Estamos Unidos

Publicado en: El Periódico de Catalunya (15.06.2012)(blog ‘Born in the USA‘) (versión pdf)

En 1988, después de unos años trabajando como organizador vecinal en los barrios pobres de Chicago y antes de ingresar en la Harvard Law School, una de las escuelas de derecho más elitistas del país, Obama viajó a Kenia, el país de su padre, muerto en 1982. Antes, hizo escala en Europa. Durante tres semanas, solo y con una mochila a la espalda, visitó Londres, París, Roma, Madrid y Barcelona. El actual presidente de Estados Unidos lo recuerda en Sueños de mi padre, sus memorias publicadas en 1995, cuando aún no se dedicaba a la política.

Un día, se encontraba en un bar de carretera entre Madrid y Barcelona. Esperaba un autocar. Un temporero senegalés le ofreció café. No hablaba inglés. Pero se entendieron. Juntos se subieron al autocar, en dirección a Barcelona. Cuando llegaron a la estación, antes del amanecer, el temporero le dio un cepillo de dientes, una botella de agua y un peine. “Juntos nos lavamos bajo la neblina matinal antes de alzar las mochilas a la espalda y caminar hacia la ciudad”, escribe. Esa fue, seguramente, su primera incursión con el idioma español.

Sin embargo, Obama no ha estado en España desde que fue elegido presidente. Sí estuvieron sus hijas, en Marbella en 2010. Ellas sí que hablan español, como Obama le explicaba personalmente a Rajoy el pasado 27 de marzo. El dirigente estadounidense lamentó no poder hablar en español, aunque apuntó que sus hijas lo están estudiando y le van a enseñar. “Podrían hacer de intérpretes”, bromeó. Rajoy le respondió que “Mis hijos también estudian inglés. Y yo también”.

El español es la lengua que tiene una pujanza más alta en Estados Unidos. En el año 2000, residían en el país 35,3 millones de ciudadanos de origen latinoamericano. En el 2010, ya eran 50,5 millones, según los datos del censo. Una realidad muy relevante teniendo en cuenta que, hasta ahora, este colectivo era un electorado bastante fiel al Partido Demócrata.

En las elecciones presidenciales del 2008, Obama consiguió el 67% de los votos de los ciudadanos hispanos que, sin embargo, apenas representaron el 9% de los votantes totales. Pero su presencia en algunos Estados clave hacen importantísimo su voto (suponen el 46% de la población en Nuevo México; 38% en Texas; 37% en California; 30% en Arizona; 26% en Nevada; 23% en Florida y 21% en Colorado).

El español también crece y se consolida mediaticamente. Univision es ahora la quinta red en los Estados Unidos, detrás de ABC, NBC, CBS y Fox. El anuncio de Carlos Slim, el hombre más rico del planeta según la revista Forbes, de abrir Ora TV, una televisión por Internet orientada a “microsegmentos”, será también un nuevo entorno posible para la presencia de la política en español, no solo de los latinos, en Estados Unidos. La nueva televisión que emitirá en breve ha fichado a Larry King que reaparecerá en este formato. Ora TV estará financiada por América Móvil, la mayor operadora de telefonía de Latinoamérica, también controlada por la familia de Slim.

Por ello ya en abril, la campaña presentó cuatro anuncios en español para la televisión de Florida, Nevada y Colorado, tres estados claves en las presidenciales y donde residen importantes comunidades latinas. En los vídeos se trataban los asuntos más importantes para los hispanos: el empleo, la inmigración, la educación y el cuidado de la salud. Obama ha incorporado el español en toda su arquitectura de campaña. Y, por primera vez, ha utilizado este idioma en su Twitter personal.

Además de los anuncios en español, Obama también protagoniza un anuncio en el que, en inglés y con subtítulos en español, apela directamente al voto de los hispanos. Durante toda la campaña continúa lanzando anuncios en español. El último es el de Ernesto Apreza, donde por primera vez lanza un nuevo eslogan para los hispanos: “Estamos Unidos”. Un guiño al español y a lo hispano vinculando la idea de acogida, integración y unidad. Pero lo que necesita Obama, para mantener “unidos” a los latinos tras su propuesta política, es algo más que oportunismo y habilidad electoral con el español. “Compartimos un sueño”, les dijo en esta lengua en el 2008. Pero en el 2012 necesitará realidades (empleos), aunque sea en inglés.

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Estamos Unidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.