Take Action

Internet permite que todos los usuarios puedan expresarse, crear contenido, obtener y compartir información. Internet es libre: ningún Gobierno, usuario u organización controla la Web. La Red conecta el mundo. En la actualidad, más de dos mil millones de personas están conectadas. Esta cifra representa prácticamente un tercio de la población mundial. Las herramientas tecnológicas, como instrumento de la Sociedad Red, posibilitan a los ciudadanos una organización ágil y eficaz, más allá de las fórmulas tradicionales. Sin duda el actual escenario de crisis política ha acentuado la aceleración de estos movimientos sociales, que reorganizan la estructura de poder.
Los ciudadanos organizados son capaces de influir en la agenda política y obligan a los medios de comunicación de masas a escuchar la voz de la calle. Hablamos de una nueva ciudadanía digital, de nuevos actores sociales que irrumpen en el panorama mediático y en la construcción de esta agenda pública, con la inusitada fuerza, legitimidad y visibilidad…de un fenómeno creciente, el de la política vigilada.

A pesar de ello, cada vez existen más medidas represivas en contra de la libertad de Internet. Hay 42 países en los que se censura y se filtra el contenido publicado en la Red. Solo en los dos últimos años, los Gobiernos han promulgado 19 nuevas leyes en contra de la libertad de expresión en Internet.

En las próximas semanas, además, se cierne una amenaza grave a esa libertad. El próximo 3 de diciembre, y hasta el 14, se reúne en Dubai la International Telecommunication Union (ITU), que congregará a reguladores de todo el mundo para volver a negociar un tratado de comunicaciones que ya tiene varias décadas de antigüedad. En esta reunión, formada solo por países, se espera que algunos gobiernos, especialmente China, Rusia, India, Pakistán, México y Brasil intenten llegar a acuerdos con los que aumentar la censura y regular la Red, siempre, “ante situaciones extraordinarias” que por supuesto no se especifican. Como también indica Enrique Dans: “La conferencia de la ITU es el último gran intento de ‘lo viejo’ para tomar el control sobre ‘lo nuevo‘.»

Algunas propuestas podrían permitir que los gobiernos censuren información legítima e, incluso, impedir el acceso a Internet. Otras pretenden que servicios como YouTube, Facebook y Skype paguen nuevas tarifas para llegar a usuarios de otros países. De esta forma, se podría limitar el acceso a la información, especialmente en los mercados emergentes.

Ante esta amenaza a la libertad en Internet, Google ha lanzado la iniciativa Take Action, para implicar a todos los usuarios contra este intento de regulación de la Red. Con esta iniciativa se pueden conocer los peligros de esta reunión y presionar para que la Red siga siendo libre. #freeandopen

Vídeos de interés:

(Este otro vídeo vía Enrique Dans)

Artículos de interés:
Vinton Cerf alerta de la amenaza que se cierne sobre Internet (El País, 28.11.2012)

Otros contenidos

Especial Foro de Davos 2022

Desde el lunes 23 y hasta el 26 de mayo se celebrará la Reunión Anual del Foro Económico Mundial bajo el lema La historia...

Sonambulismo

El sonambulismo es un trastorno del sueño por el cual las personas que lo padecen son capaces de desarrollar actividades muy diversas, con distinto...

Democracia previsible

En ocasiones, cuando se utiliza el adjetivo plausible se hace como sinónimo de posible. Y no es exactamente lo mismo. Los matices importan y,...

28 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.