Errores y oportunidades

Publicado en: El Periódico de Catalunya (21.09.2012)(blog ‘Born in the USA‘)

Las crisis son el escenario perfecto para dar a conocer a un candidato. No hay ensayos, sondeos, o estudios que valgan. No hay tiempo. No hay planificación. Las crisis son la demostración más sincera del verdadero líder en tiempo real.

Quedan menos de 50 días de campaña y parece que el candidato republicano va de mal en peor. En más de una ocasión, se ha visto obligado a a dar explicaciones de lo dicho anteriormente; sus incontables meteduras de pata podrían ser un eslogan de campaña en sí mismo. Su última crisis, la filtración de un vídeo donde descalificaba a los simpatizantes de Obama, le ha vuelto a dejar en evidencia. Cuando la mayoría de la gente todavía se pregunta quién es Mitt Romney son estas circunstancias las que terminan por definirle, aunque su esposa se empeñe en decir que vivían de atún y pasta y que eran pobres.

Ofender a los latinos -el grupo demográfico que más rápido crece en el país-, menospreciar a los simpatizantes de Obama (acusándoles de ser parásitos de los recursos federales) y exponer su conservadurismo más puro en un solo minuto, no ha tenido precio para el equipo de campaña del actual presidente.

El vídeo se publicó el lunes por la mañana. Por la noche, Romney ya había convocado una rueda de prensa -algo que hasta ahora no había hecho- para lidiar con esta crisis. El candidato mantuvo su posición, reafirmó sus comentarios, aunque admitió que no estaban hechos con la mayor elocuencia, dejando en evidencia que llevaba divagando un buen rato.

Por otro lado, se hace difícil equiparar su retórica a la del presidente, quien habló por primera vez del tema en el programa de David Letterman. Elocuente, como siempre, dijo que los ciudadanos entienden que los candidatos cometen errores en campaña, incluso hizo referencia a una situación parecida a la que tuvo que enfrentarse en su campaña del 2008, cuando se filtró un audio en el que decía que las personas de las zonas rurales se aferraban a sus armas y a la religión cuando se veían enfrentados a lo que no conocen. Dijo, además, que si hay algo que ha aprendido estos últimos cuatro años, es que cuando se es presidente de EEUU, se es de todos los norteamericanos, una respuesta sutil, elegante y sin ninguna alusión o crítica directa al candidato republicano.

Mientras Obama utiliza la sutileza, su equipo ha liderado una fuerte campaña de ataque contra Romney, a partir del mismo vídeo, publicando infografías que enfatizan que el presidente gobierna para todos (“no dejamos a nadie atrás, no miramos hacia atrás (aludiendo claramente a su eslogan de campaña Forward), tiramos todos hacia adelante”, “a pesar de que no votaron por mí, escucho sus voces”), enviando emails personalizados con la firma de su directora de campaña, Stephanie Cutter, cuestionando los valores de Romney, con enlaces a vídeos que presentan la opinión de los estadounidenses sobre el suceso, creando minisites del tema y -¿por qué no?- pidiendo donaciones. Obama aprovecha siempre los errores del adversario, aunque no siempre sus propias oportunidades.

Mientras, Romney intenta sacarse de encima la losa desviando la atención con una filtración de un audio de 1998 que muestra al presidente diciendo que cree en la redistribución de la riqueza (alimentando la vieja consigna de que Obama es “socialista”). Pero, quizás, sea demasiado tarde. Romney pretende recuperar terreno presentando dos modelos de gobierno, situando al presidente como un líder que aboga por un gobierno burocrático, que no entiende de negocios y economía, y que busca controlar la libertad de las personas.

Obama ha ganado las convenciones (la suya y la republicana), gana en las encuestas en los Estados decisivos, gana en el ritmo y relato de la campaña y ya empieza a volver a liderar la recaudación. Está muy cerca, pero todavía no está hecho.

Etiquetas: , ,

Comentarios sobre: Errores y oportunidades

  1. Pingback: Jesús Manzano
  2. Pingback: Pablo Sopena
  3. Pingback: Benigno Piñera
  4. Pingback: Benigno Piñera
  5. Pingback: Alejandro Moledo
  6. Pingback: Miquel Rovira
  7. Pingback: Laura Teruel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.