el cual cada jugador intenta ganar más puntos mediante la construcción de palabras. Éstas pueden formarse horizontalmente o verticalmente y se pueden cruzar siempre y cuando aparezcan en el diccionario. Con las mismas letras de la palabra rescate puedes construir la palabra “recetas”. Coincidencias caprichosas… e involuntariamente reveladoras.

Este rescate conllevará unas duras recetas. Rajoy, que no pidió lo primero, va a tener que imponer las segundas de manera dolorosa a la sociedad española a través de las condiciones que se van a imponer a sus instituciones financieras. Un triste destino. “Que no paguen justos por pecadores” ha pedido el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba. Pero el pecado es, también, un poco de todos.
Mariano Rajoy ha decidido esconderse en el día más importante de su presidencia. Ha optado por la peor opción posible. No es la primera decisión de comunicación equivocada en esta crisis. Los ciudadanos y ciudadanas no se lo van a perdonar. Tampoco los socios europeos. En cambio parece que, finalmente, va a mantener su viaje al partido inicial de España en la Eurocopa. Hasta la fecha y hasta el momento sigue confirmada su asistencia en la agenda pública de La Moncloa.

Su desafío a la razón y a la sensibilidad es impropio de un gobernante. O ha perdido el sentido común, ese del que tanto hacía gala, o su capacidad para insultar a la inteligencia de sus conciudadanos es superior a cualquier pesadilla. Con su arrogancia nos ha perdido el respeto. Recibirá la misma moneda por parte de la ciudadanía.

Hay algo peor todavía que esconderse. Es mirar para otro lado y hacerse el despistado. Un líder no se lo puede permitir. Pero Rajoy parece que sí puede. Haciéndolo, renuncia al liderazgo político para refugiarse en su condición natural, la que nunca parece que ha abandonado: la de registrador. Rajoy se convierte, simplemente, en un notario de la crisis y del rescate. Cuando se renuncia a ser presidente, no se puede esperar que nadie te respete como tal. El foso se abre a sus pies. El presidente ha dimitido de su responsabilidad. No podrá mantener la credibilidad. Un día triste para España y para la política.

Enlaces de interés:
Acceder a los artículos anteriores publicados en el blog ‘Micropolítica’

Informe del FMI sobre España, junio 2012 (versión pdf)

Artículos de interés:
You Say Tomato, I Say Bailout: How Spain Agreed to be Rescued
(TIME World, 9.06.2012)
“This reversal is going to hurt him a lot,” says Antoni Gutiérrez-Rubí, a public image consultant. “He hasn’t told the truth because the truth would oblige him to act. And that has eroded Spaniards’ trust in him.”

NOTA:
Hoy martes, 12 junio, a las 13h, y a través de Twitter, me han hecho notar que la imagen que ilustra este artículo y que he utilizado en el blog de El País tiene copyright. Todas las fotografías que utilizo habitualmente son copyleft y cito de manera especial la fuente de origen y a su autor/a. En este caso no ha sido así, a pesar de citar al autor y enlazar al origen de la fotografía (Pedro Ruiz. Fuente de la imagen: Pedrali), como siempre hago. Pido disculpas públicamente al autor si ha podido molestarle.

También te recomiendo:

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: El día que el presidente dejó de serlo

  1. Pingback: Esteban Longares
  2. Pingback: Silvia Oñate
  3. Pingback: Daniel Vásquez
  4. Pingback: Andoni Carrion
  5. Pingback: Gabriel Salinas
  6. Pingback: Esteban Longares
  7. Pingback: Toni Cantó
  8. Pingback: V
  9. Pingback: Mari Jimenez
  10. Pingback: Anabel
  11. Pingback: Kike Gómez
  12. Pingback: Adrián Y-R
  13. Pingback: PSisniega
  14. Pingback: Jose M. Pena
  15. Pingback: eum
  16. Pingback: Ernesto Lluch
  17. No creo que pueda explicarse mejor. Es posible que no sea un rescate a la griega, pero es un rescate. Y habrá que devolverlo. Y la actitud de Rajoy es inadmisible. Esos que comentan que lo ha hecho para quitarle importancia, pues que se lo crean si quieren. Tiene importancia lo que está pasando y mucha. Y hacer ver que no es una irresponsabilidad enorme.
    Pero no se le pueden pedir peras al olmo. No tiene madera de líder, no ha tenido nunca y eso no se puede inventar en un rato. Y eso, en este momento, no nos favorece en nada.

  18. Pingback: Marisol Arqued
  19. Pingback: Alma Alanís
  20. Pingback: Alex Araujo
  21. Pingback: Paula Colantonio
  22. Pingback: Maribel Laguía
  23. Pingback: Mean cat
  24. Pingback: Fatima Martinez
  25. Pingback: Miguel Dominguez
  26. Pingback: Esther Rubio
  27. Pingback: carlosnunezo
  28. Pingback: Javier
  29. Pingback: Cristina Cantal
  30. Pingback: Xaviduran [♣]
  31. Pingback: Rafa Fernández
  32. Pingback: Marián Suárez
  33. Pingback: arati
  34. Pingback: Q.
  35. Pingback: Nando Carmona
  36. Pingback: Amalio Rey
  37. Pingback: MCarmen Andrés
  38. Pingback: Belén Arrogante
  39. Pingback: David #Esoll
  40. Pingback: Pepe de Brantuas
  41. Pingback: Agustin de Asis
  42. Pingback: Igor Campillo
  43. Pingback: Gerard Galbete
  44. Pingback: Isaac
  45. Pingback: Pepe Cerezo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.