InicioComunicaciónComPolEl triunfo de Obama en 14 imágenes

El triunfo de Obama en 14 imágenes

El ‘Cuaderno del Domingo’ mostraba las fotografías que mejor han reflejado el éxito de los demócratas en las elecciones de Estados Unidos, con el título ‘El triunfo de Obama según 14 analistas‘.

«El éxito del presidente estadounidense vuelve a insuflar aires de esperanza tras una jornada electoral que dejó muchas imágenes para la historia. Catorce articulistas eligen las fotos más significativas de los comicios e interpretan el significado de un resultado electoral que muchos ponían en duda y que las urnas han refrendado con claridad. Son una selección de fotografías que simbolizan el impacto de un triunfo electoral con consecuencias directas para todo el planeta. Con el punto de vista de Isabel Coixet; Nacho Corredor; Ramón De España; Carlos Elordi; Juan Fernández; Josep M. Fonalleras; Albert Guasch; Antoni Gutiérrez-Rubí; Marta López; Ricardo Mir de Francia; Idoya Noain; Jordi Puntí; Emma Riverola; y Juan Villoro.»

Mi análisis en concreto fue sobre esta imagen:
El ángel protector que no falla nunca
El Presidente ha ganado, pero esta vez no habría podido hacerlo sin Michelle Obama, sin Bill Clinton y sin Joe Biden. Cómplice, mentor y guardaespaldas, respectivamente. En el 2008, un popular pero inexperto Barack Obama necesitaba un golpe de efecto para mejorar sus puntos débiles. Joe Biden fue la solución como candidato vicepresidencial. El católico de origen irlandés, nacido en un ambiente de clase trabajadora, aportó el bagaje internacional y el conocimiento de los entresijos de Washington. Un veterano detrás de una estrella.

En estas elecciones, cuando las cosas se torcieron tras el desastroso primer debate, Biden fue capaz de aguantar el tipo en el debate de candidatos vicepresidenciales. Su descaro, sus tablas y su ofensiva constante desarmaron —parcialmente— al ordenado y frío Paul Ryan. La desconcertante palabra «malarkey» (que significaría en irlandés algo así como «esto es habladuría sin sentido») se convirtió en un símbolo en las redes. Se trataba de sorprender y lo consiguió. No ganó claramente el debate, pero devolvió el entusiasmo y la energía a las bases y a los equipos de campaña que seguían noqueados después del fracaso del presidente. Obama recuperó el ánimo.

Biden ha dejado una frase talismán y antológica en esta campaña: «Osama Bin Laden está muerto, y la General Motors está viva», en alusión a la ayuda automovilística de la Administración demócrata. El guardaespaldas no ha fallado. Ha estado detrás, protegiendo y aguantando a su jefe, según la ocasión. Es un ganador.

Publicado en: El Periódico de Catalunya (El Cuaderno del Domingo, 11.11.2012)(versión pdf)

Otros contenidos

Desconfianza y juventud

La confianza social se está volviendo cada vez más difícil de establecer y mantener. Y la pandemia de la covid podría haber agudizado, especialmente,...

Especial Foro de Davos 2022

Desde el lunes 23 y hasta el 26 de mayo se celebrará la Reunión Anual del Foro Económico Mundial bajo el lema La historia...

Sonambulismo

El sonambulismo es un trastorno del sueño por el cual las personas que lo padecen son capaces de desarrollar actividades muy diversas, con distinto...

9 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.