15S: mareas y mareos

Publicado en: El País (15.09.2012) (blog “Micropolítica“)

La palabra ‘marea’ está de moda. Mareas negras (servicios públicos), verdes (educación), moradas (mujeres), naranjas (servicios sociales y dependencia), blancas (sanidad)… han inundado las calles de Madrid hoy en la convocatoria del #15S. Juntas, han mostrado un arco iris en defensa del modelo social, en contra de las reformas (+recortes) del Gobierno del presidente Rajoy, y han exigido un referéndum vinculante para validar o no el actual rumbo que marca el Gobierno. Rajoy ya no podrá volver a decir que nadie se lo ha pedido.

Las mareas van y vienen. Suben y bajan, pero son incesantes, nada las detiene. Son una de las manifestaciones de la naturaleza más sorprendentes y fascinantes. Capaces de hacer retirar el mar de la costa, capaces de cubrirla. Así son hoy las mareas cívicas y democráticas de nuestra sociedad. Se retiran, pero vuelven y -a veces- con más fuerza. Del #15M al #15S. Dieciocho meses de reencuentros de los retales sociales y políticos con los que se están construyendo nuevas realidades de acción, propuesta y, quizás, representación política.

La expresión ‘marea’ para definir estas nuevas marchas, manis o concentraciones está muy bien utilizada y es muy pertinente. Visualiza, con gran plasticidad, la acción política como un oleaje (incesante) y como una subida del nivel del mar (nuevas mayorías, nuevas conciencias, nuevos hartazgos). Una acción política que redescubre el ARTivismo político como una forma más lúdica, participativa e inclusiva de la acción política reivindicativa. Compartir colores (en las camisetas, en las gorras, en los carteles) te identifica y te singulariza. Y permite una rica gama de creatividades y plasticidades en la construcción de mensajes, ideas, símbolos de la nueva acción política.

La ‘marea’ del #15S ha tenido, también, su dimensión digital. No me refiero solo a la gran calidad de hashtags y tuits de gran potencia viral que, junto a otras redes sociales, han contribuido poderosamente al éxito de la convocatoria y la difusión de sus propuestas, sino a la creación del concepto “columna digital”. El #15Scolumnavirtual ha triunfado como expresión de síntesis de la nueva realidad: la que no separa la presencial de la digital, sino que las integra para dar un sentido más completo, profundo y contemporáneo a lo que entendemos por “real”. Hoy muchas personas han participado en la marcha de Madrid gracias a las redes sociales. Y no son sofactivistas acomodaticios de tuit fácil y superficial.

La marea social ha inundado las calles. Veremos la respuesta del Gobierno, del PP y -especialmente- del presidente Rajoy. Esta semana ya tuvo un reflejo provocador y pedante cuando calificó de “algarabía” la manifestación del #11S en las calles de Barcelona. Si aquella histórica y desbordante manifestación fue simplemente ruido, no me atrevo a imaginar qué pensará de la concentración de hoy. Espero que además de prudente, sea respetuoso, consciente y receptivo, y que no se limite a dar como respuesta la irreversibilidad de las reformas (+recortes) realizadas, anunciadas (y previstas). Mostrar insensibilidad e ignorar a la sociedad, agravaría el foso de desconfianza en su capacidad de liderazgo. Un líder no lo es por lo que hace, sino por cómo lo hace.

Ignorar la marea puede derivar en un grave mareo democrático: pérdida del sentido del equilibrio e indisposición permanente. Si Rajoy se aferra al destino como inexorable y presenta la política como la mera ejecución de lo que no se puede escoger o decidir, este mareo acabará en náusea. Y no será la suya.

Enlaces de interés:
Acceder a los artículos anteriores publicados en el blog ‘Micropolítica

Etiquetas: , , ,

Comentarios sobre: 15S: mareas y mareos

  1. Pingback: Jesús Manzano
  2. Pingback: José Manuel Zúñiga
  3. Pingback: Mucha Política
  4. Pingback: Antoni Gutiérrez
  5. Pingback: Marisa
  6. Pingback: Montserrat Boix
  7. Pingback: Marisa
  8. Pingback: Marisa
  9. Pingback: MCarmen Andrés
  10. Una marea imparable hasta conseguir respuestas que cada vez se hacen más difíciles… no importa si de lo que se trata es de inducir al cambio que por lo que se está viendo resulta del todo inevitable.

  11. Pingback: Ángela Paloma Martín
  12. Pingback: Ramón Torre Cañal
  13. Pingback: Sheyla
  14. Pingback: montsebenitobcn
  15. Pingback: Pedro Reina
  16. Pingback: Pablo Navajo Gómez
  17. Pingback: Ana M Aguilar
  18. Pingback: Luciano Guaglianone
  19. Pingback: gallardo
  20. Pingback: Javier Arruñada
  21. Pingback: Empar Pablo Martínez
  22. Pingback: Ester Calderón
  23. Pingback: CCOO PV
  24. Pingback: Rubén Lloria
  25. Pingback: INMACULADA ORTEGA
  26. Pingback: Aurora Martínez
  27. Pingback: Aurora Martínez
  28. Pingback: Miquel Loriz COMFIA
  29. Pingback: CCOO Andalucía
  30. Pingback: ccooicssanitat
  31. Pingback: Miquel Loriz COMFIA
  32. Pingback: xavier ricart
  33. Pingback: belen
  34. Pingback: CCOO-UHU
  35. Pingback: CCOO PV
  36. Pingback: África S. Carnero
  37. Pingback: Victoria
  38. Pingback: Marina Polonio
  39. Pingback: Vicent Esteve
  40. Pingback: Remedios García
  41. Pingback: Remedios García
  42. Pingback: Remedios García
  43. Pingback: Glòria Fígols Martín
  44. Pingback: Maria del Mar
  45. Pingback: Carles Garcia
  46. Pingback: Pilar Trujillo Aguil
  47. Pingback: emilio ramos rodrigu
  48. Pingback: La Red Pública
  49. Pingback: Antoni Gutiérrez-Rubí » Aretha Franklin contra Ignacio González
  50. Pingback: Antoni Gutiérrez-Rubí » Ocho claves de la confianza política
  51. Pingback: Antoni Gutiérrez-Rubí » iPancartas y transpolítica
  52. Pingback: Antoni Gutiérrez-Rubí » Las semillas del #15M

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.