La foto de Rajoy, otro error

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro irlandés y presidente de turno de la UE, Enda Kenny, recorrían ayer tarde los espacios más significativos de la Alhambra antes de mantener una reunión.

Mientras le esperaba, Rajoy estaba solo, en el palacio de Carlos V. Los medios aprovecharon para fotografiarle y esa imagen ha sido portada de El Mundo y de La Gaceta, también se ha visto en las páginas interiores de otros diarios, como El País (fotografía que ilustra esta entrada).

La evocación de la imagen de los políticos –y de las emociones que representan– es una base importante en la percepción política de la ciudadanía. Por ello, es indispensable cuidar las fotografías que se pueden tomar en un determinado contexto o en un momento muy marcado por la actualidad de los acontecimientos. En esta imagen, publicada hoy, lo que se ve puede llevar a distintas percepciones: se le ve solo (y podría interpretarse como que está aislado); se le ve cabizbajo (pudiera parecer desbordado); se le ve mirando al suelo (podríamos pensar que anda perdido…). Esta variedad de posibles lecturas  proyecta una visión del Presidente que no ayuda para nada, en la situación en la que estamos, en la que se espera de él un liderazgo fuerte, sin lugar a dudas, divagaciones, ni dobles lecturas.

La imagen de Rajoy, en soledad, recuerda mucho a las imágenes de George Bush antes de llegar a New Orleans después del Katrina, o a las de Zapatero en más de una ocasión.

Sin embargo, también hay buenos ejemplos de cómo ser «cuidadoso» con las imágenes. Uno de ellos, protagonizado por Barack Obama en 2010, durante su complicada visita al Golfo de México después del accidente y del derrame de petróleo. De ese viaje se publicaron 10 fotografías, pero solo una de ellas se subió al Flickr oficial (desde donde los ciudadanos y los periodistas suelen sacar sus imágenes). En la fotografía publicada, Obama aparece hablando –en el centro de la imagen– como si buscara transmitir la idea de líder que se hace cargo de la situación:

Sin embargo, el resto de imágenes no proyectaban esa idea, sino más bien la de un político solo  ante (y con) los problemas.

Esta imagen no fue difundida, ni se dejó que se difundiera.

Publicado en: Pie de foto

Etiquetas:

Comentarios sobre: La foto de Rajoy, otro error

  1. Pingback: CRITERIABLOG
  2. Pingback: Antoni Gutiérrez
  3. Pingback: Mardú Marrón
  4. Pingback: ♣ Samantha Seco
  5. Pingback: Juanjo López
  6. Pingback: Astrid Portero
  7. Pingback: Alberto
  8. Pingback: Javier Losada
  9. Pingback: CincoTriana
  10. Pingback: José Juan
  11. Pingback: Manuel Delgado
  12. Pingback: Xavier R. Franco
  13. Pingback: F. Xavier Ponsa
  14. Antoni, excelente reflexión acerca de la foto de Rajoy en Granada. Si tomamos en consideración que la foto fue tomadas horas después de que el núcleo duro de su Gabinete presentara sus previsiones acerca del crecimiento y del paro, esa foto desvela su actitud y aptitud para afrontar situación de desastre. Situación que vemos todos menos Floriano, Aguirre y la ministra de Empleo.

  15. Pingback: Antoni Gutiérrez
  16. Pingback: Suso López Fernández
  17. Pingback: Sintetia
  18. Pingback: Sebastián Puig
  19. Pingback: Isabel
  20. Pingback: Etica con aspirinas
  21. Pingback: Eduardo Arróniz
  22. Pingback: Carlos Aurelio VG
  23. Pingback: Antoni Gutiérrez
  24. Pingback: Antoni Gutiérrez
  25. Pingback: Eli Gallardo
  26. Pingback: Esther Luque
  27. Pingback: Isabelita
  28. Pingback: Miguel Ángel Matilla
  29. Pingback: Gerardo Guerrero
  30. Pingback: Juan López de Uralde
  31. Pingback: Carlos C. Ungría
  32. Pingback: Rosa Llacer Osorno
  33. Pingback: Santiago Saiz
  34. Pingback: Alba Chaparro
  35. Pingback: Emilio Martínez Marc
  36. Pingback: Marcos Nebreda
  37. Pingback: Tercera República
  38. Pingback: Tercera República
  39. Pingback: Juan Bueno Jiménez
  40. Pingback: Anahí Menéndez
  41. Pingback: Sergio Bang
  42. Pingback: Maica G.Quintanilla
  43. Pingback: Rosana Claver Fraile
  44. Pingback: Rafael Salas
  45. Pingback: Alexandra Guerrero
  46. Pingback: Milena Herrera
  47. Pingback: Pedro Silverio
  48. Pingback: Laura
  49. Pingback: Marta Díaz
  50. Pingback: the LOBBY ROOM
  51. Pingback: Emilio Parrera
  52. Pingback: Projection Code
  53. Pingback: David H Corrochano
  54. Pingback: Manel Gómez València
  55. Pingback: Rafael Ordóñez
  56. Pingback: MARKEL BILBAO-MATÉ
  57. Pingback: Rubén Juan Serna
  58. Pingback: Sergio Sánchez Moya
  59. Pingback: Otro Matías
  60. Pingback: Gustavo Dalmasso
  61. Pingback: Luis Ansorena
  62. Pingback: gaspar muñoz
  63. Pingback: Plasmariano Presi
  64. Pingback: Sergio Soto
  65. Pingback: Borja Ventura
  66. Pingback: Javier Domínguez
  67. Pingback: MªCarmen Gómez
  68. Pingback: Marta Vivancos
  69. Pingback: José Juan
  70. Pingback: amaiadeesteban
  71. Pingback: Pilar Prado
  72. Pingback: Víctor Gil Puértolas
  73. Pingback: Raquel Querol Bello
  74. Pingback: Carme Padilla
  75. Pingback: eraser juⒶnjo * ✘ ★
  76. Pingback: David Saura Ramiro
  77. Pingback: MMP
  78. Pingback: MMP
  79. Pingback: Sergi Sabaté
  80. Pingback: Alberto Martín Bravo
  81. Pingback: Jesús Díaz ™
  82. Pingback: Juan C. Romero
  83. Pingback: Mar Vázquez Lorca
  84. Pingback: Javier Pedraza
  85. Pingback: Antoni Gutiérrez-Rubí » Juntos, ¿y revueltos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.