Deportaciones y votos

Barack Obama sigue cortejando a las minorías decisivas. Sus propuestas, en esta fase, tienen un marcado acento social e ideológico, como la regulación del aborto o los matrimonios homosexuales. Obama está diseñando una gran coalición cívica en favor de los derechos civiles. El éxito de esta estrategia, en una campaña marcada por la crisis económica y el empleo, es incierto, aunque sabe que sin el apoyo urbano, joven, femenino y liberal de la sociedad norteamericana no tiene opciones. Y, además, debe asegurar el voto de las minorías determinantes en los estados clave.

El pasado viernes, a menos de cinco meses para las presidenciales en EEUU, el presidente anunciaba que su Administración había suspendido, con efecto inmediato, las deportaciones de menores de 30 años que entraron sin papeles en el país cuando tenían menos de 16 años, permitiéndoles optar a permisos de trabajo. La noticia fue recibida con entusiasmo por grupos de hispanos cuyo voto será decisivo el 6 de noviembre y entre los que Obama ha ido perdiendo empuje. Según una encuesta de la empresa Latino Decisions, el 49% de ellos (a diferencia del 60% en 2008), en los estados de Arizona, Colorado, Florida, Nevada y Virginia apoyaría al actual presidente.

En su declaración, Obama afirmó que está haciendo “lo correcto” y que quiere que “se levante ya la sombra” de sospecha y amenaza permanente sobre quienes llegaron a Estados Unidos siendo niños y, en muchos casos, descubrieron que no eran ciudadanos norteamericanos al solicitar un empleo. Según el presidente, se estima que entre 800.000 y un millón de dreamers (en alusión al proyecto de ley de mismo nombre, Dream Act) entrarían dentro de la nueva legislación bajo este nuevo plan.

Mitt Romney cuestiona las motivaciones (partidarias), el momento (electoral) y la eficacia (dudosa) de la medida. Para el candidato republicano, si el presidente realmente creyera en la necesidad de adelantar esta ley, la habría llevado a cabo hace dos años cuando contaba con la mayoría en el Congreso y no a pocos meses de que la ciudadanía deba elegir al próximo presidente. Al mismo tiempo, califica su anuncio como una reforma provisional y no de largo plazo que no ataca los problemas de fondo de los hispanos: empleo, vivienda, sanidad. Sin embargo, Romney no ha querido responder sobre si revocaría o no la reforma de inmigración. Una iniciativa astuta y llena de posibilidades electorales.

Aunque ha sido, precisamente, la Administración de Obama la que ha batido el récord en deportación de inmigrantes indocumentados. Solo en el 2011 expulsó a más de 396.000, superando la marca de 389.000 alcanzada un año antes. Durante su mandato, se ha deportado a un total de 1,2 millones de sin papeles. Y, en las últimas semanas, el presidente ha hecho todo lo que estaba en su mano para demostrar que si ha habido promesas incumplidas ha sido a causa -únicamente- de que el Congreso no le ha permitido pasar, si no todas, la mayoría de sus iniciativas.
Excusas y explicaciones que pueden no justificar su falta de iniciativa al principio del mandato. No apretó el acelerador de las reformas y, con ello, los republicanos recuperaron mucho poder legislativo en las elecciones de 2010, haciendo que perdiera parte de su magia. Ahora reacciona. Pero puede que sea demasiado tarde y que la instrumentalización electoral del dolor y del drama de los sin papeles acabe también en un desastroso sin votos.

Publicado en: El Periódico de Catalunya (22.06.2012)(blog ‘Born in the USA‘) (versión pdf)

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Deportaciones y votos

  1. Pingback: MMP
  2. Pingback: Jose Laluz
  3. Pingback: Anyi Gelitinines
  4. Pingback: Rodney Brito
  5. Pingback: Rafael Monsanto
  6. Pingback: ukll
  7. Pingback: Alcalde de Jun
  8. Pingback: Rosa c m
  9. Pingback: Alcalde de Jun
  10. Pingback: Petronio Pérez
  11. Pingback: fiorella nuñez
  12. Pingback: Manel Garcia
  13. Pingback: Futesa
  14. Pingback: laniñalospeines

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *